Fowler ha pasado toda la pandemia recluida en un asilo de Escocia por lo que ha pedido desesperadamente ver a los suyos.

Ciudad de México, 24 de octubre (SinEmbargo).- La pandemia del coronavirus ha obligado a las personas a resguardarse para evitar contagios y en muchos casos, eso ha conllevado a tener que alejarse de los seres queridos. Tal es el caso de Mary Fowler, una mujer escocesa de 104 años de edad  que no ha podido ver a su familia desde que inició el confinamiento.

Un video que circula en redes muestra a la centenaria mujer llorar y suplicar desde un asilo que la dejen ver a su familia pues “se le está acabando el tiempo”.

Según el medio Mirror, Fowler ha pasado toda la pandemia recluida en un asilo de Escocia por lo que ha pedido desesperadamente ver a los suyos.

En la videograbación se aprecia a Mary luchar por contener las lágrimas, mas no lo consigue, pues el sentimiento la traiciona.

“Aquí me cuidan muy bien. Pero quiero a mi familia. Este es mi derecho, por favor ayuda. Me están cortando en pedazos. Debo ver a mis hijos. Se me está acabando el tiempo”, dice la mujer.

“Debo ver a mis hijos y hacer las cosas como solían ser. Por favor, ayúdame, ayúdame. Por favor, ayúdame”, agrega en medio del llanto.