Artículo 19 documentó que el periodista recibió amenazas vía Facebook el 15 de junio de 2016, luego de que publicó una investigación en la que se vinculó al entonces Diputado federal Leonel Guirao Aguilar y al entonces Diputado suplente Ricardo López Montejo, ambos del Partido Verde, con el mal manejo de recursos. Luego, el 16 de junio de ese año, cuando el periodista salía de su casa para dirigirse al centro del municipio de Yajalón, un conocido lo interceptó para alertarle que no se dirigiera a esa zona, pues ahí lo esperaban siete personas para retenerlo.

Gómez Sánchez vivía y ejercía su oficio en Chiapas, gobernado por Manuel Velasco, también del Partido Verde. Las investigaciones que traía involucraban a municipios en manos del Partido Verde. De manera irregular le fue retirada la protección; allí hay una explicación pendiente –que demanda Artículo 19– de una Fiscalía que depende también de un Gobierno en manos del Partido Verde.

Ciudad de México, 24 de septiembre (SinEmbargo).- Mario Leonel Gómez Sánchez, periodista asesinado en Chiapas el pasado viernes, ya había denunciado amenazas desde hace años de legisladores del Partido Verde Ecologista de México. Se le habían asignado medidas de protección. Y luego, sin saber por qué, se las quitaron.

La organización Artículo 19 exigió que se aclaren los criterios por los cuales se le retiró las medidas de protección al periodista.

Gómez Sánchez vivía y ejercía su oficio en Chiapas, gobernado por Manuel Velasco, también del Partido Verde. Y la Fiscalía, que le retiró de manera irregular la vigilancia, depende de un gobierno del Partido Verde.

El corresponsal de El Heraldo de Chiapas fue asesinado a balazos afuera de su domicilio, el pasado viernes alrededor de las 17:00 horas.  Hoy, la Fiscalía de esa entidad informó que detuvo a una persona vinculada con el homicidio.

De 40 años, el comunicador era padre de un menor de edad. Vivía de manera muy modesta en Yajalón, Chiapas.

Artículo 19 documentó que el periodista recibió amenazas vía Facebook el 15 de junio de 2016, luego de que publicó una investigación en la que se vinculó al entonces Diputado federal Leonardo Rafael Guirao Aguilar y al entonces Diputado suplente Ricardo López Montejo, ambos del Partido Verde Ecologista de México, con el mal manejo de recursos. Hubo más de una amenaza, de acuerdo con publicaciones en el mismo estado. Todas de miembros del Partido Verde.

 Mario Leonel identificó al chófer del Diputado federal, un sujeto conocido como “El Francotirador”, como quien le escribió el siguiente mensaje:

“Te va a cargar tu puta madre. Voy a ir por ti y te voy a volar la cabeza”.

José Gallegos, jefe de información de El Heraldo Chiapas, confirmó que Mario Gómez estaba amenazado por el ex Diputado federal del Partido Verde. En entrevista con Ciro Gómez Leyva, en Radio Fórmula, dijo que estuvo bajo custodia luego de que interpuso una denuncia ante la Fiscalía del estado.

“Es un tema en el que Mario fue muy discreto. A nosotros nos avisa que había llegado a Tuxtla Gutiérrez el año pasado porque había hecho una denuncia porque había recibido amenazas de un ex Diputado federal hoy, del Partido Verde, de nombre Leonardo Guirao”, relató.  “El Fiscal le había proporcionado medidas de seguridad y hasta donde sabíamos había tenido una comunicación directa con este ex Diputado. Mario se guardó mucho y ya no nos comentó qué más había pasado; tampoco comentó si traía o no la custodia, o cuándo se la quitaron”.

“En las últimas fechas había hecho eco de algunos temas un poco graves, pero no creemos que fuera a ese extremo. Uno de los temas que no había tocado, pero que estaba sucediendo en su municipio, era un relleno sanitario que están en unas aguas termales, es decir, una zona emblemática, pero no le veríamos motivo suficiente”, sostuvo.

 “Otro tema es que Mario había estado comentado [era] sobre algunas desapariciones de jovencitas, pero era algo que estaba en boca de todos; hasta hoy no tenemos datos que haya estado investigando”.

Se trata, también, de municipios en manos del Partido Verde de Chiapas.

El 16 de junio de ese año, cuando el periodista salía de su casa para dirigirse al centro del municipio de Yajalón, un conocido lo interceptó para alertarle que no se dirigiera a esa zona, pues ahí lo esperaban siete personas para retenerlo.

“En cuanto venga Mario Gómez, lo suben al coche y se lo llevan. Dos personas más van a ir a su casa a vigilarlo”, le dijo la persona, quien lo escuchó de un tercero.

En esa ocasión, Mario Leonel Gómez denunció a la organización internacional: “Se trataba de un levantón. Ayer ya estaban esperándome”.

El reportero presentó las denuncias correspondientes, y luego de la presión constante a las autoridades, finalmente le dieron protección, la cual luego le fue retirada. Artículo 19 denunció que no se sabe por qué le quitaron las medidas de seguridad.

Mario Gómez salía de su casa, el pasado 21 de septiembre, cuando dos sujetos lo interceptaron y le dispararon en el abdomen. Incluso un video captó el momento del ataque. Equipos de emergencia se trasladaron hasta el lugar y lo llevaron hasta un hospital, pero ya no pudieron hacer nada para salvar la vida del comunicador. El periodista, de 40 años de edad, recibió cuatro impactos de bala durante el ataque, precisaron las autoridades.

Con este asesinato, al menos diez informadores han caído víctimas de las balas en lo que va de 2018 en el país, mientras que durante el año pasado fueron 12 los periodistas asesinados en México. De acuerdo con la organización Artículo 19, desde que el actual presidente del país, Enrique Peña Nieto, subió al poder en 2012, al menos 44 comunicadores mexicanos han perdido la vida en hechos que posiblemente están relacionados con su actividad periodística.

Organismos como la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH) han expresado su condena por el asesinato del periodista Mario Gómez.