Una chica de 18 años, quien grabó la situación, cuestionó a las personas sobre su uso nulo de protección contra la COVID-19 y sobre el riesgo que presenta tanto para ellos como para los demás.

Ciudad de México, 24 de noviembre (SinEmbargo).- Un video muestra cómo una familia se negó a utilizar el cubrebocas para entrar a un establecimiento de comida en Utah, Estados Unidos.

Las imágenes muestran cómo un hombre y su familia se rehúsan a usar el cubrebocas para evitar la propagación del virus SARS-CoV-2 a pesar de que los contagios en Estados Unidos siguen aumentando.

Una chica de 18 años, quien grabó la situación, cuestionó a las personas sobre su uso nulo de protección contra la COVID-19 y sobre el riesgo que presenta tanto para ellos como para los demás. “¿Qué hay si los trabajadores contraen coronavirus y ya no pueden trabajar más; qué hay de las familias?”

Sin embargo, una de las mujeres que los acompaña argumentó que es su cuerpo y es su decisión, así que nadie puede obligarla.

Debido a eso, la joven replica que esto no se trata de ellos, sino de las personas a las que podrían poner en peligro, “estás tomando una decisión sobre el cuerpo de alguien más lo cual es egoísta, son egoístas”, contesta.

Por su parte, el primer hombre quien también comenzó a grabar lo que ocurría con su teléfono celular, trató de exhibir a la chica diciendo que estaba muy molesta mientras se reía de ella. Incluso éste le pregunta a la joven que cuántos años tiene, a lo que ésta le responde: “Tengo 18 y soy más madura de lo tú eres”.

Al respecto, usuarios han pedido a las autoridades que se investiguen a los responsables y que se les apliquen sanciones, incluso varios han mostrado su enojo por el actuar de esta familia. “Este comportamiento es la razón por la que COVID continúa extendiéndose y por qué tengo miedo de salir”, expresó una usuaria.

Asimismo, este hecho pone en evidencia a las miles de personas que siguen negando la existencia del coronavirus, que provoca la enfermedad COVID-19.

Son distintos los niveles de negacionismo. Están los que creen que el virus se creó de manera deliberada. También hay personas que aseguran que no ha matado a tantos. Por último los que piensan que todo es parte de una conspiración global y que nada puede pasarles.

El pasado lunes, Estados Unidos alcanzó la cifra de 12 millones 396 mil 241 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y la de 257 mil 560 fallecidos por la enfermedad de la COVID-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.