La tensión aumentó este fin de semana, cuando la Concamin acusó de “mentir descaradamente” al director de la CFE, al aclarar que los privados sí pagan por usar las líneas de transmisión y que sus plantas sí pueden producir todo el día.

México, 25 de mayo (EFE).- Los principales grupos empresariales mexicanos expresaron este lunes su confianza en que el Poder Judicial proteja las energía limpias en medio de la batalla legal contra la nueva política del Gobierno que restringe los proyectos renovables de los privados.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) respaldó la postura de “libre competencia” y “certidumbre jurídica” de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), que este fin de semana acusó de mentir a Manuel Bartlett, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Confiamos en el poder judicial para seguir garantizando el acceso a energías limpias y de costos más bajos para los consumidores mexicanos”, tuiteó el CCE, la principal cúpula del sector privado del país.

El pronunciamiento ocurrió tras revelarse que un juez federal otorgó siete suspensiones definitivas a igual número de empresas que frenan por “tiempo indefinido” el acuerdo que el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) publicó el pasado 29 de abril.

A este acuerdo se suma el de la Secretaría de Energía (Sener), que el 15 de mayo publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional.

Aunque el Gobierno argumentó al inicio que pretendía garantizar el suministro eléctrico en el marco de la crisis por el COVID-19, el presidente Andrés Manuel López Obrador admitió después que busca proteger a la CFE del trato “injusto” de los privados.

La tensión aumentó este fin de semana, cuando la Concamin acusó de “mentir descaradamente” al director de la CFE, al aclarar que los privados sí pagan por usar las líneas de transmisión y que sus plantas sí pueden producir todo el día.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) se sumó este lunes a la acción de los industriales “en favor de la competitividad y certidumbre” de las empresas.

“Deploramos las maliciosas insinuaciones de Manuel Bartlett sobre la integridad de la representación del presidente Francisco Cervantes (de Concamin)”, tuiteó Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex.

El CCE ha denunciado que las reglas del Cenace afectarán proyectos eléctricos en 18 estados con una inversión total de más de 30 mil millones de dólares.

Además, peligran 44 proyectos en construcción con más de seis mil 400 millones de dólares de inversión, denunciaron la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex) y la Asociación Mexicana de Energía Eólica (Amdee).

Ambientalistas y empresarios han advertido que el Gobierno pretende usar el combustóleo residual de la refinación de Petróleos Mexicanos (Pemex) para las plantas termoeléctricas de CFE, lo que resultaría en más contaminación.

“Nos sumamos a Concamin por una inversión eléctrica en pro del medio ambiente, de la salud y de la calidad de vida de los mexicanos. Los hogares mexicanos tienen derecho a los mejores y más ambientalmente sustentables costos de energía”, escribió la Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra).