México

El 80% de asesinatos en México en 2020 son ejecuciones del narco: Informe de Semáforo Delictivo

25/01/2021 - 10:16 pm

El país atraviesa desde hace una década una ola de violencia a raíz de los enfrentamientos entre grupos criminales y de la guerra declarada contra el narcotráfico.

México, 25 ene (EFE).- El 80 por ciento de los homicidios están vinculados en México al narcotráfico y es el país con una de las tasas más altas de este delito en el mundo, informó este lunes la ONG Semáforo Delictivo.

De acuerdo con el reporte de la organización, en 2020 se registraron un total de 34 mil 515 homicidios, una ligera reducción del dos por ciento respecto al año anterior cuando se contabilizaron 34 mil 648 victimas.

México tiene una tasa de 28 homicidios por cada 100 mil habitantes, casi cinco veces superior a la tasa mundial de seis homicidios por cada 100 mil habitantes.

“Debemos recordar que cerca del 80 por ciento de esos homicidios son ejecuciones de narcotráfico. Ese es el reto que el Gobierno federal prometió resolver y que no ha logrado”, aseguró en un comunicado Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo.

El narcotráfico no disminuyó durante el 2020, a pesar de la pandemia de COVID-19. Foto: Cuartoscuro.

Señaló que México sigue siendo uno de los países con peores resultados e imagen a nivel mundial y resaltó que las víctimas de estos homicidios no sólo son narcomenudistas, sino policías, periodistas, funcionarios públicos y ciudadanos inocentes.

Detalló que en 2020, 10 estados tuvieron incremento en homicidios. Los casos más extremos fueron Yucatán con 58 por ciento de alza, Zacatecas 55 por ciento, San Luis Potosí 37 por ciento, Sonora 25 por ciento, Guanajuato 21 por ciento y Michoacán 20 por ciento.

Y aseguró que donde hay mayores tasas de homicidio es donde existe una rivalidad entre mafias de drogas.

En cuanto a otros delitos reiteró que existió una baja en la mayoría de ellos el año pasado, aunque afirmó que las reducciones son extraordinarias y se deben principalmente al confinamiento por la pandemia.

“Son buenas noticias, sin duda, pero se deben a las consecuencias del confinamiento y la consecuente reducción de oportunidad para cometer delitos”, informó.

La violencia en el país no para. Foto: Cuartoscuro.

Por otro lado, dijo, el confinamiento provocó un alza en la violencia familiar de cinco por ciento.

Mientras que el feminicidio, una manifestación extrema de la violencia familiar, no tuvo incremento, pero se mantuvo en rojo todo el año.

Roel manifestó su preocupación por la tendencia al alza en 2021 de la violencia doméstica y la violación a menores de edad, “por lo que debemos estar alertas y fortalecer las campañas preventivas” por medio de instituciones, las áreas preventivas y por la sociedad en general.

Por ello, hizo un llamado para entender el fenómeno, detectarlo a tiempo y prevenirlo.

El país atraviesa desde hace una década una ola de violencia a raíz de los enfrentamientos entre grupos criminales y de la guerra declarada contra el narcotráfico.