En julio el precio promedio del barril de crudo mexicano de exportación se situó en 37.49 dólares por barril; en tanto, ocurría el mayor recorte de producción petrolera orquestado por al OPEP+ para mitigar los efectos de la baja demanda de petróleo acentuada por la COVID-19.

Ciudad de México, 24 de agosto (SinEmbargo).- La producción total de Petróleos Mexicanos (Pemex) hiló, el séptimo mes de 2020, cuatro meses a la baja. El dato de la petrolera mexicana por sí sola fue el más bajo en 41 años, con poco menos de 1 millón 600 mil barriles diarios (mbd).

En el reporte mensual de la producción de hidrocarburos líquidos Pemex reportó que durante julio generó, en compañía de sus socios, 1 millón 851 mbd de crudo, condensados y líquidos del gas. Sólo de crudo el dato fue de 1 millón 595 mbd que, de acuerdo con analistas del sector, es el peor número para la empresa productiva del Estado mexicano desde 1979, cuando reportó la producción de 1 millón 470 mbd.

Pemex produjo 1 millón 575 mbd por sí misma en el mes de referencia, con lo que alargó la caída histórica que reportó en junio (1 millón 585 mbd). A tasa anual la cifra representó un descenso del 5.01 por ciento, desde el 1 millón 654 mbd del mismo mes de 2019.

Desde abril los responsables de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+), entre los que están México, Rusia y Kazajistán, decidieron un recorte de 9.7 millones de barriles diarios, que se efectúa desde mayo pasado.

México se comprometió con una reducción en la producción petrolera de 100 mil barriles y no la amplió. El 19 de agosto Arabia Saudí y Rusia confirmaron que el cumplimiento del histórico recorte tuvo un cumplimiento mundial de entre el 95 y 97 por ciento.

A la baja producción se sumó el descenso en los precios del crudo, que durante el séptimo mes del año se situó en 37.49 dólares por barril, con tres días por debajo de los 37 y tres por encima del costo medio.

En junio la producción de petróleo crudo de Petróleos Mexicanos (Pemex) fue de poco más de 1 millón 600 mil barriles diarios (bd), un descenso de 3.9 por ciento anual y del 1.7 por ciento mensual, hilando dos descensos consecutivos después de cinco meses. La producción se colocó en niveles similares y poco mayores a la cifra reportada en enero de 2019.

De acuerdo con un reportaje del periódico El Financiero, la ambiciosa meta del Presidente Andrés Manuel López Obrador de producir 2.4 millones de barriles diarios se redujo a 2.2 millones de barriles diarios.

En los Criterios Generales de Política Económica del Paquete Económico 2020, la Secretaría de Hacienda estimó que en 2020 la plataforma de producción de crudo será de 1 mil 951 millones de barriles diarios, más que los 1 mil 847 miles de barriles diarios estimados para 2019.

Apenas el 25 de julio, el Presidente López Obrador dijo que la rehabilitación de las seis refinerías y la construcción de la nueva de Dos Bocas tiene como objetivo buscar la autosuficiencia en combustibles.

Al visitar la refinería que Pemex tiene en Salina Cruz, Oaxaca, López Obrador apuntó que la rehabilitación de las seis existentes y nueva en Dos Bocas, uno de los proyectos insignia de su Gobierno, permitirán procesar 1 millón 540 mil barriles diarios.