El consejo mexicano del sector agropecuario adelantó que la crisis que se avecina será fuerte. “Vamos a una crisis muy fuerte y queremos estar preparados”, alentó el presidente del organismo.

Ciudad de México, 25 de marzo (SinEmbargo).- Al llegar a la Fase 3, y en adelante, de la contingencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, el abasto de alimentos se convertiría en un problema nacional por lo que se debe actuar de manera rápida y ágil, alertó el Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

“El CNA estima que en la etapa tres y subsecuentes va a ser un serio problema garantizar la cadena de abasto y ahí tenemos que trabajar para estar coordinados con la autoridad para que el tema de los alimentos este fuerte”, aseveró.

Bosco de la Vega, presidente del CNA advirtió que el Gobierno mexicano debe tomar acciones inmediatas para prever los siguientes escenarios. Para ello, aseguró que el viernes 27 de marzo habrá un encuentro entre el sector privado y el Estado para plantear soluciones ante la problemática.

“Vemos que vamos a una crisis y queremos que la cadena de suministro de alimentos este trabajando tanto para el abasto nacional como para exportar. Queremos establecer medidas de seguridad claras para la producción en el campo, almacenaje, transporte, centros de distribución, supermercados y apoyar a los más necesitados”, expresó de la Vega.

En la reunión, dijo, participará el Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos; el representante de la Antad, Vicente Yáñez; así como representantes de centrales de abasto, del banco de alimentos, de seguridad, comunicación y logística.

Adelantó que la crisis que se avecina será fuerte, por lo que recomendó únicamente comprar y consumir lo necesario para evitar que los anaqueles se vacíen. “Vamos a una crisis muy fuerte y queremos estar preparados”, alentó.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales planteó que no hay sistema que pueda resistir las compras de pánico. Hizo énfasis en que los saqueos o destrucciones de tiendas rompen la cadena de abastecimiento.

“Hay desabasto en algunas cuantas cosas: gel, tapabocas, toallitas sanitizantes; es muy poquito esto, solo en algunos casos. No hay desabasto de productos importantes. Se puede acabar el arroz por la tarde, pero en la mañana ya hay, no hay reportes de ruptura de cadena de abasto”, dijo Yáñez.

Durante la conferencia de prensa matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la Secretaria de Economía, Graciela Márquez, afirmó que México cuenta con una reserva de alimentos básicos para 100 días, con ello se garantiza el abasto de productos básicos durante la contingencia por el COVID-19.

“Las reservas estratégicas de Liconsa y Diconsa nos permiten informarles que tenemos una reserva de básicos para 100 días (…) Va a ser crucial que se sepa, en todo momento, que hay disponibilidad de productos básicos, en medio de las medidas de contingencia que se tomarán por la presencia del COVID-19 en el país”, señaló.

La funcionaria adelantó que sostendría una conferencia telefónica con sus pares estadounidense y canadiense, a fin de acelerar la puesta en marcha del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Sostuvo que dicha plática tiene por objeto impulsar las regulaciones secundarias al acuerdo comercial, para garantizar que entre en funcionamiento lo antes posible.