“Construimos un equipo extraordinario y establecimos una cultura excepcional”,  expresó Fernando Silva, presidente de Best Buy México.

La empresa estadounidense llegó a México en 2007 y a lo largo de 13 años pudo consolidarse en el mercado de ventas de elementos tecnológicos.

Ciudad de México, 24 de noviembre (SinEmbargo).- La cadena de tiendas de tecnología Best Buy se va de México. Los 49 establecimientos que la empresa estableció en el país dejarán de funcionar debido a los efectos de la pandemia de la COVID-19.

La compañía estadounidense informó en un comunicado que a lo largo de 2020 ocho de sus tiendas ya cerraron por las afectaciones que el SARS-CoV-2 ha dejado en la economía mundial. Los cierres de actividades no esenciales y las restricciones de movilidad impactaron las ventas de Best Buy que se van de México.

El resto de las sucursales de la empresa, que forma parte del Fortune 500 y se especializa en la venta de productos electrónicos, se retirarán del país a partir del 31 de diciembre de este año.

La tienda ubicada en Plaza Acora, en el Pedregal de la Ciudad de México es una de las que ya cerraron sus puertas, sin embargo, la tienda en línea bestbuy.com.mx seguirá sus operaciones hasta agotar el inventario.

“Esta decisión no refleja de ninguna manera los esfuerzos que ha hecho nuestro equipo de colaboradores. Debemos sentirnos muy orgullosos de lo que hemos alcanzado en Best Buy México: construimos un equipo extraordinario y establecimos una cultura excepcional”,  expresó Fernando Silva, presidente de Best Buy México.

La compañía destacó la colaboración para transformar la forma de interacción de las personas en el país y el acercamiento que lograron entre las familias. “El cliente nos ha honrado con una creciente participación de mercado”, dijo Silva.

Best Buy llegó a México en 2007 y a lo largo de 13 años pudo consolidarse en el mercado de ventas de elementos tecnológicos, sin embargo, “los efectos de la pandemia han sido muy profundos y no nos es viable mantener nuestro negocio en México”.

“No me queda más que agradecer de todo corazón a los colaboradores y socios comerciales que fueron parte de esta aventura durante estos casi 13 años”, puntualizó el representante de la tienda.

El cierre de Best Buy no dejó de lado la ayuda y soporte a sus colaboradores, aseguró la compañía en el documento, en el que se aseguró que la “conclusión de la relación con la empresa serán más favorables a las establecidas por la ley”. Para sus plantilla laboral, la compañía dará talleres y cursos para el uso efectivo de las diferentes plataformas de búsqueda de empleo, creación de currículums y simulaciones de entrevistas de trabajo.

“Adicionalmente, cubriremos el Seguro de Vida de todos los empleados durante todo el año 2021 y también extenderá el Seguro de Gastos Médicos Mayores a los empleados que lo tienen por el mismo plazo”, finalizó el documento.

Best Buy informó al NYSE que en el tercer cuarto del 2020 tuvo una ganancia bruta menor debido al remate de 36 millones de dólares en inventario por el fin de operaciones en México.