Minecraft: Dungeons, toma todo lo que conocemos de Minecraft, desde lo más básico hasta los aspectos más complejos y por supuesto, muchos diseños desde armar personajes, armaduras y hechizos que ya conocemos. A lo largo de nueve niveles, más algunos niveles secretos, el juego te llevará por un recorrido bastante desafiante durante unas 6 u 8 horas de juego.

Ciudad de México, 24 de mayo (SinEmbargo).- Han pasado 10 años del lanzamiento de Minecraft, cuando, el ahora fenómeno global, contaba con un juego básico con solo 32 bloques para construir lo que quisiéramos con sólo imaginarlo y pasar horas construyendo; una base que ha ido evolucionando a lo largo de los años y con la adición de muchísimos elementos al juego, pero manteniendo la misma esencia de construir. Minecraft: Dungeons puede marcar un nuevo camino dentro de la franquicia, aunque los juegos totalmente independientes, podría ser este el mejor camino que la franquicia pudiera tomar, después de una década.

Es difícil pensar en una segunda entrega de Minecraft con tantas actualizaciones a lo largo de los años y con una actualización visual recientemente con Minecraft RTX; sin embargo, esto nos lleva a creer que el juego aún tiene muchos años por delante, sin necesidad de una secuela directa. Minecraft: Dungeons, toma todo lo que conocemos de Minecraft, desde lo más básico hasta los aspectos más complejos y por supuesto, muchos diseños desde armar personajes, armaduras y hechizos que ya conocemos.

La historia del juego, nos presenta a un aldeano que buscaba un hogar, pero era rechazado por los integrantes de la aldea, hasta que un día lleno de odio y rencor, caminó y caminó hasta encontrar un castillo que contenía el “orbe de la dominación”, el cual corrompió el pequeño aldeano dándole poderes sobre naturales para convocar enemigos y aterrorizar a todos los pueblos que lo rechazaron. Aquí es donde entramos nosotros a formar parte de la historia, tendrás que derrotar a los enemigos a lo largo de cada parte del mapa hasta llegar con el “archi-aldeano” para derrotarlo y devolver la paz al mundo de Mineacraft: Dungeons.

En el juego podremos obtener diferentes piezas de armadura. Foto: Especial

A lo largo de nueve niveles, más algunos niveles secretos, el juego te llevará por un recorrido bastante desafiante durante unas 6 u 8 horas de juego, sin embargo, jugando el título de manera cooperativa con hasta 3 personas más, seguramente podrás terminarlo en mucho menor tiempo. El juego en sí es bastante desafiante a lo largo de cada nivel y sobre todo siendo la primera vez que lo juegas, ya que, conforme avances en la historia y en el nivel de tu personaje, el juego aumentará su dificultad al mínimo posible dependiendo de tu poder de ataque, haciendo que tal vez tengas que repetir algunos niveles en varias ocasiones hasta por fin pasarlos, esto hace del juego un gran desafío, caso contrarió a muchos juegos del género donde la opción de cambiar de dificultad siempre está disponible, pero Minecraft: Dungeons pone un alto a esto y quiere que de verdad sufras hasta lograrlo. Tal vez el punto más débil del modo cooperativo es la falta de un modo “online con matchmaking” ya que, si no tienes amigos que estén jugando el juego, tendrás que enfrentarlo por ti solo.

En el juego podremos obtener diferentes piezas de armadura, cada una con una rareza diferente y con encantamientos adicionales que podrás protegernos, realizar daño extra o simplemente darnos más resistencia en el combate. Además de la armadura, podremos portar dos armas, un arco como arma a distancia y una espada, pico, hacha, mazo y más como arma de corta distancia, donde al igual que las armaduras, podremos encantar nuestras armas para darles mayor distancia, algún efecto de fuego o electricidad o un daño adicional; elementos que al momento del combate y en niveles de dificultad superior será casi obligatorios si es que quieres sobrevivir a dicho nivel.

A lo largo de nueve niveles más algunos niveles secretos el juego te llevará por un recorrido bastante desafiante. Foto: Especial

En cuanto al diseño de niveles, la realidad es sorpresiva, ya que cada uno de los niveles se sienten diferentes y desafiantes, siendo cada zona una representación diferente, con un bosque, un desierto, un calabozo o un mundo de lava, los cuales a su vez representan un gran guiño a la comunidad de Minecraft que seguramente reconocerán ciertas creaciones u objetos del mundo original. Además del diseño del mundo, también tendremos varios objetos que hemos visto con anterioridad y que nos recordaron en cada avance de nuestro personaje el título que estamos jugando.

Tal vez el punto más débil del juego es que carece de un propósito final después de terminada la historia, ya que aún no tenemos un panorama bastante claro de qué sigue en el juego y por más que podamos pasar los mismos niveles una y otra vez, no sería suficiente para mantener nuestra atención dentro del juego. Sabemos que el juego tendrá un par de expansiones más,  pero aún no sabemos en qué fechas podrán llegar. Minecraft: Dungeons es una original entrega dentro de un gran universo que tiene un futuro bastante prometedor, lleno de mucha diversión y grandes desafíos.