El fracking se sigue realizando en México y no hay ninguna acción ni por parte del Presidente ni de los legisladores encaminada a detenerlo, denunció la Alianza Mexicana contra el Fracking. Tan solo en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2020 se asignaron 10 mil 800 millones de pesos para explotar gas y petróleo mediante esta técnica.

Ciudad de México, 24 de septiembre (SinEmbargo).– “Está prohibido el fracking como están prohibidas las semillas y en particular el maíz transgénico, tenemos que cuidar nuestro medio ambiente”, aseguró el Presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina del lunes pasado. Sin embargo, esta práctica sigue presente la Ley y en el presupuesto, denunciaron este martes más 40 organizaciones civiles y sociales que integran la Alianza Mexicana contra el Fracking.

De acuerdo con las organizaciones, el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2020, recientemente entregado por el Ejecutivo federal a la Cámara de Diputados para su discusión y aprobación, destaca la asignación de 10 mil 800 millones de pesos para explotar gas y petróleo mediante fracking, lo que aumentaría 58.4 por ciento en términos reales los recursos ya asignados para este fin en el presupuesto de 2019.

La Alianza Mexicana contra el Fracking también alertó que no hay ninguna acción encaminada a detener esta práctica ni por parte del Ejecutivo ni de los legisladores. Foto: Cuartoscuro

Además, alertaron, el plan de negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex) presentado el pasado mes de julio señala en la estrategia 2.2 continuar con la exploración de los yacimientos de gas de lutitas en la frontera con Estados Unidos. Dicho plan incluso indica que el uso de fracking será clave para la empresa y el país, una vez que las condiciones económicas, regulatorias, ambientales y sociales sean las propicias para continuar la exploración y pasar a la etapa de aprovechamiento de recursos no convencionales.

La Alianza Mexicana contra el Fracking también alertó que no hay ninguna acción encaminada a detener esta práctica ni por parte del Ejecutivo ni de los legisladores.

Con base en diversas solicitudes de información realizadas por la Alianza, a la fecha no existe en la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), Petróleos Mexicanos (Pemex), la Secretaría de Energía (Sener) ni en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), ninguna acción implementada o contemplada desde las instancias del Poder Ejecutivo en línea con lo señalado por el Presidente López Obrador.

Respecto al Poder Legislativo la situación no es mejor; actualmente hay tres iniciativas en la Cámara de Diputados y tres más en la de Senadores encaminadas a la prohibición del fracking. Sin embargo, a la fecha ninguna ha sido discutida.

La Alianza, integrada por organizaciones como Greenpeace México, Fundar, Poder, Centro Prodh y Oxfam, urgieron al Presidente a que sus palabras se traduzcan en acción contundente con un decreto de suspensión inmediata a la realización de fractura hidráulica.

Al Poder Legislativo le solicitaron la dictaminación de las iniciativas presentadas hasta ahora, a fin de lograr una prohibición explícita del fracking en México.

El pasado 27 de agosto, la Alianza, integrada por organizaciones como Greenpeace México, Fundar, Poder, Centro Prodh y Oxfam, también destacó que el Plan de Negocios de Pemex publicado el pasado 16 de julio contempla en la estrategia 2.2 continuar con la exploración de los yacimientos de gas de lutitas en la frontera con Estados Unidos.

“Dicho plan incluso señala que el uso de fracking será clave para la empresa y el país, una vez que las condiciones económicas, regulatorias, ambientales y sociales sean las propicias para continuar la exploración y pasar a la etapa de aprovechamiento de recursos no convencionales”, aseguraron.

Las organizaciones consideraron alarmante que no exista una estrategia específica para detener el fracking y que, por el contrario, Pemex y la CNH continúen llevando a cabo esta técnica. Exigieron al Legislativo tomar acciones inmediatas para hacer realidad el compromiso del Presidente de no permitir el fracking en México.

“Pedimos a las y los legisladores de ambas Cámaras que retomen el tema en el periodo de sesiones que está por comenzar en septiembre, para que las iniciativas de ley para la prohibición de la fractura hidráulica en México sean dictaminadas”, puntualizó Areli Sandoval, representante del Espacio DESCA en la Alianza Mexicana contra el Fracking.

Sandoval recordó que ya suman seis las propuestas presentadas en la actual Legislatura por diferentes partidos en ambas Cámaras desde septiembre de 2018, y plantean desde una Ley específica de prohibición hasta reformas distintas leyes secundarias, e incluso una reforma constitucional para prohibir esta nociva técnica.