Las cámaras de la industria automotriz resaltaron que la producción en Puebla tendrá un “papel clave” en el arranque del T-MEC, por lo que necesitan que Barbosa permita el regreso de Volkswagen y Audi para el 1 de junio.

El ejecutivo estatal aseguró que el decreto que frenó la reanudación de actividades de las industrias automotriz y de la construcción no será reconsiderado.

Por Osvaldo Valencia y Jessica Zenteno

Puebla, 25 de mayo (Central).- Las cámaras de la industria automotriz en México pidieron al gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, reconsiderar en sus acciones y permitir el retorno de las actividades de las plantas de Volkswagen y Audi a partir del 1 de junio. El mandatario local aseguró que el postergar el reinició de actividades de las empresas es una decisión tomada que no será reconsiderada.

A través de un comunicado, pidieron al gobierno del estado un plan estratégico para reactivar de manera paulatina la actividad económica en la entidad. El documento fue respaldado por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA), la Industria Nacional de Autopartes (INA), el Clúster Automotriz Zona Centro (CLAUZ) y la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos.

Las cámaras automotrices destacaron la necesidad de reactivar las actividades en las plantas de Volkswagen y Audi al señalar que 97 mil de los 980 mil trabajadores de esta industria están en Puebla, y que esta actividad es un referente económica del estado al general el 20.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de Puebla y el 3.8 por ciento a nivel nacional.

“Solicitamos de manera respetuosa al Gobierno de Puebla que dé por concluida la vigencia del periodo del decreto publicado en el Periódico Oficial del Estado el pasado viernes 22 de mayo de 2020 y que se nos permita iniciar la preparación, limpieza y planeación de nuestras plantas lo antes posible”.

Agregaron que la producción automotriz de Puebla jugará un “papel clave” en el inicio del Tratado Comercial México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), a partir del próximo miércoles 1 de julio de este año.

De acuerdo con el decreto publicado el pasado 22 de mayo, se podrán retomar actividades en la industria automotriz y de la construcción hasta que el gobierno de Puebla determine que existen las condiciones sanitarias para reanudarse.

BARBOSA DICE QUE NO

En conferencia de prensa, el gobernador respondió que se deben asumir medidas de sacrificio, por lo cual, la decisión tomada a través del decreto publicado en el Periódico Oficial del Estado no se modificaría por el interés de unos cuantos.

Aseguró que el decreto mira por el interés de todos, principalmente por la salud de los poblanos, ya que el estado se encuentra en el momento más crítico de contagios de la COVID-19.

“Debemos asumir medidas de sacrificio y que esto lo estamos haciendo de manera muy responsable, este decreto un decreto que mira por el interés de todos, por el interés general que mira para que las cosas sean menos dolorosas en la sociedad, que mira por la gente, la decisión está tomada”, expresó.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE CENTRAL. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.