“El asesinato de Sócrates”: una novela sobre el padre del humanismo

24/06/2017 - 12:04 am

Marcos Chicot, finalista del Premio Planeta, relata una guerra encarnizada entre Atenas y Esparta. Madres que luchan por sus hijos, amores imposibles y soldados tratando de sobrevivir se entrelazan de un modo fascinante con los gobernantes, artistas y pensadores que convirtieron Grecia en la cuna de nuestra civilización.

Ciudad de México, 24 de junio (SinEmbargo).- A lo largo de las páginas de esta absorbente novela, brilla con luz propia la figura inigualable de Sócrates, el hombre cuya vida y muerte nos inspiran desde hace siglos, el filósofo que marca un antes y un después en la historia de la humanidad.

Marcos Chicot (Madrid, 1971), finalista del Premio Planeta con esta novela, antes había realizado  El asesinato de Pitágoras, un thriller histórico que primero publicó en la red y luego en Duomo Ediciones, marcando sus propios récords y tratando de vivir de los best sellers, algo obligado por su hija, Lucía, paciente del síndrome de Down.

A lo largo de su carrera literaria, Chicot ha ganado el Premio de Novela Francisco Umbral, el Premio Rotary Internacional de Novela y con El asesinato de Pitágoras ha obtenido el Premio per la Cultura Mediterranea 2015 a la mejor novela publicada en Italia.

Por este mismo título, la ciudad de Crotona le ha otorgado la distinción Encomio Solenne y en formato digital ha sido la novela en español más vendida del mundo en el periodo 2013-2016.

Esta es la historia de un novelista empeñado en vivir de la literatura y que entre otras cosas pertenece a la organización Mensa, donando el 10% de lo que obtiene con sus novelas a organizaciones de ayuda a personas con discapacidad.

­­“Llevo 20 años escribiendo novelas, soy economista de profesión, soy psicoanalista y mi hobbie era escribir literatura, hasta que en 2009 nació mi hija Lucía, que padece síndrome de Down. Para intentar garantizar su futuro, abandono mis carreras, para dedicarme a hacer una novela especial, que el lector sintiera que era algo especial”, cuenta Marcos Chicot.

¿Un futuro relegado al éxito de las novelas? ¿Ese era el objetivo del escritor?

“El futuro de una novela depende boca a boca. Lo intenté con El asesinato de Pitágoras, con un primer nivel dedicado al entretenimiento, apretar al lector y no soltarlo. El otro nivel era la parte histórica, que tuviera un fin en sí mismo, es un protagonista más de la novela. El tercer nivel era incorporar la vida de uno de los grandes maestros que ha tenido la humanidad”, relata.

–¿Y entonces qué hiciste?

­–Lo que intenté era el Premio Planeta, era el mayor de la literatura hispánica. Lo presenté, pensé que había integrado los tres niveles, que todo fuera trama y estaba muy confiado. Quedé como cuarto finalista, pero no lo publicaron. Antes publicaban los primeros cinco, pero a raíz de la crisis editorial, ya sólo publican los dos primeros. Justo en 2012 aparece el tema de Internet y se me ocurre ponerla como e-book para intentar llamar la atención de alguna editorial. Lo hice y al día siguiente vendo uno, al día siguiente dos, a la segunda semana se pone en el top 100 y al mes siguiente es la número 1 en España. Ahí empiezan a llamarme las editoriales, demostrando el grado de atención que tienen estas empresas con el mundo de Internet. La primera que me llama es de Corea, la segunda es de Polonia y luego me llama una editorial de Italia, Duomo Ediciones, a quien le puse todas mis condiciones, me dijeron que sí y aquí estoy.

–¿Cómo fue la ganancia por Internet?

–Fue buena. A partir de que se coloca como un número uno me empieza a dar un sueldo, no me tapaba todos los agujeros, pero ya comenzaba a vivir. El asesinato de Pitágoras es uno de los más vendidos en literatura española en Internet. Una novela que habla de filosofía, de la Grecia antigua, de matemáticas, algo que me dice que los lectores quieren aprender.

Una novela sobre el padre del humanismo. Foto: Especial

–¿Y cómo fue El asesinato de Sócrates?

–Plantearme un escalón más grande, una novela que te entretenga mucho, a la época más esplendorosa de Grecia y luego ir otra vez al Premio Planeta. Me presenté, quedé finalista y ya tengo la novela publicada.

–Pitágoras y Sócrates son dos personajes que mantienen su vigencia, no pasan en la historia

­–Es una vigencia absoluta, porque nos dan lecciones que son adaptables para el ser humano en cualquiera de las épocas. En el caso concreto de Sócrates, mucho de lo que dice es en relación con la sociedad –no hay que olvidar que es el padre del humanismo- y mucho de política, de la primera democracia del mundo. Sócrates lucha mucho y es muy crítico del sistema democrático y esa es una de las razones de su muerte. En la novela, es una explicación de por qué murió y una de ellas es que era un personaje muy incómodo, invitaba a cuestionarse, a ponerlo todo en tela de juicio.

–Este asesinato de Sócrates te sirve también para aplicar a la realidad que vivimos

–Sí, efectivamente. Por una parte yo intento de que el lector viva en el presente, quiero que se convierta en una vivencia para ti. Por otra parte, las condiciones políticas, los debates, son los mismos que en la actualidad. Es una novela que invita mucho a la reflexión.

–Otra de las cosas es que Sócrates no se ve como a un prócer, sino como a un hombre

­–Él era así realmente. No quiero que veas a Sócrates como a un busto en un museo, pues él era esencialmente una persona. Lo que quiero es que el lector lo comprenda, que vea cuál fue su proceso y el valor que tenía, que lo vea como a una persona, un hombre que se casa con una mujer mucho más joven, su vida doméstica, su vida en el mercado, con sus amigos, cómo sufre cuando muere alguno de ellos, un soldado, que no se ve normalmente pero él llevaba una vida militar. Era robusto, valeroso y al menos en tres batallas que relato en la novela fue un hombre valiente.

­–Haces esto en homenaje a tu hija, pero también te gusta

–Sí, le debo todo a ella. Durante los últimos siete años he trabajado todos los fines de semana, catorce horas diarias y ha valido la pena. Mi niña no ha venido con un pan bajo el brazo, sino con dos best sellers por lo mínimo. Lo que he recuperado en el último tiempo es la emoción por volver a escribir y tengo esa energía.

Mónica Maristain
Es editora, periodista y escritora. Nació en Argentina y desde el 2000 reside en México. Ha escrito para distintos medios nacionales e internacionales, entre ellos la revista Playboy, de la que fue editora en jefe para Latinoamérica. Actualmente es editora de Cultura y Espectáculos en SinEmbargo.mx. Tiene 12 libros publicados.