China ha asistido a una considerable caída de la transmisión de nuevos casos del virus a nivel local, después de que drásticas medidas de prevención y limitación de movimientos ayudasen a controlar la pandemia en muchas partes del país.

Pekín, China, 25 de mayo (EFE).- China registró este domingo 11 nuevos contagios por coronavirus, todos ellos “importados” del exterior, tras contabilizar tres el sábado y ninguno el viernes, informó hoy la Comisión Nacional de Sanidad.

De estos 11 casos, diez se registraron en la provincia septentrional de Mongolia Interior, y el otro en la de Sichuan (suroeste).

No se produjo ningún nuevo fallecimiento en las últimas 24 horas ni se contabilizaron nuevos casos sospechosos, según la comisión.

Además, las autoridades sanitarias chinas informaron de que, hasta la pasada medianoche loca, se había dado de alta a siete pacientes, por lo que el número de contagiados activos en el gigante asiático es de 83, de los cuales siete se encuentran en estado grave.

El número total de decesos por la COVID-19 se sitúa en cuatro mil 634, entre los 82 mil 985 infectados diagnosticados oficialmente en China desde el inicio de la pandemia, y de los que 78 mil 268 superaron con éxito la enfermedad y fueron dados de alta.

Hasta la fecha se ha realizado seguimiento médico a 742 mil 506 contactos cercanos con infectados, de los cuales cinco mil 152 continúan en observación, y de ellos seis serían casos sospechosos de haberse contagiado del virus.

En cuanto a los infectados asintomáticos, China registró 40 nuevos casos en este último parte, lo que sitúa el total de personas en esas circunstancias y bajo observación en 396.

En Hong Kong los casos se elevan a mil 65 con cuatro muertes y en Taiwán se contabilizan un total de 441 casos y siete muertes.

Desde el pasado marzo, China ha asistido a una considerable caída de la transmisión de nuevos casos del virus a nivel local, después de que drásticas medidas de prevención y limitación de movimientos ayudasen a controlar la pandemia en muchas partes del país.

Sin embargo, desde entonces ha visto cómo crecían los nuevos casos “importados” desde el exterior, la gran mayoría de ellos relacionados con chinos que regresan a su país desde otros severamente afectados por el nuevo coronavirus.