Salida del Gobernador Aguirre no soluciona nada: activistas, empresarios y políticos

24/10/2014 - 12:02 am

Por Laura Cordero, David Martínez y Fernanda García

Desde el 26 de septiembre, las calles no han tenido reposo. Foto: Cuartoscuro
Desde el 26 de septiembre, las protestas se han extendido por las calles y plazas del país. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 24 de octubre (SinEmbargo).– La licencia del Gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, es un acto político que no abona mucho al tema de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa ni tampoco a los problemas de seguridad que mantienen al estado en crisis, coincidieron representantes de organismos internacionales, del sector empresarial, de los partidos políticos y legisladores.

Perseo Quiroz Rendón, director ejecutivo de Amnistía Internacional (AI) México, aseguró que a pesar de la separación del cargo del mandatario guerrerense, la organización mantiene su exigencia no sólo de que aparezcan los normalistas sino también para que se aclare si se trató de un acto de desaparición forzada en la que estuvieron envueltos elementos del Estados.

“Si renuncia o no, que bueno, pero ese no es el tema, el tema es que quien entre como Gobernador tenga la disposición de hacer algo por este caso. No más investigaciones ficticias, no más pantomimas de búsqueda y eso tendrá que hacerlo el nuevo Gobernador y el Congreso del estado. Necesitamos estadistas y no políticos”, dijo.

Se pronunció por que cualquier involucrado en el caso, sea Aguirre o algún colaborador suyo, reciba las sanciones correspondientes.

“Es algo que se veía venir, parece ser más una reacción política pero como lo dije, en estos momentos no necesitamos políticos, necesitamos estadistas que conozcan lo que está pasando en México y la crisis en materia de derechos humanos por la que estamos atravesando”, expresó.

“No tenemos interés en que se vaya o se quede quien sea, lo que nos interesa es que Guerrero y Acapulco esté en paz”, dijo por su parte Pascual Romero García, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) de Guerrero.

“Lo que nos interesa es que la economía fluya y que no haya esos actos de vandalismos aquí en Guerrero. Por otro lado con la licencia que pidió el Gobernador, creemos que era necesario en virtud de que las fuerzas aquí en Guerrero se normalizaran”, agregó.

El presidente de la Canacintra Guerrero afirmó que Ángel Aguirre siempre estuvo al pendiente de las necesidades del sector empresarial pero realmente fueron largos los problemas de delincuencia e inseguridad.

“Siempre estuvo preocupado por los empresarios para que a Guerrero llegara el turismo, y aunque no se vieron resultados significativos, hubo la oportunidad que llegaran más federales y más Ejército, ante los ‘actos de rapiña’ de los estudiantes. Los problemas de inseguridad aquí”, dijo Pascual Romero

“Los tres niveles de gobierno hicieron lo que tuvieron que hacer, ahora nos sentimos más tranquilos y calmados”, dijo y agregó que “no queremos que esto se detenga momentáneamente, sino que se acabe de manera definitiva, queremos estar tranquilos”, expresó.

Mientras tanto, Ricardo Anaya Cortés, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Acción Nacional (PAN), dijo, a través de un comunicado que la decisión de Aguirre Rivero “es correcta pero no representa la solución definitiva al problema” y que la prioridad sigue siendo hallar a los jóvenes desaparecidos y resolver la grave crisis institucional y de seguridad que se vive en el estado.

El líder de los blanquiazules dijo que ahora el Congreso estatal tiene en sus manos la responsabilidad de seleccionar al perfil idóneo para ocupar la gubernatura.

“Nosotros mantenemos la exigencia de justicia, seguimos dispuestos a colaborar, y estaremos muy atentos a las acciones que se tomen para resolver, de fondo, la crisis institucional y de seguridad que vive el Estado de Guerrero. No vamos a partidizar este asunto, sería muy poco ético hacerlo. En estas horas difíciles, el país requiere la cooperación de todos los actores políticos y sociales”, señaló.

LICENCIA A DESTIEMPO

Los ciudadanos exigían la renuncia del Gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero. Foto: Cuartoscuro.
Los ciudadanos exigían la renuncia del Gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero. Foto: Cuartoscuro.

Senadores y diputados del PAN criticaron la demora de 27 días para que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) demandara la salida del hoy Gobernador de Guerrero con licencia, Ángel Aguirre Rivero.

Para Roberto Gil Zuarth, Senador por el PAN, los perredistas son responsables de permitir que durante casi un mes se acrecentara la crisis de ingobernabilidad en la entidad.

“Se tardaron mucho, se tardaron mucho y en estos días que pasaron sin una definición clara del Partido de la Revolución Democrática se complicaron también las circunstancias políticas en el estado”, sostuvo el panista para SinEmbargo.

El panista refirió que el pasado miércoles un grupo de inconformes incendió la Presidencia Municipal de Iguala, tras el anuncio del posible sucesor de José Luis Abarca; durante más de 20 días se han registrado varias manifestaciones en diversos puntos de la entidad, maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG) tomaron 22 alcaldías, las casetas de la autopista del sol están tomadas por encapuchados, entre otras anomalías.

“Son momentos cruciales, momentos de muchísima tensión que se pudieron haber evitado si hubiera habido una posición de quien tiene la responsabilidad directa de haber postulado al hoy gobernador Ángel Aguirre, quien tiene una responsabilidad directa frente a los ciudadanos, porque es un partido, pues digo, que gobierna la entidad federativa”, detalló.

Gil Zuarth lamentó que el PRD tardará tanto en definir una postura firme respecto a la situación en Guerrero.

“Una posición mucho más clara y firme de su parte al inicio de esta crisis, hubiese llevado a soluciones, no solamente más oportunas, sino también a que muchas cosas que estamos viendo el día de hoy en el estado de Guerrero no se hubiesen verificado”, dijo el legislador panista.

Por su parte, el coordinador de los diputados panistas, José Isabel Trejo, señaló que la licencia del Gobernador perredista destensa el ambiente político y genera un nuevo nivel de interlocución, pero no es suficiente para resolver los problemas de fondo en la entidad.

“La verdad es que la pura renuncia, la pura licencia del Gobernador no genera en automático esa posibilidad, ha sido complejísimo para el Procurador llegar a la verdad y ese solo hecho no le limpia el camino, yo creo que la investigación ha sido por separado”, dijo el líder parlamentario.

Los panistas emplazaron a las autoridades competentes a continuar con las investigaciones y a que se finquen responsabilidades a los funcionarios estatales y federales que hayan incurrido en actos graves en esta crisis política en Guerrero.

PAN SE DESISTE DE DESAPARICIÓN DE PODERES

El coordinador del grupo parlamentario del PAN en el Senado de la República, Jorge Luis Preciado, consideró un avance importante para la pacificación del estado de Guerrero el que el Gobernador haya solicitado licencia al cargo.

Con la renuncia de Aguirre, el PAN se dio por satisfecho para el caso Guerrero y anunció que con la licencia de Aguirre se desistirá de la solicitud de desaparición de poderes en la entidad

“Con la renuncia del Gobernador de Guerrero queda perfectamente claros los argumentos que nosotros presentamos en nuestra solicitud de desaparición de poderes, conforme al artículo 76 fracción V, y creemos que con esto puede concluir el proceso”, indicó.

Preciado anunció que esperará la designación del Gobernador o Gobernadora interina por el Congreso del estado, para revisar el tema de la impartición de justicia y la legalidad.

“Creo que es un tema muy delicado que lo tiene que revisar el nuevo gobierno”, dijo.
Por lo pronto, informó que el PAN pugnará porque continúe la investigación para dar con el paradero de los 43 jóvenes desaparecidos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

En tanto, en Guerrero, el grupo plural de trabajo encargado de revisar la gobernabilidad en la entidad se reunió este jueves con integrantes del Poder Ejecutivo estatal, encabezado por el secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo.

Los senadores Omar Fayad Meneses, Fernando Yúnes Márquez, Benjamín Robles Montoya y Carlos Puente Salas también sostuvieron un encuentro con la presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Lambertina Galeana Marín, y otros integrantes del Poder Judicial local.

El propósito de estos encuentros es verificar el ejercicio y funcionamiento de los poderes públicos, observaciones que se integrarán al dictamen sobre la solicitud de desaparición de poderes en Guerrero.

LA RESPONSABILIDAD ES DE EPN: BARTLETT

Por su parte, el Senador Manuel Bartlett Díaz, del Partido del Trabajo (PT), sostuvo que la licencia de Ángel Aguirre no soluciona el problema de ingobernabilidad que padece el país y que se observa con mayor claridad en Guerrero. “El asunto no se ha resuelto ni se resuelve con eso”, dijo en entrevista.

Para el coordinador de los senadores petistas, el debate que se ha presentado en el Senado de la República entre panistas, perredistas y priistas por Guerrero, solo es parte de un juego de simulación para que permanezca intocable la cúpula en el poder.

“Ha sido un peloteo esto, lo denunciamos como tal, se hacen guajes, analizan el artículo tal, analizan el artículo otro, vinieron diputados de Guerrero, están echándose la bolita. El responsable es el Presidente de la República, y mientras no responsabilicemos al Presidente se va a ocultar en un chivo expiatorio aquí y otro allá”, sostuvo.

El petista explicó que los grupos parlamentarios en la cámara alta se empantanaron en una discusión sin salida sobre la desaparición de poderes en la entidad, que resultó estéril, porque ni desaparecieron los poderes ni la comisión especial concluyó su investigación sobre la gobernabilidad en Guerrero.

Recordó que la Comisión de Gobernación que preside la priista Cristina Díaz ya tenía en sus manos la resolución que rechazaba la solicitud, con el argumento de que el Legislativo y el Judicial le contestaron sendas cartas en donde explicaron que sí estaban funcionando.

“Pero el caso es que no pasa nada. Y, la angustia de las familias, y la indignación en el país, todo, y en Guerrero, siguen en aumento, y no pasa nada”, espetó el líder parlamentario.

El Senador Bartlett aseveró, sin defender a Ángel Aguirre, que el responsable de la situación de crisis por la que atraviesa el país, la cual ha sido criticada en la prensa internacional, es el Presidente Enrique Peña Nieto.

Explicó que según el Artículo 89, fracción VI de la Constitución, el Presidente tiene como obligación preservar la seguridad nacional. Para lo cual la carta magna lo dota de la facultad de disponer como Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, de la totalidad de la fuerza armada permanente para la seguridad interior y exterior de la nación.

“Lo que significa que es el único responsable de garantizar las condiciones de gobernabilidad, paz y desarrollo en todo el territorio nacional, frente a los factores externos e internos que alteren la convivencia social”, expuso.

Agregó que el Artículo 89, fracción VII; y 76, fracción IV lo faculta para disponer de la guarda nacional en las entidades federativas con la aprobación del Senado para garantizar la gobernabilidad y la paz.

Asimismo, el Artículo 12 de la Ley de Seguridad Nacional establece que el Presidente es el jefe de la inteligencia nacional. Para tal motivo cuenta con los medios coercitivos para garantizar el orden público cuando eventos internos lo alteren.

“Lo que significa que a él y a los funcionarios que dependen de él, les corresponde la investigación de los delitos de carácter federal”, recalcó.

“De esta suerte, el Presidente tiene los instrumentos jurídicos para conocer, investigar y consignar a las autoridades competentes y a los presuntos responsables por los delitos de carácter federal”, sostuvo el legislador.