Como parte de las medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus entre la población, El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) hizo un llamado para que los empleadores de personal del hogar respeten sus derechos; deben evitar aumentar las cargas de trabajo y procurar medidas que no pongan en riesgo la salud de este sector.

Ciudad de México, 25 de marzo (SinEmbargo).- El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) hizo un llamado a la población para que, durante esta contingencia, respeten los derechos de las trabajadoras del hogar.

En un comunicado, el organismo federal expresó que al obligar a las trabajadoras del hogar a cuidar a “personas que pongan en riesgo su salud” es una acción que vulnera las garantías de este sector.

En el marco de las medidas sanitarias impuestas por las autoridades, el organismo instó a que los empleadores procuren ciertas medidas con sus empleados como:

1.- Considerar la condición de salud de las personas trabajadoras del hogar y, en caso de estar en situación de riesgo, asegurar el pago de su salario íntegro, garantizar su empleo y contribuir con la cobertura de gastos médicos. En caso de no estar inscritas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), exentarlas de asistir al lugar de trabajo.

2.- Evitar el aumento de la carga laboral y la obligación de cuidar a personas que presenten síntomas que ponga en riesgo su salud.

3.- Formalizar la relación laboral con contrato y participar en el programa piloto para asegurarlas al IMSS. Este trámite puede iniciarse de manera inmediata en el portal https://cutt.ly/1tnAuEQ

A los tres puntos anteriores, se debe sumar el lavado de manos constante y asegurar el uso de guantes que evite el contacto directo con pañuelos desechables.

En el marco de la Jornada Nacional de Sana Distancia, el Conapred recordó que el personal del hogar, cuenta con derechos que deben ser respetados de manera plena.

Este grupo de trabajadores ha enfrentado, a lo largo de la historia, situaciones de desventaja social y económica frente a otros sectores.

Según datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación (Enadis) en 2017, reveló que el 97 por ciento de las personas que se dedican a labores del hogar no cuentan con contratos, mientars que al 88 por ciento laboran sin prestaciones económicas.