Itzayana López Hernández, mujer trans, se enfrentó a la discriminación institucional, social y política. El domingo 22 de septiembre, su cuerpo fue localizado en un domicilio de la Alcaldía Álvaro Obregón, en la Ciudad de México.

Ciudad de México, 24 de septiembre (SinEmbargo).– Itzayana López Hernández, originaria del municipio de Pijijiapan e integrante de Organización “Diana Sacayán, Transformarse es vivir A.C.”, fue hallada sin vida en la Ciudad de México. 

De acuerdo con información de la asociación Investigación y Litigio de los Derechos Humanos, López Hernández vino a la capital a buscar trabajo porque en Chiapas, su tierra natal, no halló oportunidades.

“Durante toda su vida y como integrante de la Organización Diana Sacayán luchó por el reconocimiento de la identidad de género y mejores oportunidades y acceso a la justicia para trabajadoras sexuales”, señaló la asociación.

Un año atrás, Itzayana inició una estrategia de defensa y reconocimiento de la identidad de género. En Chiapas, sin embargo, le negaron el derecho.

La joven se enfrentó a la discriminación institucional, social y política, expuso la asociación antes citada.

“Este crimen no debe quedar impune, todas alzaremos la voz y no descansaremos, la impunidad, es un elemento para la perpetuación de la violencia contra las personas LGBTTI+. Mientras persista la impunidad, las sociedades continuarán aceptando y tolerando actos de violencia contra las personas de la diversidad sexual porque el mensaje que se envía es de permisibilidad”, exigió.

Itzayana López fue hallada muerta en un departamento de la Alcaldía Álvaro Obregón, en la Ciudad de México.

Autoridades de la Ciudad de México informaron sobre la detención de un sujeto implicado en la muerte de López Hernández.

Itzayana López Hernández. Foto: Especial.

Eran las 17:18 horas del domingo cuando el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C-5) de la Ciudad de México recibió un reporte sobre una persona que estaba inconsciente en el domicilio ubicado en la colonia José María Pino Suárez.

“Los uniformados que realizaban su patrullaje de seguridad, acudieron a la calle Camino Real a Belén, de la colonia José María Pino Suárez, y al llegar fueron abordados por un hombre de 23 años de edad, quien refirió que su vecina estaba inconsciente”, detalló la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CdMx).

“Después de confirmar que en el sitio se hallaba una mujer en posición de cúbito dorsal, los uniformados solicitaron los servicios de emergencia, por lo que arribaron paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, quienes confirmaron la defunción de una persona de 22 años de edad, con el diagnóstico de muerte por asfixia”, informó.

En el lugar estaba un sujeto, quien se identificó como el novio de la víctima. “Narró que estuvo toda la tarde con su pareja, se ausentó cinco minutos para ir al baño y cuando regresó la encontró suspendida por el cuello por lo que al momento la descolgó y procedió hacer la reanimación cardiopulmonar (RCP)”.

Agregó el probable responsable de 22 años “que vivía con su pareja y que ella lo mantenía, ya que no tiene trabajo, que tenían una relación de meses atrás y que su novia se dedicaba al trabajo sexual en la zona de Tlalpan”.

El sujeto fue puesto a disposición de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio, para rendir su declaración sobre los hechos y deslindar responsabilidades.

México se ha convertido el segundo país más letal para las transexuales, por detrás de Brasil, con 261 asesinadas entre 2013 y 2018, según un estudio reciente de Letra S, un grupo de derechos LGBTQ.

El Presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, quien asumió la presidencia el 1 de diciembre, prometió que su Gobierno llevará a cabo investigaciones “efectivas” sobre los delitos de odio contra la comunidad LGBTQ, pero la horrible tendencia se mantiene. Dieciséis mujeres transexuales fueron reportadas muertas en los cuatro primeros meses de 2019, y al menos seis más fueron asesinadas desde entonces, según un conteo de The Associated Press de los casos recogidos en la prensa local.

Como la mayoría de los delitos en México, casi todas esas muertes quedan sin resolver y sin castigar, menos de un 3 por ciento de los asesinatos de personas LGBTQ derivaron en condenas desde 2013. Así que los líderes y activistas de la comunidad transgénero están prácticamente solos en su búsqueda de una justicia que se les ha negado durante años.

–Con información de Michael Krumholtz, de AP.