En gira de trabajo en Oaxaca, donde se lleva a cabo la Segunda Reunión de Conferencias Nacionales de Secretarios de Seguridad Pública, del Sistema Penitenciario y de Seguridad Pública Municipal de la Zona Sureste, el Secretario de Seguridad del Gobierno de México, Alfonso Durazo Montaño, dijo que en el operativo de Culiacán no se detuvo a Iván Archivaldo Guzmán. Él estaba fuera, afirmó, y también expuso que Iván Archivaldo fue uno de los promotores de la movilización de diversos integrantes del Cártel de Sinaloa para presionar la entrega de su hermano Ovidio Guzmán.

Ciudad de México, 24 de octubre (SinEmbargo).- Alfonso Durazo Montaño, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México, negó este jueves que Iván Archivaldo Guzmán Salazar, hijo de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, estuviera en el inmueble que controlaron elementos que participaron en el operativo para detener a Ovidio Guzmán López en Culiacán.

“No, en el inmueble que fue controlado por personal que participó en este operativo no estaba Iván Archivaldo, él estaba fuera, y de hecho fue uno de los promotores de la movilización de diversos integrantes de la organización criminal en Culiacán”, dijo el funcionario federal en Oaxaca.

Alfonso Durazo se encuentra en ese estado en una gira de trabajo, en el marco de la Segunda Reunión de Conferencias Nacionales de Secretarios de Seguridad Pública, del Sistema Penitenciario y de Seguridad Pública Municipal de la Zona Sureste.

El funcionario del Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador también recomendó que ante “versiones incorrectas sobre los acontecimientos de Culiacán, yo recomendaría recibir con una dosis de escepticismo esa información que circula sin ningún filtro ni aval”, comentó el Secretario.

Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad Pública, recomendó que ante “versiones incorrectas sobre los acontecimientos de Culiacán, yo recomendaría recibir con una dosis de escepticismo esa información que circula sin ningún filtro ni aval”. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

El pasado 17 de octubre, hace exactamente una semana, comandos del narco lanzaron una oleada violenta de bloqueos y balaceras en la ciudad de Culiacán, después de la captura de uno de los hijos del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera.

Los bloqueos de los integrantes del Cártel de Sinaloa coparon las salidas de la ciudad y llegaron hasta el corazón de la capital sinaloense, que quedó prácticamente cercada con gente resguardada en sus lugares de trabajo, en comercios y en sus casas.

El Gobierno del estado de Sinaloa llamó entonces a la población “a mantener la calma, a no salir a las calles” ante lo que calificó como “hechos de alto impacto” que se presentaron en esa ciudad.

Ya por la noche, el Gabinete de seguridad pública federal, encabezado por el propio Durazo Montaño, anunció que Ovidio había sido detenido por unas horas y luego soltado, como consecuencia de un operativo fallido y que no dimensionó la respuesta de los criminales.

Las críticas de la opinión pública se concentraron en Alfonso Durazo, quien hasta ahora sigue siendo cuestionado por el fracaso en esa estrategia.

Y NO HABRÁ RENUNCIA

Apenas ayer, el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Gobierno de México fue cuestionado sobre su permanencia en ese puesto, luego del operativo fallido de las fuerzas federales para capturar a Ovidio Guzmán.

“Estos puestos no se renuncian, se asume la responsabilidad”, comentó el político sonorense, entrevistado luego de asistir a la ceremonia donde se se entregó la Medalla Belisario Domínguez a la luchadora social doña Rosario Ibarra de Piedra.

Cientos de militares fueron desplegados por el Gobierno federal a lo largo del pasado fin de semana en calles de Culiacán, Sinaloa. Este jueves se cumple una semana del operativo fallido para rescatar a Ovidio Guzmán, hijo del Joaquín “El Chapo Guzmán. Foto: Omar Martínez, Cuartoscuro

También ayer, la Cámara de Senadores llamó a comparecer a Durazo Montaño para que ofrezca un informe escrito sobre la liberación del hijo de “El Chapo” Guzmán.
El Senado solicitó al Secretario federal que explique “a la brevedad” los hechos suscitados el pasado 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa. Además, la Mesa Directiva determinará si el funcionario comparecerá ante el Pleno o en comisiones.

“Requirió al funcionario que presente por escrito, a la brevedad, un informe detallado sobre los hechos suscitados el pasado 17 de octubre, en Culiacán, Sinaloa, salvaguardando la información clasificada como reservada o confidencial”, expuso la Cámara de Senadores.