El litigante Vidulfo Rosales puntualizó que pese a que hay voluntad política por parte del Gobierno federal para resolver el caso, el Poder Judicial no ha mostrado la misma disposición.

Ciudad de México, 24 de septiembre (SinEmbargo).–  Padres y familiares de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa denunciaron actos de corrupción por parte de los jueces implicados en el caso durante un mitin en el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), en la Ciudad de México.

El litigante Vidulfo Rosales puntualizó que pese a que hay voluntad política por parte del Gobierno federal para resolver el caso, el Poder Judicial no ha mostrado la misma disposición.

“Pese a un nuevo Fiscal y a un fiscal especial de nuestro caso, las investigaciones no caminan al ritmo y al ritmo que demanda el caso de tal manera que podamos esclarecer qué sucedió el 26 de septiembre de 2014. Nuestro caso sigue estando en la impunidad“, comentó.

“El Poder Judicial en las últimas fechas, más que una institución del Estado mexicano que ayude al esclarecimiento, se ha convertido en un verdadero obstáculo para lograr los avances requeridos en la investigación”, declaró Rosales.

Los padres y los familiares de los estudiantes desaparecidos exigen al Ministro Arturo Zaldívar abrir investigaciones contra los jueces que han dejado en libertad a personas implicadas en el caso.

Rosales recordó que se han liberado al menos a 46 personas implicadas en actos directos en a desaparición de los estudiantes. Entre los caso referidos, recordó que un Juez liberó a José Ángel Salgado Casarrubias, alias “El Mochomo”, uno de los principales líderes del cártel Guerreros Unidos.

“Nuestra presencia obedece para preguntar al Consejo de la Judicatura Federal qué pasó a ese respecto. Cuántas investigaciones se abrieron si éstos jueces se les abrió alguna investigación para ver si las resoluciones que emitieron se a pegaron a derecho o no. Hace mes y medio la Juez segundo de distrito en materia de procesos penales federales con sede en Toluca concedió la libertad a José Ángel Salgado Casarrubias, alias ‘El Mochomo’, uno de los principales líderes del grupo delincuencila Guerreros Unidos”.

Por su parte, Felipe de la Cruz, vocero de los padres de los normalistas, comentó que no permitirá que los jueces abusen de su poder, pues “su responsabilidad es hacer justicia y no encubrirla”.

“Los únicos oídos que siguen cerrados son los de los jueces que siguen recibiendo sobornos. Ellos deben ser sancionados por sus actos”, aseguró.