La mariguana medicinal beneficiaría a quien sufre, defiende la ONU ante el Congreso

25/01/2016 - 2:38 pm

El especialista de la ONU dijo que el 80 por ciento de los mexicanos está en contra de la legalización de la mariguana, sin embargo “del otro lado de la frontera se están desarrollando una serie de dinámicas que obligan a México a tomar una postura”, por lo que urge la legalización de productos farmacéuticos derivados la cannabis, en especial para priorizar la salud de la población.

El debate parlamentario responde al acuerdo establecido el 30 de noviembre pasado en el Senado para abordar desde el Poder Legislativo los distintos puntos de vista. Foto: @kenialopezr
El debate parlamentario responde al acuerdo establecido el 30 de noviembre pasado en el Senado para abordar desde el Poder Legislativo los distintos puntos de vista. Foto: @kenialopezr

Ciudad de México, 25 de enero (SinEmbargo/EFE).- Antonio Mazzitelli, representante en México de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC), dijo en la Cámara de Diputados que las convenciones internacionales permiten el uso de productos farmacéuticos con base en drogas como la mariguana.

“Los Estados no tienen por qué impedir la circulación y la utilización de medicamentos que pueden aportar un beneficio a quien hoy sufre”, dijo este día Mazzitelli durante el primer foro de discusión sobre la regulación de la mariguana, en el que destacó que las Naciones Unidas promueven el uso de sustancias porque garantizan “el derecho a una muerte digna, tanto para el que sufre como para sus familiares”.

El representante de la ONU cuestionó los motivos que mueven a México a discutir la eventual legalización de la mariguana, sobre todo, ante los intereses de Estados Unidos, pues, sugirió, el país debe priorizar la salud de su población y no necesariamente “copiar” las acciones del vecino del norte.

“¿Debería México hacer lo que hacen sus vecinos solamente porque lo hacen o debería México tener una postura relacionadas a la salud de los mexicanos, y no quizá a los intereses del mercado de Norteamérica?”, dijo el funcionario ante expertos y legisladores.

También pidió que no sólo se discuta el derecho a la autodeterminación en el caso de la cannabis, sino en todos los medicamentos farmacéuticos derivados de otras sustancias como la coca y el opio, pues aseguró que “no se puede hacer un debate solamente de la mariguana cuando las drogas son muchas. O son todas o no es ninguna”.

“¿El consumidor de heroína no tienen los mismos derechos de un consumidor de mariguana? ¿Debería el Estado tomar una postura con respecto ese derecho de autodeterminación, que es un derecho universal?”, cuestionó.

Refirió que el Congreso de la Unión convocó a debatir “un producto, la mariguana, que entre las drogas ilícitas es la que genera menos provecho por el crimen organizado, menos problemas sociales comparada a muchas otras drogas. El problema que se pone es que tipología de actitud que debe tener el Estado y las leyes con respecto al derecho de la autodeterminación”.

El Congreso apeló hoy a cambiar la política punitiva y prohibicionista sobre la mariguana, al iniciar unas audiencias públicas sobre el uso de la planta, cuyo cultivo y consumo fue autorizado por la Suprema Corte a cuatro ciudadanos mexicanos el año pasado.

“Tenemos el reto de plantear una alternativa al problema del mercado ilegal de la mariguana y sus consecuencias negativas. O permanecer como estamos a riesgo de comprometer la salud, la seguridad y la dignidad de las personas”, dijo en la inauguración el presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano.

El presidente de la Cámara baja, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática(PRD), recordó que la política antidrogas a nivel mundial está basada en el castigo.

Ello ha generado “consecuencias inusitadas” como la aparición de nuevas drogas, la expansión de la delincuencia organizada o la violación de los derechos humanos, entre otros factores negativos.

Afirmó que es “urgente” que el Congreso colabore en definir una posición nacional en materia de legalización del cannabis, luego de que un histórico fallo de la SCJN del año pasado abriera el debate al permitir que cuatro ciudadanos usen la marihuana con fines recreativos.

En su intervención, el presidente del Senado de la República, Roberto Gil, afirmó que la política actual es “punitiva y prohibitiva”, y reconoció que “no está funcionando”.

“No podemos quedarnos así en este statu quo, sino que tenemos que poner imaginación y responsabilidad política para tomar las mejores decisiones paraMéxico”, resaltó el senador, del conservador Partido Acción Nacional (PAN).

Gil recordó que estas audiencias públicas, que se desarrollarán alternativamente en las sedes de las Cámaras hasta mediados de febrero en distintos días, buscan impulsar la construcción de políticas públicas que “ayuden a remediar daños y consecuencias” de la existencia del mercado de la droga en México.

Tildó estos foros de “ejercicio inédito” al ser los primeros convocados por el Legislativo conjuntamente y por hacerse acompañar de un consejo técnico en el que confluyen tanto representantes institucionales como expertos.

Asimismo, remarcó que a partir de las conclusiones que se obtengan de las distintas audiencias se evaluará en las Comisiones las iniciativas que planteen políticas regulatorias.

Recordó que “el trabajo de decisión iniciará cuando los legisladores nos sentemos a tomar decisiones”, y señaló que este foro no rivaliza con otros ejercicios de diálogo.

Y puso como ejemplo el que desempeña el Ejecutivo Federal, que este mes presentó una plataforma digital con información que ayudará al debate nacional sobre el uso de la marihuana y este martes celebrará un foro centrado en la salud pública y la prevención.