Corea del Norte envió a funcionarios con máscaras antigás a bordo de un bote para acercarse al hombre y saber qué hacía allí el martes en la tarde. Más tarde en el día, una embarcación de la Armada norcoreana se acercó y le disparó, dijo el Ministerio de Defensa surcoreano.

Por Hyung-Jin Kim

SEÚL, Corea del Sur (AP).— Soldados norcoreanos dispararon a un oficial del Gobierno surcoreano que podría haber intentado desertar y prendieron fuego a su cuerpo, luego de encontrarlo sobre un objeto flotante en aguas próximas a la disputada frontera marítima entre las dos naciones rivales, dijo Corea del Sur el jueves.

Según el anuncio de Seúl, el hombre desapareció de un barco gubernamental que controlaba la posible pesca no autorizada en una zona al sur de la frontera el lunes, un día antes de ser hallado en aguas norcoreanas.

Corea del Norte envió a funcionarios con máscaras antigás a bordo de un bote para acercarse al hombre y saber qué hacía allí el martes en la tarde. Más tarde en el día, una embarcación de la Armada norcoreana se acercó y le disparó, dijo el Ministerio de Defensa surcoreano.

Los marineros del barco, con máscaras antigás y trajes de protección, echaron gasolina sobre su cuerpo y le prendieron fuego, añadió el Ministerio citando inteligencia recopilada por equipos de vigilancia y otros activos. La causa de la muerte no estaba clara y se desconoce si falleció antes de ser baleado, agregó el Ministerio.

Tampoco estuvo claro cómo terminó en el Norte, pero un funcionario de Defensa apuntó que podría haber tratado de desertar allí. El funcionario, que pidió hablar bajo condición de anonimato por las normas del departamento, dijo que el desaparecido llevaba chaleco salvavidas a bordo de un pequeño objeto flotante y que el ejército había podido saber que quería ir a Corea del Norte.

Pyongyang podría haber decidido asesinarlo siguiendo sus estrictas normas contra el coronavirus, que incluyen disparar a cualquiera que cruce la frontera de forma ilegal, añadió el funcionario.

Corea del Norte ha afirmado que no ha registrado ningún caso de COVID-19, la enfermedad causada por el virus, en su territorio, una afirmación que disputan muchos expertos extranjeros. Los observadores consideran que la pandemia podría tener consecuencias devastadoras en el país por su quebrado sistema de salud público y la escasez crónica de suministros médicos.

Del hombre desaparecido, de 47 años, se sabe poco más que que era uno de los 18 oficiales que navegaban a bordo de un buque del Ministerio de Océanos y Pesca el lunes. Cuando sus colegas lo buscaron luego de su desaparición, sólo hallaron sus zapatos en el barco. En su infructuosa búsqueda participaron aviones y barcos, según los ministerios de Defensa y Océanos.

Se espera que el incidente agrave las ya de por sí tensas relaciones entre Seúl y Pyongyang, cuyos programas de cooperación han quedado prácticamente suspendidos por el estancamiento de la diplomacia nuclear entre Corea del Norte y Estados Unidos.

Las deserciones del Sur al Norte son muy inusuales. Más de 30 mil norcoreanos han huido al Sur en los últimos 20 años por razones políticas y económicas.