Las autoridades de Pemex dieron a conocer el estado de salud que tienen las personas internadas en sus centros médicos a causa de la COVID-19; luego de realizar 4 mil 862 pruebas de diagnóstico para confirmar a 2 mil 818 infectados.

Ciudad de México, 24 de junio (SinEmbargo).- Petróleos Mexicanos (Pemex) informó sobre el estado de salud que guardan las personas infectadas por coronavirus que están internadas en los hospitales de la empresa.

A través de un comunicado, las autoridades de la paraestatal detallaron que de 750 mil derechohabientes de Pemex, se han detectado 10 mil 628 casos sospechosos por COVID-19; se han realizado 4 mil 862 pruebas de diagnóstico, que han permitido descartar la enfermedad a 2 mil 44 personas y confirmar el virus en 2 mil 818.

Entre los casos positivos, mil 744 personas han sido dadas de alta; 448 continúan en aislamiento domiciliario; 106 están hospitalizados en un pabellón aislado, y 27 están recibiendo cuidados en terapia intensiva.

Gracias a la política de la empresa productiva del Estado de que los trabajadores son el activo más valioso, se ha evitado con su estrategia la propagación y los contagios entre los empleados.

Por otro lado, Pemex ha lamentado la defunción de 493 personas durante la emergencia sanitaria, de los que 143 eran jubilados, 161 familiares y 5 externos.

La campaña “Pemex más cerca de ti” tiene el objetivo de acercar los servicios de salud a los pacientes para asesorarlos sin que tengan que salir de su casa.

Por medio de videoconferencias, los profesionales de la salud dan seguimiento médico a los derechohabientes que lo requieran.

Hasta el momento, se han atendido a 7 mil 231 personas, entre las que se han identificado 2 mil 825 síntomas respiratorios, 483 asesorías para resurtimiento de recetas, mil 313 consultas de salud mental y 2 mil 610 padecimientos diversos.

Por último, las autoridades de Pemex reconocieron la responsabilidad, disciplina y solidaridad de toda la comunidad petrolera que han permitido mantener el surtido de combustibles en el país; pero también al personal médico que durante la emergencia sanitaria ha laborado para proteger la integridad de la población mexicana.