Galileo
Científicos hallan molécula para tratar cáncer

Científicos de la UNAM descubren molécula que podría combatir el cáncer

24/07/2021 - 9:57 am

Las moléculas se encuentran formadas por tres aminoácidos aislados de la vasoinhibina, un fragmento de la prolactina, que logra frenar el desarrollo de vasos sanguíneos, lo que se denomina angiogénesis.

Ciudad de México, 24 de julio (SinEmbargo).- Científicos de la Universidad Nacional Autónoma México (UNAM) lograron obtener moléculas que podrían servir en el tratamiento contra en cáncer y enfermedades de la retina.

El hallazgo estuvo a cargo de un grupo de científicos del Instituto de Neurobiología (INB) de la UNAM, quienes, partir de la prolactina que entre otras funciones está encargada de la producción de leche en los mamíferos, lograron obtener análogos de la vasoinhibina.

De acuerdo con un boletín de la máxima casa de estudios de México, estas moléculas están formadas por tres aminoácidos aislados de la vasoinhibina, un fragmento de la prolactina, y se encargan de frenar el desarrollo de vasos sanguíneos, lo que se denomina angiogénesis.

Los investigadores señalaron que estos análogos “podrían servir como tratamiento contra la artritis rehumaotide, debido a que logran inhibir la vascularización patológica de las articulaciones. Asimismo, podrían utilizarse para combatir la retinopatía diabética, una las principales causas de ceguera en México, entre otros padecimientos que requieren de una sobreproducción de vasos sanguíneos.

“Para que un tumor crezca y la enfermedad se disemine se requiere vascularización”, explicó María del Carmen Clapp Jiménez, líder del proyecto, quien destacó que las moléculas son fáciles y baratas de producir. Ademas, tienen la capacidad de mantener la potencia completa de la vasoinhibina, pero con una mayor estabilidad.

“Trabajamos con la prolactina que se asocia a la biología de la reproducción, porque uno de los primeros efectos que se le conocieron es la producción de leche. Sin embargo, el nombre le queda chico, porque es una hormona que tiene una gran diversidad de funciones en los vertebrados. Se considera que tiene una vida en la naturaleza de alrededor de 400 millones de años, mucho antes de que surgieran los mamíferos”, comentó la investigadora.

No obstante, Clapp Jiménez dijo que se encontraron con “una limitación muy importante: la producción de vasoinhibinas es difícil. Intentamos producirlas por DNA recombinante y tuvimos éxito, pero había variabilidad en la producción y su eficacia era muy baja.

“También ‘cortamos’ con enzimas una preparación pura de prolactina. Pero escalar su uso, pensando en una potencial aplicación terapéutica, requería de grandes cantidades”, ahondó la científica quien dijo que por tal motivo tuvieron que emplear “terapias génicas con vectores virales recombinantes”.

En los vectores el grupo de investigadores logró un gen que codifica para las vasoinhibinas, con lo cual “logramos frenar el desarrollo de la retinopatía diabética en el ojo de ratas”, afirmó Clapp Jiménez, quien detalló que estos análogos están respaldados con diversos estudios pre-clínicos y clínicos, en los que se demostró la eficacia de la vasoinhibina.

Tras el hallazgo, que culmina con una investigación de más de 30 años, estos análogos se encuentran en el proceso de obtención de patente nacional e internacional. Además, el grupo de investigadores obtuvo el “tercer lugar del Programa para el Fomento al Patentamiento y la Innovación 2019, de la UNAM”.

Clapp Jiménez expresó que el propósito es que dicho tratamiento pueda estar al alcance de toda la población, por lo que es necesario que se realicen más estudios y que alguna empresa farmacéutica se interese en adquirir la tecnología para que puedan continuar con su investigación.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas