Pese a que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos no especifica quién asume las funciones del mandatario en caso de que sufra alguna enfermedad, sí aclara que sucedería si pide licencia temporal o definitiva. Las claves están en los artículos 84 y 85.

Ciudad de México 25 de enero (SinEmbargo).- Gustavo Díaz Ordaz, Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y ahora Andrés Manuel López Obrador son algunos de los presidentes mexicanos que han presentado dificultades de salud, mientras se desempeñaban como titulares del Poder Ejecutivo.

De acuerdo con el periodista Álvaro Delgado, algunos mandatarios han sido hasta sedados, con el fin de ser atendidos por distintos padecimientos de salud.

“A lo largo de la historia del país ha habido presidentes de la República que han tenido que ser, inclusive, sedados, es decir, que han perdido la consciencia, en razón de la anestesia y que por tanto han generado una deliberación pública sobre qué pasa en caso de ausencia temporal o definitiva del titular del ejecutivo en México”, dijo hoy durante el programa “Café y Noticias”, que conduce el periodista Alejandro Páez Valera en SinEmbargo Al Aire.

Recordó que fue Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970) el primero que dio señales de haber sufrido una intervención quirúrgica.

“El Presidente Gustavo Díaz Ordaz apareció, en algún momento, con un parche, porque había sido sometido a una cirugía, y esto fue en víspera de la inauguración de los Juegos Olímpicos de 1968”, detalló.

Posteriormente, aseguró, no se tuvo información sobre algún padecimiento de los exmandatarios Luis Echeverría Álvarez (1970-1976); José López Portillo (1976-1982); Miguel de la Madrid (1982-1988) y Carlos Salinas de Gortari (1988-1994).

Fue hasta el año 2000, ya con Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000) en la Presidencia, que la salud del mandatario volvió al centro de la palestra.

Zedillo Ponce de León apareció en silla de ruedas, luego de sufrir una microcirugía de rodilla, tras un juego de tenis.

Ernesto Zedillo, expresidente de México (1994-2000). Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro

Vicente Fox Quesada (2000-2006), agregó Delgado, inclusivo fue internado y pasó un mes en recuperación, por una hernia discal.

“Vicente Fox, que quizá sea el caso más paradigmático, el 12 de marzo de 2003, justamente cuando se discutía si México apoyaba a Estados Unidos en la invasión a Irak, de pronto fue internado y estuvo en una recuperación de un mes y sufrió esa operación el 9 de abril de 2003, estuvo inconsciente”, apuntó.

El expresidente Vicente Fox Quesada. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro

Si bien Felipe Calderón Hinojosa no presentó ninguna enfermedad grave, sí fue visto con un cabestrillo.

“Según se informó, fue consecuencia de una caída de la bicicleta y se fracturó un hombro y tuvo una contusión en una rodilla, eso fue el 30 de agosto de 2008, cuando tenía dos años en el cargo”, recordó.

El expresidente Felipe Calderón Hinojosa, Foto: Fernando Carranza, Cuartoscuro

Mientras Enrique Peña Nieto ingresó en dos ocasiones al quirófano. La primera de ellas fue el 31 de julio de 2013, por una operación en la tiroides, ahí también fue anestesiado de forma general.

La segunda ocasión fue el 26 de junio de 2015, también por una cirugía, en la que se le extirpó la vesícula biliar.

El expresidente Enrique Peña Nieto, expresidente de México. Foto: Diego Simón Sánchez, Cuartoscuro

Y ahora, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha contraído la COVID-19.

El Presidente de México tiene 67 años de edad y por la presión alta y un padecimiento de corazón, está en el grupo de alto riesgo. Sin embargo, López Obrador se ha negado a dejar sus giras por el país en vuelos comerciales y también aparece normalmente sin mascarilla. Muchos de sus colaboradores cercanos han enfermado de COVID-19.

AMLO Y LA COVID

El domingo, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, de 67 años, anunció que tenía COVID-19 y que se encuentra bajo “tratamiento médico” a pesar de que tiene síntomas leves.

“Lamento informarles que estoy contagiado de COVID-19. Los síntomas son leves, pero ya estoy en tratamiento médico. Como siempre, soy optimista. Saldremos adelante todos”, informó a través de redes sociales.

El anuncio lo hizo horas después de que participara en la inauguración de unas instalaciones de la Guardia Nacional en el estado de San Luis Potosí. Un día antes, el sábado, también estuvo de gira, pero en el estado de Nuevo León.

En ninguno de sus actos el Presidente llevó mascarilla.

Por su parte, la Secretaría de Salud federal detalló que López Obrador presenta un “COVID leve” y se encuentra bajo resguardo y seguimiento de un equipo multidisciplinario, encabezado por el titular de la dependencia, Jorge Alcocer Varela.

“Hace pocos minutos apenas, el Presidente notificó, a través de sus redes sociales, que el día de hoy se confirmó infectado y con signos y síntomas de COVID-19. Felizmente, el Presidente se encuentra estable, los signos y síntomas son leves, es decir, en estos momentos él está experimentando un COVID leve”, dijo hoy el director de Epidemiología, José Luis Alomía, durante la conferencia de prensa diaria sobre la epidemia de coronavirus en el país.

¿QUÉ DICE LA CONSTITUCIÓN?

Pese a que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos no especifica quién asume las funciones del mandatario en caso de que sufra alguna enfermedad, sí aclara que sucedería si pide licencia temporal o definitiva.

De acuerdo con el Artículo 85, el Presidente en funciones puede solicitar una licencia por hasta 60 días naturales.

Una vez que el Congreso la avale, quien ostente el cargo de la Secretaría de Gobernación asumirá provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo.

Dicho mecanismo continuará en caso de que la falta del mandatario sea absoluta.

El Articulo 85 constitucional. Imagen: Captura de pantalla.

Sin embargo, puntualiza el Artículo 84, quien detente la cartera de Gobernación sólo durará en el cargo no más de 60 días, mientras el Congreso nombra a un Presidente interino o sustituto.

Quien sea nombrado como sustituto no podrá remover o designar a algún secretario de Estado, sin la autorización previa del Senado.

“Quien ocupe provisionalmente la Presidencia no podrá remover o designar a los Secretarios de Estado sin autorización previa de la Cámara de Senadores”, detalla el Artículo 84.

El Artículo 84. Imagen: Captura de pantalla.

La Constitución agrega que si la falta absoluta del mandatario ocurre en los primeros cuatro años del periodo, el Congreso deberá nombrar a un Presidente sustituto para que termine el mandato.

“Cuando la falta absoluta del Presidente ocurriese en los cuatro últimos años del período respectivo, si el Congreso de la Unión se encontrase en sesiones, designará al presidente substituto que deberá concluir el período, siguiendo, en lo conducente, el mismo procedimiento que en el caso del presidente interino”.

Luego de que el Presidente anunciara que había dado positivo a la COVID-19, destacó que la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, será la encargada de atender las conferencias matutinas en Palacio Nacional.

“Me representará la Dra. Olga Sánchez Cordero en las mañaneras para informar como lo hacemos todos los días”, escribió en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Sánchez Cordero dijo que atenderá las conferencias matutinas “para seguir informando a los mexicanos con responsabilidad y compromiso”.