Durante un evento que encabezó en Iztapalapa, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que se invertirá en la entidad para atacar el problema de la escasez y calidad del agua.

Ciudad de México, 25 de febrero (SinEmbargo).- Con el objetivo de mejorar el suministro de agua en la Alcaldía de Iztapalapa, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció una serie de acciones.

Luego de encabezar la inauguración de dos Puntos de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes (Pilares) en esta entidad, la morenista aseveró que se espera que los habitantes de esta entidad de oriente reciban 500 litros de agua por segundo, de la zona poniente de la capital.

Explicó que se harán inversiones en nuevas formas de abastecimiento, sobre todo para que “en aquellas zonas donde hay más agua no se la queden y que venga toda esa agua a Iztapalapa”.

Al mismo tiempo, añadió, se busca que la calidad del agua sea mejor, por ello trabaja con el Instituto de Ingeniería pues las plantas potabilizadoras no operan adecuadamente”.

Dio a conocer que actualmente 22 plantas potabilizadoras abandonadas.

Finalmente la mandataria prometió atender las fugas de agua y se espera que para abril habrá 75 cuadrillas para atender en diversas en distintos puntos de la Ciudad de México.

La Ciudad de México pertenece a la Región Hidrológica Administrativa XXII, conocida como la Cuenca de México, que abarca los estados de Hidalgo, Ciudad de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala. Todos ellos, alimentados por la combinación de aguas de diverso origen: el 68 por ciento proviene de la extracción de lluvias subterráneas; el 3 por ciento proviene de ríos y manantiales; el 7 por ciento del reúso y un 23 por ciento de la extracción de los sistemas de las cuencas de Lerma y Cutzamala.

De acuerdo con los datos del Fondo para la Comunicación y la Educación ambiental AC, la cuenca cuenta con casi 23 millones de habitantes que tiene que compartir el menor índice de agua renovable per cápita, con sólo 160 m3 por habitante al año. Poniendo a la cuenca en una situación de escasez hídrica absoluta.

En el Reporte a Mecanismo Internacionales expedido por la Comisión de Derechos Humanos de la Cuidad de México (CDHDF) en el 2017 se informa que en la CdMx el consumo de agua en zonas populares es 28 litros por persona. Esta cifra dista de lo recomendado por la OMS, y de los 275 y 410 litros de consumo en sectores medios y los de mayores ingresos, donde el consumo diario va de los 800 a 1,000 por habitante.