Los trabajos de rehabilitación del Callejón Condesa, ubicado en la calle de Tacuba y 5 de mayo, en el Centro Histórico, mediante la entrega de 68 carritos, obtuvo el Premio Nacional de Diseño 2020, gracias a dar espacios públicos dignos e inclusivos a los trabajadores.

Ciudad de México, 24 de noviembre (SinEmbargo).- El Callejón Condesa obtuvo el Premio Nacional de Diseño 2020, debido al trabajo de rehabilitación del mismo.

Las autoridades dieron a conocer que el proyecto logró sustituir 68 puestos informales, y en su lugar se colocaron carritos que tienen el objetivo de reivindicar la necesidad de espacios públicos dignos e inclusivos en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

El proyecto de rehabilitación del Callejón Condesa, fue realizado por el Gobierno de la Ciudad de México, mediante la Secretaría de Gobierno y la asociación civil Los Rescatadores, y obtuvo dos premios nacionales de diseño 2020, en las subcategorías de Diseño de Experiencia y Espacios Interiores, Espacios Laborales y Diseño de Producto, Mobiliario.

En el Callejón, que se encuentra a lado del antiguo Palacio de Minería, ha sido un lugar para la venta de libros durante más de 20 años.

Fueron 68 puestos irregulares, los que fueron sustituidos con carritos. Foto: Refleacciona

Su recuperación se logró gracias a la instalación de 68 carritos, en los 800 metros cuadrados con los que cuenta el callejón, que dan una nueva imagen y dignifican la labor de los vendedores que ahí se concentran.

Los puestos, además de dignificar la labor de los vendedores, permiten la circulación de peatones por el callejón. Foto: Refleacciona

Antes de la intervención gubernamental, los vendedores de libros de segunda mano se encontraban en condiciones de hacinamiento, utilizaban mesas y lonas que se amarraban con cuerdas, para sí protegerse de las condiciones climatológicas.

Pero además de mejorar las condiciones laborales, también se distribuyó de mejor forma el espacio, para así permitir el paso de los peatones, mediante un pasillo central.

Los puestos son retractiles y su techo permite reflejar los edificios aledaños al callejón. Foto: Refleacciona

El diseño de los carritos se pensó para estar acorde al aspecto que tiene los edificios que están alrededor del Callejón Condesa, y están compuesto por dos mesas abatibles para exponer los libros, además de que el cofre inferior de los mismos sirve como almacén de la mercancía.

La cubierta del techo es reflejante, esto es de ayuda para que en verano se puedan observar las fachadas de los edificios aledaños.

Por otro lado, el Premio Nacional de Diseño busca que los diseños sean un elemento estratégico para el desarrollo económico, cultural, social y productivo del país.

Por lo que las autoridades destacaron que el galardón obtenido muestra que el trabajo conjunto logró ofrecer oportunidades para mejorar el espacio público y las condiciones laborales.