México
PERIÓDICO CENTRAL

No sólo saquean Pemex: asaltos en carreteras federales de la zona huachicolera suben 322%

24/05/2017 - 5:30 pm

En los municipios que integran el Triángulo Rojo —Acajete, Amozoc, Acatzingo, Tepeaca, Quecholac, Tecamachalco, Esperanza, Tecali de Herrera, San Salvador el Seco, Huixcolotla, Palmar de Bravo, Los Reyes Juárez, Cañada Morelos — y en San Martín Texmlucan, durante el primer cuatrimestre del 2016, se registraron 83 robos en sus carreteras. Mientras que para el primer cuatrimestre de 2017, se presentaron 268 atracos, un incremento del 322 por ciento.

Alejandro es comerciante y viaja 2 veces por semana a Tehuacán. Dice que desde que incrementó el robo de hidrocarburos y la inseguridad en el Triángulo Rojo, las carreteras federales y hasta la autopista que van al estado de Veracruz se han convertido en un peligro a todas horas pero más por las noches.

Por Yonadab Cabrera

Ciudad de México/Puebla (SinEmbargo/PeriódicoCentral).– Las carreteras federales que conectan a Puebla con Orizaba y con Perote se han tornado peligrosas en los tramos que atraviesan por los municipios del Triángulo Rojo, pues los robos han incrementado en un 322 por ciento —sobre todo a transporte de carga y camionetas pick up— de acuerdo con los últimos datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, al primer cuatrimestre de 2017.

Según la información consultada por Periódico Central, en los municipios que integran el Triángulo Rojo —Acajete, Amozoc, Acatzingo, Tepeaca, Quecholac, Tecamachalco, Esperanza, Tecali de Herrera, San Salvador el Seco, Huixcolotla, Palmar de Bravo, Los Reyes Juárez, Cañada Morelos — y en San Martín Texmlucan, durante el primer cuatrimestre del 2016, se registraron 83 robos en sus carreteras.

Mientras que para el primer cuatrimestre del 2017, los robos en las carreteras de estos municipios, las cuales van principalmente a Veracruz, se presentaron 268 atracos, es decir hubo un incremento del 322 por ciento.

Las principales víctimas de las bandas de delincuencia que roban en las vías de comunicación son los transportes de carga y las camionetas pickup.

El caso que más ha llamado la atención es el de la familia Vázquez, asaltada en la autopista México- Puebla a un kilómetro de la caseta de San Martín Texmelucan el pasado 2 de mayo, cuando una banda de delincuentes la interceptó y para robarles la camioneta en la que viajaban, los ladrones mataron a un bebé de 2 años y violaron a una mujer y a una niña de 14 años.

Desde el enfrentamiento entre militares y huachicoleros la noche del pasado 3 de mayo en Palmarito Tochapan, en el que 10 personas murieron: 4 militares, 6 civiles entre ellos una mujer de 47 años y un menor de 17; los operativos en las carreteras del Triángulo Rojo han incrementado.

Incluso, el Ejército ha montado varios retenes en las vías de comunicación. Por ejemplo, en la carretera de Tecali que va a Tehuacán, en la federal a Tehuacán que pasa por Tepeaca y Tecamachalco, entre otras, la federal a Orizaba y en la de Perote.

LAS CARRETERAS MÁS PELIGROSAS

Con base en las cifras de asaltos de los que tiene registro el Sistema Nacional de Seguridad Pública, los tramos carreteros más peligrosas son las de Amozoc y Esperanza. Cabe mencionar, que por estos 2 municipios pasa la carretera federal a Orizaba.

En el primer cuatrimestre de 2017, Amozoc registró 48 asaltos en sus carreteras y en el mismo periodo pero de 2016 la incidencia fue de 11 asaltos. Mientras que Esperanza registró 76 robos en sus vías de comunicación durante el primer cuatrimestre del 2017 y en el mismo lapso pero de 2016 alcanzó 9.

Palmar de Bravo alcanzó una cifra de 25 asaltos en carretera entre enero y abril del 2017, mientras que en el mismo periodo del 2016 fueron 14. San Martín tuvo 28 asaltos en sus carretas en el mismo lapso y en 2016 registró sólo 3. Quecholac tuvo 17 robos de enero a abril de este año y en el 2016 registró 11.

Tecamachalco registró en el primer cuatrimestre de 2017 7 robos y en el mismo periodo pero del 2016 tuvo 3 asaltos. Mientras que en Tepeaca hubo 11 robos en sus carreteras de enero a abril de este año y en el mismo lapso del año pasado fue de 9 asaltos.

En Acatzingo la incidencia de enero a abril de 2017 fue de 20, en tanto que en 2016 durante el mismo periodo fue de 11 robos en sus carreteras. En San Salvador El Seco fue de 15 robos en sus carreteras durante el primer cuatrimestre del 2017, y de enero a abril pero de 2016 fue de 5.

EL TEMOR DE LOS POBLADORES

Alejandro es comerciante y viaja 2 veces por semana a Tehuacán. Dice que desde que incrementó el robo de hidrocarburos y la inseguridad en el Triángulo Rojo, las carreteras federales y hasta la autopista que van al estado de Veracruz se han convertido en un peligro a todas horas pero más por las noches, por lo que cada vez que viaja tiene que “rogarle a Dios que no le pase nada”.

Por más que su familia le ha dicho que ya no viaje y menos de noche, él no encuentra otra manera de ganarse la vida, pues lleva más de 20 años como comerciante y señala que las carreteras poblanas han dejado de ser seguras. Hace unos meses, sólo se veían a las orillas de las vías de comunicación unas chozas improvisadas en las que los huachicoleros vendían el combustible robado, pero poco a poco se ha ido agravando la situación.

Ahora la inseguridad se ha apropiado de la autopista Puebla- Veracruz, la carretera federal a Tehuacán, la carretera que va a Tepeaca y Tehuacán por Tecali, la carretera federal a Perote, la vía corta a Xalapa, así como la autopista Cuacnopalan- Oaxaca, todas ellas pasan por los municipios del Triángulo Rojo.

De acuerdo con el comerciante, tras el operativo de los militares en Palmarito Tochapan el pasado 3 de mayo, ahora tanto militares como huachicoleros patrullan las carreteras y autopistas que atraviesan por esa región.

Al principio tomaba la autopista Puebla- Veracruz, pero al ver que había diferentes convoy de militares, pero además camionetas con varios sujetos abordo recorriendo la autopista, dejó de usarla.

Luego decidió usar la carretera federal a Tehuacán, cuyo trayecto es por Tepeaca, Tecamachalco, Cuapiaxtla, Amozoc, entre otros. Dice que allí es frecuente ver por las noches camionetas estacionadas a la orilla de la vialidad, también con varios sujetos a bordo quienes patrullan la carretera por zonas.

Y la semana pasada, decidió transitar por la carretera de Tecali que de igual forma lleva a Tehuacán. Allí se encontró un retén de militares, que paraba todas las camionetas tipo pick up, vehículos sin placas o con placas de otras entidades.

Otra carretera que se ha convertido en un riesgo para los poblanos y la gente que la transita es la federal a Perote, que también pasa por Amozoc, Tepeaca, Acatzingo, El Seco, Alchichica y se desvía hacia el estado de Veracruz, pues es una zona en la que se comercializa el combustible robado.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE PERIÓDICO CENTRAL. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas