La Fiscalía de Guanajuato reconoció anoche que Juan Carlos murió luego de ser detenido por policías de la Agencia de Investigación Criminal. 

Ciudad de México, 24 de noviembre (SinEmbargo).- Usuarios de redes sociales volvieron tendencia el hashtag #JusticiaParaJuanCarlos luego de que se difundiera el video en que policías someten a un comerciante que perdió la vida después en Celaya, Guanajuato.

“Absolutamente indignante e inaceptable el abuso de autoridad -una vez más- en Guanajuato. Las explicaciones -o justificaciones- de la Fiscalía de Guanajuato no bastan, urge que esto no siga pasando una y otra vez”, escribió Martha Lucía Mícher Camarena, Senadora de la República por Guanajuato.

“Es una tragedia y es inadmisible. Las autoridades de Guanajuato deben responder. Es terrible la represión y la violencia en la que han sumergido a nuestro Estado”, añadió la también Senadora Antares Vázquez Alatorre.

La Fiscalía de Guanajuato informó el lunes que tres elementos de la Agencia de Investigación Criminal local bajo condiciones de oposición de un tumulto cumplimentó una orden de aprehensión en Celaya.

“El inculpado perdió la vida. Los agentes han sido detenidos y su actuar será investigado a fin de esclarecer la mecánica de los hechos. Se emitirán detalles conforme haya avances en la investigación”, agregó.

Juan Carlos “N”, quien se dedicaba a la venta de tamales, fue detenido por policías en Celaya, Guanajuato, y terminó muerto en urgencias del Hospital General local.

Los hechos ocurrieron el lunes poco después de las 5:30 de la tarde, en la esquina de las calle Felipe Ángeles y Jaime Nunó, cuando tres policías, dos hombres y una mujer, se acercaron a la víctima, y le dijeron que tenía una orden de aprehensión.

Juan Carlos “N” fue sometido por al menos a golpes, fue esposado y subido a la caja de la camioneta RAM, color gris, sin placas de circulación.

El momento de la detención y el forcejeo, quedó grabado y se difunde en las redes, donde se observa a los tres policías someter a Juan Carlos. En la grabación se ve que el comerciante pidió ayuda.