RAÍCHALI

Joven rarámuri caminó una hora para llevar a su bebé al Hospital. Ambos sobrevivieron a la COVID-19

24/07/2020 - 2:23 pm

La madre del niño, Diana Ramírez Aguilar, se trasladó con él desde la comunidad de Sarabeachi hasta el hospital en Guachochi, un trayecto que, a pie, se recorre en más de un día.

Chihuahua, 24 de julio (Raichali).- Con sólo dos meses de edad, Eider Elio Ramírez Aguilar es el primer bebé rarámuri que, oficialmente, fue diagnosticado y atendido en por diagnóstico de COVID-19 en el Hospital Rural de Guachochi.

De acuerdo con un boletín emitido este jueves por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Eider llegó al hospital cuando tenía un mes con 24 días de nacido un peso de tres kilos 800 gramos y, tras cinco días hospitalizado, egresó con un peso de cuatro kilos 60 gramos.

La madre del niño, Diana Ramírez Aguilar, se trasladó con él desde la comunidad de Sarabeachi hasta el hospital en Guachochi, un trayecto que, a pie, se recorre en más de un día.

Diana, quien habla muy poco español, comentó que llegó a su hijo a urgencias porque no podía comer ni respirar bien, por lo que tuvieron que internarlo.

Al practicarle la prueba de PCR, la joven madre también resultó positiva a coronavirus, pero sin presentar sintomatología, por que lo que pudo estar al pendiente de la atención que recibía Eider.

Sarabeachi, Guachochi, es una comunidad de difícil acceso, conformada netamente por población indígena que no llega a los 100 habitantes, quienes aún conservan sus tradiciones y lengua materna.

En su comunicado de prensa, el IMSS no hace referencia sobre la aplicación de pruebas en la comunidad, ni especifica si habrá un seguimiento para prevenir o detectar algún brote.

El doctor Luis Osvaldo Morales Buenrostro, médico especialista en medicina del niño y del adulto del Programa IMSS-Bienestar, en el cual se atendió a Eider y a su mamá, aseguró que la leche materna fue fundamental para la recuperación del niño.

Al practicarle la prueba de PCR, la joven madre también resultó positiva a coronavirus, pero sin presentar sintomatología, por que lo que pudo estar al pendiente de la atención que recibía Eider. Foto: Raichali

“Desde su nacimiento el bebé se alimentó exclusivamente con leche materna, eso fue lo que marcó la diferencia. Aquí lo trasladaron por un cuadro de dificultad respiratoria y con los síntomas propios del coronavirus”, comentó.

Agregó que “llegó al primer contacto, se le tomó su muestra de la COVID-19 y en lo que se esperaron los resultados se manejó como una neumonía adquirida en la comunidad, tal y como lo establece la norma. Desafortunadamente, el resultado fue positivo. Sin embargo, el niño tuvo muy buena respuesta al manejo médico”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RAICHALI. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas