Ciudad de México, 25 de ene (SinEmbargo).– El Instituto Federal Electoral (IFE) tiene un largo historial de críticas por su proceder en la sanción a los partidos políticos. Las irregularidades que PRI, PAN, PRD y los institutos políticos más pequeños han señalado en distintos momentos en contra de sus adversarios, terminan invariablemente en presunciones o anomalías sin comprobar.

Pero la mejor manera que han encontrado los partidos y el IFE para “lavarse” después de elecciones turbias, son las multas. Por lo menos eso nos dicen los escándalos electorales de los últimos 13 años.

No sólo es el Caso Monex. El Pemexgate y Los Amigos de Fox –ambos del año 2000–, episodios que enardecieron a los votantes y llegaron a convertirse en amenazas para la estabilidad política del país, se resolvieron con simples multas.

Sin importar el hecho, el rebase de topes de campaña, los actos electorales anticipados, las irregularidades en informes y los spots contra otros partidos, terminarán en una sanción económica, un castigo que algunas veces llega años después de cometerse la falta y sin opción a remediar el daño.

Este es un recuento de conflictos resueltos con simples sanciones.

Vueltas de la vida. Miguel Angel Yunes era, apenas en 2002, el coordinador jurídico del Comité Ejecutivo Nacional del PRI. Él defendió al partido ante el IFE por las acusaciones de desvíos de fondos en el “Pemexgate”. Yunes es ahora un notable panista. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro

“PEMEXGATE”, LA PRIMERA MEGA MULTA

El 10 de diciembre de 2001 la Secretaría de la Contraloría y Desarrollo Administrativo (Secodam) presentó una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra Petróleos Mexicanos (Pemex) por presunto desvío de recursos a la campaña de Francisco Labastida Ochoa, candidato presidencial del PRI en el 2000.

De acuerdo con La Jornada, en la denuncia se planteó que en mayo del 2000 el entonces director de Pemex, Rogelio Montemayor Seguy, supuestamente transfirió al sindicato petrolero dos cheques por mil 100 millones de pesos que fueron depositados en un banco en Houston, Texas, y luego transferidos a México a cuentas bancarias a nombre del tricolor. También se vieron involucrados en la querella los líderes sindicales Carlos Romero Deschamps y Ricardo Aldana.

Las investigaciones continuaron y en enero de 2002 la PGR detuvo a Melitón Cázares, Andrés Heredia y Alonso Beraza, miembros del área de finanzas del PRI, quienes se convirtieron en testigos protegidos luego de que llegaron a un acuerdo para detallar la operación con que se logró ocultar el dinero proveniente de la paraestatal.

Meses más tarde, en mayo de ese año, según detalla el rotativo, se libraron mandamientos de captura contra Rogelio Montemayor y los ex funcionarios de Pemex Carlos Juaristi Septién, Juan José Domene y Julio Pinter; sin embargo, el sindicato petrolero demostró que los recursos se entregaron “como parte de los acuerdos contractuales” con la petrolera.

Tras el escándalo, en 2003 el IFE impuso al PRI una multa histórica por mil millones de pesos por rebasar los topes de gastos durante su campaña rumbo a la Presidencia en el 2000.

Pero el “Pemexgate” concluyó hasta el 26 de agosto de 2011, cuando se declaró prescrito el delito de peculado electoral contra Carlos Romero Deschamps, quien continúa siendo líder sindical y actualmente se desempeña como senador.

Arsenio Farell, Rogelio Montemayor y Carlos Romero de Deschamps. Foto: Cuartoscuro

LOS AMIGOS DE FOX

En junio del 2000, a unos días de que se realizaran los comicios federales, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) presentó una queja ante el IFE por la presunta existencia de una red de financiamiento paralelo en favor de la campaña presidencial del Partido Acción Nacional, encabezada por Vicente Fox.

El tema fue creciendo y poco a poco aparecieron más detalles. Ese mismo año el entonces senador Enrique Jackson denunció que a través de la empresa Alta Tecnología en Impresos se recibió dinero proveniente de la compañía belga Dehydration Technologies Belgium, para luego transferir los recursos a cuentas de Lino Korrodi, presidente de la asociación Amigos de Fox. Después se dio a conocer que esta asociación civil logró reunir 91 millones de pesos para la campaña blanquiazul.

Además, el First National Bank denunció ante la PGR a Juan Pablo Fox Quesada (hermano del ex Presidente) por el delito de fraude.

Hasta el 2003 el IFE impuso multas al PAN por 360 millones 971 mil 39 pesos y al Partido Verde Ecologista de México, con quien se unió en los comicios, por 184 millones 198 mil 610. ¿El motivo? Rebasaron los topes de campaña.

Tras las indagatorias se consideró que no se incurrió en ningún tipo de delito de lavado de dinero o electoral, por lo que las investigaciones en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) y la entonces Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) en torno al caso quedaron archivadas, mientras tanto, Vicente Fox gobernó del 2000 al 2006.

Lino Korrodi. Foto: Cuartoscuro

LA ELECCIÓN DEL 2006

Los comicios de 2006 sin duda fueron polémicos, comentados, llenos de quejas y dieron como resultado la imposición de diversas multas por parte del IFE.

En 2008 el Consejo General del IFE aprobó una multa por 38 millones de pesos en contra de Acción Nacional y de 1.7 millones contra el Revolucionario Institucional por considerar que realizaron actos anticipados de campaña durante la elección presidencial de 2006. En el caso del primer partido, distribuyó cerca de un millón de postales navideñas de su entonces candidato Felipe Calderón, evidenciando que el Presidente en turno Vicente Fox se había inmiscuido en el proceso electoral y por haber emitido promocionales televisivos durante una veda navideña. En tanto, también durante este periodo, el PRI emitió un spot de su abanderado Roberto Madrazo durante una semifinal de futbol.

Horas más tarde de esta resolución, se aprobó aplicar una sanción por 57 millones de pesos al Sol Azteca por haber incurrido en hechos violatorios del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, entre los que se incluyó el plantón del Paseo de la Reforma y la toma de la tribuna para impedir el VI Informe de gobierno de Vicente Fox. Sin embargo, el 20 de noviembre de 2008 el IFE redujo las sanciones a este partido, quedando en 43.5 millones de pesos.

Plantón en Reforma. Foto: Cuartoscuro

LOS ACTORES DEL PVEM

Durante el proceso electoral intermedio de 2009 el Verde Ecologista lanzó campañas proselitistas con entrevistas a los actores Raúl Araiza y Maité Perroni, quienes pedían un voto para el partido; además, realizó entrevistas concedidas a las revistas TV y Novelas y Vértigo y en spots televisivos difundió “productos integrados”.

Pero sería hasta el 25 de enero de 2012 cuando el Consejo General del IFE dio luz verde a una sanción por más de 194 millones 372 mil pesos al PVEM –la cifra original era de 288.8 millones– por rebasar topes de campaña con la difusión de propaganda encubierta.

Se trató de la tercera penalidad más alta en el ámbito electoral, sólo por debajo del “Pemexgate” y Los Amigos de Fox.

Además, ese mismo día el IFE impuso al Partido Nueva Alianza (Panal) una sanción de 4 millones 14 mil 665.87 pesos, por 37 propagandas difundidas en la revista Vértigo.

VALES PARA MEDICINAS

El año pasado el PRD presentó una denuncia contra el PVEM por transmitir en radio y televisión, durante la intercampaña y antes del inicio oficial de la campaña electoral, spots como el de vales de despensa con la frase “si el Gobierno no te los da, que te los pague”.

Tras una investigación, el 25 de abril el Consejo General del Instituto Federal Electoral avaló una multa de 5 millones 62 mil pesos al PVEM, pues difundió 43 mil 866 impactos de los promocionales de televisión.

LOS VIDEOS DEL PAN

El 12 de julio se multó con un millón 868 mil pesos al PAN por dos spots, uno que vincula a ex gobernadores del PRI con narcotraficantes y otro que señala que Veracruz era controlado por un cártel de la droga.

En un video llamado “Rojo” aparece la imagen de Enrique Peña Nieto, seguida de los ex gobernadores Mario Villanueva y Tomás Yarrington, así como las de varios narcotraficantes.

En otro se muestra a los ex gobernadores de Veracruz, Fidel Herrera, y de Coahuila, Humberto Moreira, y bajo la pauta “Tú me conoces”, se afirma que Veracruz es controlado por un cártel.

“MILES DE PRUEBAS”

En un spot bajo este título, lanzado por el Movimiento Progresista, que postuló a Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia, se hacía referencia a la presunta coacción del voto por parte del PRI en las elecciones de 2012. La emisión de este video le costó a la coalición una multa por un millón 482,420 pesos.

Los consejeros del IFE determinaron el 16 de agosto que el promocional “difamaba al PRI” al señalar que, junto con Enrique Peña Nieto, “compró” la Presidencia de la República.

La sanción se dividió de la siguiente manera: al PRD le correspondieron 560,108 pesos; al PT 490,544, y el Movimiento Ciudadano 431,768 pesos.

Pero las “miles de pruebas” no cesarían y el 17 de octubre el órgano electoral impuso una multa por un millón 490 mil 310 pesos al Movimiento Progresista por la difusión del spot “Miles de pruebas del fraude”, pues se determinó que “afecta la imagen de la cadena de tiendas de autoservicio Soriana”.

GASTOS DE LA CAMPAÑA 2012 

El 23 de agosto pasado, luego de dar a conocer las observaciones realizadas al informe de gastos de campaña de los partidos políticos, el IFE había avalado una multa de 8 millones 291 mil 226.67 pesos al Movimiento Progresista,alianza formada por el PRD, el Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano, por no haber reportado diferentes tipos de propaganda en la precampaña electoral.

De manera desglosada, las sanciones a la izquierda fueron de 5 millones 184 mil 755 pesos al PRD por 28 observaciones; 2 millones 574 mil 48 pesos por 26 observaciones al PT, y 532 mil 422 pesos a Movimiento Ciudadano por 15 observaciones.

Pero no sólo esa coalición se vio afectada, el órgano electoral también impuso una sanción al PRI por 6 mil 200 pesos, al contar con una observación, y al PAN por 210 mil 862 pesos. Además, Nueva Alianza fue multado con 115 mil 310 pesos, también por ocho observaciones

El único instituto político que libró las multas fue el Partido Verde (PV), quien no promovió la imagen de algún precandidato, sino sólo de su partido.

Por otra parte, el IFE indicó que ningún partido rebasó los topes de gastos en 2011, pero destacó que sí incurrieron en irregularidades en sus reportes de fiscalización por lo que el 5 de septiembre les impuso multas por un monto global de 87.3 millones de pesos, siendo la coalición Movimiento Progresista el más sancionado con más de 67 millones de pesos.

Con 268 faltas de carácter formal y oficioso que incluyeron no justificar el gasto al transporte por 9.4 millones de pesos, el PT fue sancionado con 33.7 millones.

En tanto el PRD tuvo 56 faltas de carácter formal y 14 de carácter sustancial sin poder comprobar dos millones en propaganda utilitaria, siendo multado por 32.7 millones.

Movimiento Ciudadano fue sancionado con 2.4 millones por emitir cheques sin requisitos legales.

El resto de las multas son: PAN, 10.2 millones; PRI, 7.7 millones; 420 mil pesos al PVEM, y 229 mil pesos al Panal.

LOS CALZONCILLOS DE MÁRQUEZ

El 12 de noviembre de 2011 el boxeador Juan Manuel Márquez salió a pelear contra el filipino Manny Pacquiao usando un calzoncillo con el logotipo del PRI.

Cuatro días después, el secretario general adjunto de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) negó que el Revolucionario Institucional hubiera contratado o pagado al boxeador para colocar en su short el logotipo del tricolor durante su pelea realizada en Las Vegas, Nevada.

Este episodio –transmitido en cadena nacional– le valió al tricolor 698 mil 900 pesos de sanción por la “aportación en especie” que hizo el pugilista.

Durante una sesión extraordinaria realizada el 12 de octubre de 2012, se especificó que el acto realizado por Márquez tuvo un costo en el mercado de 465 mil 933 pesos.

Foto: 15Rounds.com

CUANDO EL IFE PERDONA…

A lo largo de los últimos años, el IFE también se ha caracterizado por su condonación de multas y sus polémicos veredictos.

Por ejemplo, en febrero de 2009 el órgano electoral dio revés a un proceso de sanción que se pretendía aplicar a Televisa por sus presuntas “conductas atípicas” en la transmisión de promocionales electorales, evitando así que la televisora pagara una multa de cuatro millones 180 mil pesos. Según La Jornada, el IFE también perdonó a Televisión Azteca por el mismo caso y sólo le aplicó una multa de 2 millones de pesos por anomalías en la transmisión vía Sky.

En hechos más recientes, el 26 de enero de 2012 el IFE declaró infundadas dos quejas del PRI contra el entonces Presidente Felipe Calderón, una por el programa The Royal Tour y otra por sus declaraciones sobre presuntos vínculos del Revolucionario Institucional con el narcotráfico realizadas a The New York Times. El motivo de esta resolución fue que se consideraron “infundadas” las acusaciones del tricolor.

También en 2012, en abril, se desechó multar con más de 34 millones de pesos a PRD, PT y Movimiento Ciudadano por la transmisión en diciembre de 2011 de spots de Morena, por lo que sólo se hicieron acreedores a una amonestación pública.

En otro caso que también relacionó a Televisa, el 16 de agosto se determinó que no existían elementos que comprobaran la presunta propaganda encubierta de Enrique Peña Nieto en la empresa de Emilio Azcárraga Jean.

En el más reciente de los casos, y como muchos sectores suponían, el 23 de enero de 2013 el Instituto Federal Electoral perdonó al PRI. Incluso omitió imponerle una sanción económica, aspecto que apoyaban los consejeros Alfredo Figueroa, Lorenzo Córdova, Benito Nacif y María Marván.

Tras una fuerte polémica y ante la crítica de los partidos de izquierda, el Consejo General de IFE exoneró a la coalición Compromiso por México (PRI-PVEM) por el financiamiento a través de los monederos Monex, aunque aprobó notificar a la Secretaría de Hacienda –bajo la titularidad de Luis Videgaray, uno de los personajes más cercanos al Presidente–, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, y el Servicio de Administración Tributaria a fin de que inicien una investigación por presuntos actos que pudieran constituir alguna irregularidad.