En un comunicado, el autor destacó la importancia de los libros en esta “época muy difícil para todos nosotros”, una alusión a la incierta situación creada por la pandemia del COVID-19 y el confinamiento por tiempo indefinido de la población.

Jancar se suma así a la lista de destacados literatos honrados desde 1965 con este prestigioso galardón, en la que figuran autores como Javier Marías, Umberto Eco, Jorge Semprún, Simone de Beauvoir o Michel Houellebecq, entre otros.

Viena, 25 de marzo (EFE).- El escritor esloveno Drago Jancar es el ganador del Premio austríaco de Literatura Europea 2020, por el conjunto de una obra que hace “comprensibles” los trastornos de la historia en el individuo, anunció este miércoles la secretaria austríaca de Estado para la Cultura, Ulrike Lunacek.

Jancar (1948) se suma así a la lista de destacados literatos honrados desde 1965 con este prestigioso galardón, en la que figuran autores como Javier Marías, Umberto Eco, Jorge Semprún, Simone de Beauvoir, Antonio Lobo Antunes o Michel Houellebecq, entre otros.

En un comunicado, Lunacek ha destacado la importancia de los libros en esta “época muy difícil para todos nosotros”, una alusión a la incierta situación creada por la pandemia del COVID-19 y el confinamiento por tiempo indefinido de la población.

“Hacer vívidamente comprensibles las distorsiones que nuestra historia causan en el individuo: esta es una de las grandes fortalezas” de la obra del novelista, dramaturgo y poeta esloveno galardonado este año, ha resaltado el jurado al explicar su elección.

Recuerda que el “trabajo multifacético” de Jancar está “impregnado de una “apertura llena de dudas” y resalta el esfuerzo constante del autor de Auella noche que la vi por “identificar las simplificaciones como algo que en última instancia equivalen a la aniquilación de la humanidad”.

La entrega del premio, dotado de 25 mil euros (27.023 dólares), suele tener lugar durante el verano de cada año, pero esta vez aún no hay una fecha planificada debido a la incierta situación que se vive en Europa por la expansión de la pandemia del COVID-19.

“Tan pronto como sea posible celebrar eventos de nuevo, empezaremos a planificar” la ceremonia, prometió Lunacek.