Por ahora no se sabe quién escribirá esta nueva cinta sobre Twister, si será una secuela o una película solo inspirada en el filme original, ni qué intérpretes estarán involucrados.

Los Ángeles, 24 de junio (EFE).- Universal quiere llevar de nuevo los tornados a los cines con una nueva película sobre la exitosa Twister (1996) que está planeando con Joseph Kosinski, el director de Tron: Legacy (2010).

La revista Variety señaló este miércoles que el productor Frank Marshall se pondrá al frente de esta cinta.

Marshall, que en 2018 recibió el Óscar honorífico junto a su esposa y también productora Kathleen Kennedy, es un colaborador habitual de Steven Spielberg, ha sido nominado en cinco ocasiones a la estatuilla a mejor película y su filmografía incluye cintas como Raiders of the Lost Ark (1981), Back to the Future (1985), The Sixth Sense (1999) o The Curious Case of Benjamin Button (2008).

Universal y Marshall están negociando con Kosinski para que se siente en la silla de director.

Kosinski debutó con un gran proyecto como TRON: Legacy, que era la secuela del clásico de ciencia-ficción Tron (1982), y luego dejó su huella en Oblivion (2013) y Only the Brave (2017).

El cineasta tiene pendiente de estreno Top Gun: Maverick, la continuación de Top Gun (1986) de nuevo con Tom Cruise (Kosinski ya trabajó con el actor en Oblivion) y cuyo lanzamiento se retrasó de junio a diciembre por la crisis del coronavirus.

Por ahora no se sabe quién escribirá esta nueva cinta sobre Twister, si será una secuela o una película solo inspirada en el filme original, ni qué intérpretes estarán involucrados.

Twister narraba la historia de Jo (Helen Hunt), la líder de un equipo de científicos dedicado a rastrear tornados para investigarlos.

Pero para derrotar a otro equipo rival en esta tarea tenía que echar mano de su marido Bill (Bill Paxton, fallecido en 2017 a los 61 años), de quien estaba a punto de divorciarse.

Con unos asombrosos efectos especiales, esta vibrante película de acción con toques de comedia, que dirigió Jan de Bont (Speed, 1994) a partir de un guion de Michael Crichton y Anne-Marie Martin, fue un fenómeno arrollador en los cines: recaudó 494 millones de dólares y fue la segunda película más taquillera de todo el mundo en 1996 solo por detrás de “Independence Day”.