Web Analytics

Portada

Lo +

Lo +

Portada
Lo + Leído
Lo + Comentado

Hablan Basura

Es increíble ver cómo las estrategias de estas corporaciones son las mismas que aplican contra las políticas de salud pública. Son totalmente semejantes a las desarrolladas por la industria del tabaco, del alcohol, de la agroquímica, etcétera.

COLUMNAS | 3 comentarios
REGRESAR A LA NOTA
  • Existe una gran diferencia entre el activismo ideológico y el activismo pragmático.
    Por ejemplo, en el caso de las drogas, en EEUU se prohibe y se penaliza con sentencias draconianas a quienes las produzcan, suministren y consuman. En otros países la adicción se considera un problema de salud pública, donde el gobierno acepta que es imposible evitar el consumo, castiga el producción y el suministro de algunas drogas pero no el consumo.
    Pretender satanizar a toda la industria de los alimentos cae en lo ideológico, en la talibanización del consumo de alimentos, bebidas y golosinas. En otras latitudes los gobiernos y esas grandes corporaciones han trabajado juntos para orientar y educar a los consumidores sobre la ingesta calórica y la mejor combinación de alimentos y bebidas, ya sea reduciendo el contenido de sal, azúcar, grasas y porciones. Con eso se busca evitar la pérdida de empleos, la industria alimentaria genera muchos, la mejora de la salud.
    El activismo ideológico termina causando más danho que beneficio.

    • Amar, a que paises te refieres Japon, Islandia, Dinamarca, notas una ligerisima diferiencia casi con el resto del Mundo, ya ni hablar de los naciones pobres en donde estas empresas hacen de su dinero el poder real, existen estudios de ONU de la forma brutal que estas empresas rigen en latinoamerica por ejemplo, yo no se que tantos empleos e impuestos puedan emparejar el gasto publico en salud y toda la problematica familiar que implican las personas enfermas, no se si tengas la experiencia pero tener a un enfermo hipertenso o diabetico (mis familiares) es una carga sicologica,economica y social muy grande.

  • La eterna manipulación mediática de las grandes empresas utilizando todos sus recursos publicitarios para que nada cambie.

  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión