Pese a la inseguridad que se vive en Guerrero, el estado más violento de México, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, efectivos de la Policía Federal se retiraron ayer del municipio de Iguala, a sólo 27 días de que habían retomado la seguridad, y de acuerdo con fuentes extraoficiales fueron transferidos a Chiapas para contener las protestas de los maestros en contra de la Reforma Educativa. Mientras que la Coparmex en Chilpancingo solicitó una reunión con las autoridades para plantear su preocupación por la violencia en la entidad.

Por Luis Blancas 

Ciudad de México, 24 de agosto (SinEmbargo/ElSur).– Efectivos de la Policía Federal pertenecientes al 14 agrupamiento se retiraron ayer del municipio de Iguala, Guerrero, a sólo 27 días de que habían retomado la seguridad, y de acuerdo con fuentes extraoficiales fueron transferidos a Chiapas para contener las protestas de los maestros en contra de la Reforma Educativa.

De acuerdo con las cifras más recientes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), Guerrero se sitúa como la entidad más violenta en México. En julio registró una tasa de 35.3 homicidios por cada 100 mil habitantes.

En declaraciones hechas ayer por la tarde en esa ciudad en la parroquia de San Gerardo tras reunirse con familiares de víctimas de desaparición forzada del comité Los Otros Desaparecidos, el Gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó la salida de los policías federales de varios municipios del estado, lo que consideró que “no es algo que vaya a traer beneficios” por la inseguridad que vive la entidad.

Por su parte, en breves declaraciones sobre el mismo tema, el subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, que también participó en la reunión con familiares de desaparecidos, dijo que el retiro de la Policía Federal obedece a razones coyunturales y señaló que estarán de vuelta en los próximos días, “en tanto pase esta coyuntura”, sin que diera un plazo.

Este martes, minutos después de las 10 de la mañana se observó la retirada de policías federales, quienes abandonaron las instalaciones del cuartel ubicado junto al estadio de futbol Ambrosio Figueroa, en la lateral del bulevar de la carretera federal México-Acapulco.

Del lugar se vieron salir cerca de 30 patrullas, cinco autobuses, un carro blindado y un camión torton de la Policía Federal, con equipo táctico y antimotines, armamento y pertenencias de los poco más de 200 policías que había en la ciudad.

Apenas el 27 de julio los federales habían retomado la seguridad de Iguala tras su salida del 2 de junio al 27 de julio.

Junio ha sido el mes más violento en el municipio con 22 ejecuciones de las 87 que van en el año.

La salida de los federales se da a dos días de que en el municipio fue ejecutado a balazos un empresario de venta de agua en pipa y aparecieron narcomantas en las que el grupo La Gente Nueva advierte una limpia de secuestradores, sicarios y halcones, y en las que pide al gobierno “no meterse” y dejarlos trabajar en paz.

Ayer en declaraciones a reporteros, el Gobernador Héctor Astudillo confirmó la salida de federales de algunos municipios del estado.

A la pregunta de si esta situación afectará más la ola de violencia y de ejecuciones que se ha dado en últimos días, el mandatario expuso que “te voy a contestar con una gran claridad, no es lo mismo que haya policía a que no haya policía, especialmente la federal. Hay que recordar que la Policía Federal ha venido cumpliendo con funciones, en todos lados a los que va, de la policía municipal, entonces sin duda que no es algo que vaya a traernos seguramente beneficios la ausencia (de la Policía Federal), esa es mi respuesta”.

Agregó que estaba enterado de la salida de los policías federales y señaló que más tarde tendría información detallada sobre los motivos de la salida, “pero me he enterado que efectivamente hay un movimiento de la Policía Federal, no solamente en Iguala y en Taxco… vamos a ver seguramente cuándo regresan, a dónde van, a lo mejor eso no nos lo informan pero sí cuándo pueden regresar”.

Ayer, al preguntarle a un mando de la Policía Federal de su retirada de Iguala a menos de un mes de haber llegado, informó que sólo les habían dado la instrucción de tomar sus cosas y estar preparados para su retirada, sin que les hayan dicho a dónde.

Al Policía Federal se le preguntó si se trataba de una rotación pero dijo que no, que se retiraban de Iguala todos los federales que habían llegado hace menos de un mes.

COPARMEX PIDE REUNIÓN POR INSEGURIDAD

el gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó la salida de los policías federales de varios municipios del estado, lo que consideró que “no es algo que vaya a traer beneficios” por la inseguridad que vive la entidad. Foto: Cuartoscuro

El Gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó la salida de los policías federales de varios municipios del estado, lo que consideró que “no es algo que vaya a traer beneficios” por la inseguridad que vive la entidad. Foto: Cuartoscuro

El Presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Chilpancingo, Adrián Alarcón Ríos, señaló que el General de la 35 Zona Militar, Raúl Gámez Segovia, se negó a reunirse con ellos para hablar sobre temas de seguridad y las estrategias propuestas por los comerciantes y empresarios capitalinos.

El dirigente aseguró que hace 10 días se comunicó por teléfono con el General Gámez Segovia para solicitarle reunirse de nuevo, “y me dijo: ‘bueno, pero si lo que vamos a platicar ya lo dijeron en los medios, entonces para qué hablamos; se enfadó”.

Agregó que los agremiados ya tienen “experiencia” con una situación similar ya que anteriormente el General Juan Manuel Rico Gámez se negó a reunirse con ellos “pero se hacen los enojados para que no se reúnan, no hay acuerdos y no los cumplen”.

En una reunión del lunes con integrantes del Sector Empresarial Zihuatanejo-Ixtapa (SEZI), que la semana pasada colocaron anuncios espectaculares en la ciudad y lonas exigiendo “orden y paz”, el Gobernador Héctor Astudillo informó que habría un reforzamiento de las fuerzas de la Secretaría de la Defensa Nacional en Zihuatanejo, ya que en promedio se comete un homicidio doloso cada dos días en el municipio a consecuencia de la violencia.

Consultado vía telefónica para conocer el avance de las estrategias de seguridad propuestas por los empresarios y comerciantes en la capital, Alarcón Ríos respondió que los agremiados mantuvieron una “voz crítica” ante la omisión de las autoridades y posteriormente estuvieron en “silencio”, para conocer el resultado de las corporaciones que salvaguardan a la capital.

Resaltó que hubo una nula operatividad para reforzar la seguridad en Chilpancingo y que ante la “crítica” el G

eneral de la Zona Militar, Raúl Gámez Segovia, “se hizo el enojado y se negó a reunirse nuevamente con el sector empresarial capitalino, alzamos la voz y se molestan, nos callamos y nos ignoran”.

Se quejó que las reuniones semanales con el General Gámez Segovia y representantes de la Policía Federal y la Policía Estatal, “no sirvieron de mucho y nos hicieron perder el tiempo y lo perdieron ellos, quizá con la intención de escucharnos entre comillas porque no resolvieron nada y ahora se hacen los enojados”.

Alarcón Ríos remarcó que por su “experiencia” los empresarios de la capital fueron “engañados” y están desencantados con las operaciones propuestos por los representantes de seguridad, y esperó que al sector en Zihuatanejo “ojalá que les vaya diferente”.

Refirió que el gremio y la capital siguen “abandonados” ya que fue incomprendido el silencio y la crítica, pese a que en la ciudad se ha agudizado la delincuencia con la presunta presencia de grupos delictivos autodenominados Los Jefes y el Cártel del Sur.

Indicó que en la semana sostendrá una reunión con el consejo directivo de la Coparmex y la organización México S.O.S para acudir a una instancia que convoque a titulares de los tres ámbitos de gobierno y de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), que tampoco cumplió con las sesiones en Chilpancingo para atender el problema de la inseguridad.

ENFRENTAMIENTO ENTRE POLICÍAS Y CIVILES EN TECPAN

nte la inseguridad de que se vive en el municipio de Chilpancingo, Guerrero, Adrián Alarcón Ríos solicitó una reunión con el general Raúl Gámez Segovia, sin embargo, él se negó “se hizo el enojado y se negó a reunirse nuevamente con el sector empresarial capitalino, alzamos la voz y se molestan, nos callamos y nos ignoran”, dijo. Foto: Cuartoscuro

nte la inseguridad de que se vive en el municipio de Chilpancingo, Guerrero, Adrián Alarcón Ríos solicitó una reunión con el general Raúl Gámez Segovia, sin embargo, él se negó “se hizo el enojado y se negó a reunirse nuevamente con el sector empresarial capitalino, alzamos la voz y se molestan, nos callamos y nos ignoran”, dijo. Foto: Cuartoscuro

Ayer tres policías estatales murieron y dos más resultaron heridos en una emboscada en el crucero de Pueblo Viejo que se dirige a la localidad Puerto del Gallo, en la sierra del municipio de General Heliodoro Castillo (Tlacotepec); antes los agentes se enfrentaron a balazos con sicarios y mataron a tres en la misma zona pero en el municipio de Tecpan.

Según fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública estatal a las 2 de la tarde de ayer, recibieron el reporte de que tres grupos de la corporación habían sido atacados a balazos y pedían el apoyo del Ejército.
Una fuente de la corporación informó que las víctimas fueron un coordinador operativo de la sierra, un sub oficial y un policía.

Fuentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) informaron que la emboscada y el enfrentamiento duraron seis horas, y que en lugar quedaron más de mil 200 casquillos percutidos de diferentes calibres.
En la noche en un boletín el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia confirmó que civiles armados agredieron a policías estatales en una emboscada, lo que desató un enfrentamiento que duró 4 horas, cuando los uniformados realizaban recorridos de vigilancia en la zona.

Antes de la emboscada los agentes llegaron a la sierra de Tecpan, donde un grupo que iba en una patrulla se enfrentó a sicarios, “enfrentamiento que arrojó tres civiles muertos”.

“Mientras los elementos policiacos recogían las armas de alto poder a los tres civiles muertos llegaron a la escena más delincuentes, quienes les comenzaron a disparar”, relata.

Los policías estatales se replegaron con los dos grupos que hacían recorridos de vigilancia y “una vez juntos los tres grupos de estatales, fueron agredidos por aproximadamente 100 a 150 civiles armados”.

Fue entonces que ocurrió la emboscada, alrededor de las 2 de la tarde, a 15 policías “en las cercanías de la comunidad de Pueblo Viejo, municipio de General Heliodoro Castillo, lo que desató un enfrentamiento que duró varias horas”.

Dice que al lugar se trasladaron inmediatamente varios integrantes de la Unidad de Fuerzas Especiales de la Secretaría de Seguridad Pública a bordo del helicóptero Bell-205 UH-1H, matrícula XC-LLK del gobierno del estado.

Posteriormente se trasladó un helicóptero MI propiedad de la Marina Armada de México transportando a otros 20 Policías Estatales de la misma Unidad de Fuerzas Especiales, “sin embargo por las condiciones climatológicas adversas que imperaban en la zona fue imposible brindar el apoyo requerido”.

Al mismo tiempo que salían las aeronaves varias bases de operaciones del Ejército que operan en la sierra se trasladaron al lugar en apoyo a los policias emboscados, “realizando exhaustivos reconocimientos en las laderas de las elevaciones desde donde fueron atacados”.

“Esto permitió que los delincuentes dejaran de agredirlos y hasta entonces se dieran a la fuga, su acción ofensiva tuvo una duración de por lo menos 4 horas, dejando como saldo tres policías muertos y dos heridos, y los vehículos en
los que viajaban éstos inutilizados por los proyectiles que se incrustaron en el motor y algunas de las llantas”, dice el comunicado.

Los heridos fueron atendidos médicos del Ejército que acudieron, quienes con los cuerpos de los fallecidos serán trasladados hoy a Chilpancingo.

Consultado por teléfono Álvarez Heredia no precisó si los agresores iban en camionetas o estaba escondidos en los cerros cuando atacaron a los policías estatales.

Una fuente de la Fiscalía General del Estado informó que a la zona acudieron militares, marinos, policías estatales, federales y médicos navales quienes resguardaron el lugar donde ocurrió la emboscada.

Agregó que se esperan que los cuerpos de los tres policías caídos lleguen hoy a la capital, y que por seguridad es probable que los bajen por el camino que se dirige a Atoyac o por el municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco).

Agregó que los tres niveles de gobierno al hacer las investigaciones suspendieron la red de celular de Telcel en Tlacotepec y Chilpancingo, y que el servicio se restableció a las 8 de la noche.

En el municipio de Heliodoro Castillo (Tlacotepec) han ocurrido hechos de violencia. El 24 de mayo un menor de 14 años, un comandante de la recién creada Policía Ciudadana, su hijo y dos de sus sobrinos fueron emboscados y ejecutados en el crucero del Jilguero, entre las comunidades de Los Bajos y Vuelta del Sur.

El 19 de abril los gobiernos del estado y federal enviaron policías a la sierra un día después de que ciudadanos de las comunidades de Villa Xóchitl, Tecomaxúchitl, Ojo de Agua, Corral de Piedra, La Cruz y El Plan denunciaron que estaban siendo hostigados por un grupo criminal, y que incluso, en el caso de Villa Xóchitl los habitantes estaban privados de su libertad en su propio pueblo.
Pueblo Viejo se ubica a 174.3 kilómetros y a 4 horas y media en vehículo desde Chilpancingo.

El boletín de ayer agrega que “los nombres de los elementos caídos en cumplimiento del deber se omiten por respeto y seguridad a las víctimas y familiares de este artero crimen”. Y que “el Grupo de Coordinación Guerrero reprueba este lamentable hecho y expresa sus más sentidas condolencias tanto a los familiares como a los integrantes de la Policía Estatal, que hoy más que nunca se encuentran comprometidos con la ciudadanía y ponen su mejor empeño para revertir los niveles de violencia que se viven en el estado”.

“Del mismo modo agradece el invaluable apoyo que siempre nos han brindado las fuerzas armadas del país, Ejército Mexicano y Armada de México, y que gracias a su oportuna intervención ese grupo delincuencial no pudo lograr su objetivo de eliminar a los 15 policías estatales emboscados, a quienes no dejamos de reconocer su valentía, misma que les permitió mantenerse con vida hasta la llegada de los elementos militares”.

Extraoficialmente se dio a conocer que los federales serán enviados a Chiapas para contener las protestas de los maestros en contra de la Reforma Educativa.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ElSur. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.