Coahuila, San Luis Potosí y Sonora fueron las entidades que registraron mayores aumentos en el INPC; Tlaxcala, Campeche y Veracruz fueron las que mostraron mayores disminuciones en los precios durante la primera quincena de septiembre.

Los precios de la cebolla y el pollo subieron en el periodo y los del jitomate y los servicios profesionales observaron descensos.

Ciudad de México, 24 de septiembre (SinEmbargo).- La inflación de la primer quincena del mes de septiembre aumentó 0.16 por ciento frente a la última quincena de agosto, anotando dato de 4.10 por ciento anual, logrando mitigar el alza registrada durante nueve quincenas consecutivas. Las bebidas alcohólicas y el tabaco tuvieron los mayores aumentos anuales, del 8 por ciento.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), presentado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) este jueves, tuvo un aumento de 0.17 por ciento quincenal y de 3.99 por ciento anual en el índice subyacente; el no subyacente creció 0.15 por ciento quincenal y 4.44 por ciento anual.

Julio Santaella, director del Inegi, destacó que el incremento del índice durante el periodo observado fue “el menor aumento para dicha quincena desde que se tiene registro (1988)”.

En el mismo periodo de 2019 las variaciones fueron de 0.17 por ciento quincenal y de 2.99 por ciento anual.

El INPC subyacente observó una variación de 0.125 puntos, con partes casi iguales de mercancías y de servicios, y el no subyacente 0.037  puntos.

Al interior del INPC subyacente, los precios de las mercancías aumentaron 0.16 por ciento y los de los servicios 0.17 por ciento quincenal. En el no subyacente, los precios de los productos agropecuarios subieron 0.17 por ciento quincenal y los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno un 0.14 por ciento.

“El componente subyacente subió 0.17 por ciento quincenal en la primera quincena de septiembre —el menor para dicha quincena desde 2012— y el no subyacente 0.15 por ciento”, destacó Santaella.

El índice de precios de la canasta básica registró un aumento quincenal de 0.10 por ciento y a tasa anual de 4.41 por ciento. En la misma quincena de 2019 las variaciones fueron de 0.20 y de 1.91 por ciento, respectivamente.

Por finalidad del consumo los mayores aumentos a tasa anual fueron los de las bebidas alcohólicas y tabaco, con una subida de 8.14 por ciento; los alimentos y bebidas no alcohólicas, un 7.64. Los precios de las comunicaciones observaron un descenso de 0.72 por ciento en el mismo periodo; la ropa un 0.40 por ciento.

Los genéricos con las mayores incidencias quincenales al alza en el INPC fueron la cebolla (0.052 puntos) y el pollo (0.031); a la baja el jitomate (-0.053) y los servicios profesionales (-0.031).

Por entidades, los mayores incrementos en los precios al consumidor en la primera quincena de septiembre fueron Coahuila, con una subida de 0.61 por ciento quincenal; San Luis Potosí y Sonora, con 0.44 puntos porcentuales, cada una. Las mayores disminuciones se observaron en Tlaxcala con una baja de -0.29 por ciento; Campeche (-0.12) y Veracruz (-0.05).

“Ante el estado de emergencia sanitaria originada por el COVID-19, a partir del mes de abril y mientras dure esta emergencia sanitaria, la medición del Índice Nacional de Precios al Consumidor seguirá utilizando medios electrónicos como el Internet, correo electrónico, teléfono y otras tecnologías de la información para obtener sus cotizaciones, en tanto sea posible retomar la visita directa a los comercios”, recordó el Inegi.