México tiene un Presidente con la voluntad para que todos los hechos de corrupción se esclarezcan y que todas las verdades se conozcan, dijo está noche Julio Scherer Ibarra al comentar sobre el caso de Rosario Robles Berlanga y los señalamientos que se ha hecho sobre Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso. Sólo así, añadió, se transformará este país, “porque se va a acabar un proceso de impunidad real que ha habido durante muchísimos años: porque sólo el conocimiento de la verdad nos va a hacer libres a todos”.

Ciudad de México, 24 de noviembre (SinEmbargo).– Julio Scherer Ibarra, Consejero Jurídico del Ejecutivo federal, dijo esta noche que “no es tan fácil” señalar a una persona, como Enrique Peña Nieto o Luis Videgaray, y luego juzgarla, esto en relación con el caso de Rosario Robles Berlanga. Se tienen que presentar pruebas y tiene que haber un proceso de valoración responsable del Ministerio Público para que dicho proceso se dé, es complejo y depende la autoridad, afirmó el funcionario federal.

Entrevistado en el programa “Los Periodistas”, que conducen Álvaro Delgado Gómez y Alejandro Páez Varela en la cadena La Octava, Scherer Ibarra planteó que, en este contexto, “el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido muy cuidadoso, pero siempre responsable de decir: ‘lo importante es que conozcamos a los responsables de los hechos’ y ha invitado a que los corresponsables de delitos declaren a cambio de criterios de oportunidad.

Así lo ha hecho, por ejemplo, en el caso de Ayotzinapa y lo ha hecho público, añadió. “Ha dicho: ‘invito a aquellos que estuvieron presentes a que digan’, a cambio de que obtengan su libertad, no importa, pero que digan quiénes fueron y cómo se cometieron los hechos. Porque lo que le importa al Estado mexicano es conocer hasta la última palabra de verdad que hay ahí, porque lo que quiere el Presidente es que estas cosas no se vuelvan a repetir nunca”.

La no repetición es lo importante, destacó Scherer. Y en la medida que se sepa quienes son los autores materiales y cómo fue la mecánica de los hechos es difícil que estas cosas se puedan repetir, agregó.

Entonces, continuó, sí creo que todo lo que se está haciendo nos lleva a pensar que el proceso de corrupción que se lleva en México es un proceso “muy profundo, muy profundo”, porque estamos viendo algo que no habíamos visto nunca.

“Hoy nos dicen: ‘es que no se ha hecho casi nada’. No, hoy tenemos al exdirector de Pemex con un brazalete y no puede salir de México; hoy tenemos a una exsecretaria de Estado en la prisión después de haber declarado por casi un año que no es responsable, pero ahora ha aceptado decir ‘soy responsable y quiero declarar’; hoy tenemos a una serie de funcionarios diciendo: ‘yo sí participe en la mecánica de los hechos y soy responsable’; hoy tenemos, en el caso de asuntos relevantes que se dieron en el pasado, como Ayotzinapa, el caso de Bavispe, a muchas personas ya en la prisión como responsables directos de los hechos; en aquella cosa que se llamó ‘la verdad histórica’, hoy sabemos que de verdad histórica no tenía nada, más que la mentira histórica, y hoy ya sabemos, más o menos, quiénes son los responsables y cómo se dieron los hechos, gracias a la voluntad del señor Presidente de la República”.

Entonces, agregó, “creo, hasta donde mi entendimiento se da, que hay un Presidente que tiene la voluntad de que todos los hechos se esclarezcan y que todas las verdades se conozcan, y que sólo así vamos a transformar a este país, porque se va a acabar un proceso de impunidad real que ha habido durante muchísimos años: porque sólo el conocimiento de la verdad nos va a hacer libres a todos”.

“Ya, que se acaben estos pactos de silencio, pero sobre todo estos pactos de impunidad que se daban de un Gobierno a otro”, insistió. “Cuando el Presidente dice: ‘que la gente decida si quiere que se juzgue o no a los anteriores presidentes’, el Presidente está planteando algo que es trascendentísimo: ‘si se juzga a los anteriores, que se me pueda juzgar también a mí’. El Presidente lleva un riesgo, el Presidente es un hombre valerosísimo, valerosísimo. No se aprecia porque vivimos en una dinámica de todos los días que nos impide ver de fondo el horizonte, pero tenemos un Presidente que está dispuesto a jugarse el pellejo por la transformación real del país, porque tenemos un Presidente que está listo para acabar con los pactos de impunidad. Ya, se acabó. Así como dijo: ‘no más salario para los expresidentes’, también dijo: ‘no más impunidad para los expresidentes, empezando por mí’. Entonces, no se están viendo las cosas de profundidad más que lo que nos permitimos”.

NO HAY PACTOS DE IMPUNIDAD: SCHERER

–Hablando de pacto de impunidad, cuando llega a México el General Salvador Cienfuegos se dijo mucho que era la concreción del pacto de impunidad entre López Obrador y Peña Nieto; también se dijo que había un cofradía de militares, que incluyen al actual Secretario de la Defensa Nacional, que presionaron al Presidente de México. Tú eres un hombre muy cercano al Presidente, ¿qué opinas sobre esto? –preguntó Páez Varela.

El Consejero Jurídico de la Presidencia de la República respondió que el Presidente no se deja presionar y tiene una claridad absoluta sobre lo que tiene qué hacer. No hay pactos con nadie, destacó. “El Presidente es lo que es: un Presidente digno y maneja un país soberano. No hay eso, no hay eso. Los militares son absolutamente leales. El Canciller [Marcelo Ebrard Casaubón] hizo un gran trabajo y el Presidente hizo un extraordinario papel. Creo que las cosas cada vez más claras y en su lugar.

–En el caso específico hay una interpretación jurídica de si el General Cienfuegos va a ser investigado y eventualmente procesado por la Fiscalía General de la República o por la Fiscalía Militar, ¿se presenta esa disyuntiva jurídica? –inquirió Delgado Gómez.

Julio Scherer contestó que que la Fiscalía estadounidense mandó el expediente a la FGR y ésta tiene la obligación de abrir una carpeta, hacer la investigación que corresponda y si encuentra que hay algún delito tendrá que proceder, y si no tendrá que decir que no lo hay. Si encuentra alguna cosa que tenga qué ver con el fuero militar, entonces tendrá que darle parte a la Fiscalía Militar.

“Hasta ahora, no ha reportado la Fiscalía General que encuentre algo en contra del General Cienfuegos, pero habrá que esperar a que todo esto se dé”, agregó.

–Julio, dices que no hay pactos de impunidad. ¿Hay pacto de impunidad con Enrique Peña Nieto con el que quede a salvo por más que haya imputaciones de sus excolaboradores, por ejemplo de Rosario Robles? –preguntó Delgado.

No, respondió Scherer. Ya lo dijo el Presidente: no hay nadie que esté a salvo, de cometer un delito, que no sea procesado, incluso el Presidente de la República, añadió.