Desde el Salón Tesorería de Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo federal aclaró que las autoridades mexicanas tienen una muy buena relación con “el Gobierno de Estados Unidos y una golondrina no hace verano. La opinión del Presidente Trump ha sido de respeto hacia México, así lo externó en la ONU. Habló de respeto mutuo”.

Ciudad de México, 24 de octubre (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que México no le dice a ningún país cómo debe ser su estrategia de seguridad, en respuesta a Estados Unidos, que pidió claridad en el combate al crimen organizado.

“Sí hace falta la cooperación, pero con respeto a la soberanía de cada país. No deben funcionarios de otros países opinar sobre asuntos internos que sólo corresponden a nuestro Gobierno, es hasta de mal gusto hacerlo”, dijo durante su conferencia de prensa matutina.

“Imagínense que yo declare que está mal la estrategia que siguen en Estados Unidos porque permiten sin control la venta de armas que se introducen a México para causar la muerte de civiles. No es eso. Cada país tiene su independencia”, subrayó el mandatario.

AMLO saluda a los periodistas cuando arriba a Palacio Nacional. Foto: Gobierno de México

Desde el Salón Tesorería de Palacio Nacional, aclaró que las autoridades mexicanas tienen una muy buena relación con “el Gobierno de Estados Unidos y una golondrina no hace verano. La opinión del Presidente Trump ha sido de respeto hacia México, así lo externó en la ONU. Habló de respeto mutuo”.

Anoche, el Gobierno del Presidente estadounidense señaló que no prevé que México progrese en su combate contra el crimen organizado a menos que los niveles más altos del Gobierno mexicano demuestren un compromiso político.

Rich Glenn, subsecretario de Estado adjunto para asuntos de narcotráfico internacional, indicó durante una audiencia en la Cámara de Representantes que únicamente se logrará progreso una vez que México desarrolle y comparta una estrategia integral para confrontar al crimen organizado internacional.

La Subsecretaria de Estado, Kirsten Madison, viajó hace dos semanas a México para discutir la necesidad de que el país desarrolle y comparta una estrategia con objetivos claros, agregó Glenn.

López Obrador recordó que a Estados Unidos le preocupa el tráfico de drogas, mientras que a México le interesa que no haya contrabando de armas, “por lo que se busca cooperación en ese terreno”. Foto: Gobierno de México

El funcionario también se expresó sobre lo sucedido la semana pasada en la ciudad de Culiacán, en el norte de México, donde los ataques de hombres armados obligaron al Gobierno mexicano a ordenar al Ejército que liberara al recién capturado Ovidio Guzmán, hijo el encarcelado capo del narcotráfico Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“Lo sucedido la semana pasada nos resulta muy preocupante”, manifestó Glenn en los comentarios más duros a la fecha por parte de Estados Unidos sobre el incidente.

Pero López Obrador dijo esta mañana que lo importante, “más si se trata de vecinos, es buscar la cooperación, pero no de situarse como jueces y juzgar”.

“Nuestra política de seguridad la definimos nosotros, así como ellos de manera soberana deciden sus políticas. En ese marco se ve que hay cooperación”, reconoció frente a los medios de comunicación.

También recordó que a Estados Unidos le preocupa el tráfico de drogas, mientras que a México le interesa que no haya contrabando de armas, “por lo que se busca cooperación en ese terreno”.

“No puede ninguna autoridad extranjera decidir sobre nuestras políticas porque nosotros no vamos a Estados Unidos ni a Canadá, ni a China, ni a Rusia, ni a ningún país a decirles lo que tienen que hacer”, sentenció el Jefe del Ejecutivo federal.

-Con información de AP