México

Expertos no descartan que viruela del mono llegue a México, pero piden mantener calma

25/05/2022 - 9:05 pm

Especialistas consultados por SinEmbargo aseguran que sí existe la posibilidad de que en México pueda presentarse algún caso debido a que el país no tiene ningún tipo de restricción para permitir el acceso de turistas extranjeros y a que la viruela símica tiene un tiempo de incubación que puede alcanzar hasta los 20 días antes de que la persona infectada presente algún tipo de síntoma.

Ciudad de México, 25 de mayo (SinEmbargo).- El brote de viruela del mono o símica que se ha registrado en varios países del mundo ha prendido las alarmas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de los gobiernos de todo el planeta, incluido México, en donde los expertos no descartan que puedan presentarse casos.

Hasta este martes, la OMS ha registrado más de 92 casos de viruela símica y 28 sospechosos en Alemania, Australia, Bélgica, Canadá, España, Francia, Italia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y Suecia. En América, Estados Unidos confirmó un caso y otros cuatro sospechosos, todos ellos en hombres.

Hasta el momento en México no se han identificado casos de viruela símica; sin embargo, el Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (Conave) lanzó una alerta a las unidades de salud para que, en caso de que existiera un caso sospechoso de viruela de mono, se envíe inmediatamente una muestra biológica a los laboratorios gubernamentales para confirmar o descartar el contagio.

El aviso está dirigido a todas las unidades de salud de primer, segundo y tercer nivel de atención, tales como las Unidades de Vigilancia Epidemiológica Hospitalaria, y miembros de la Red Nacional de Laboratorios de Salud Pública.

Ante esta situación, especialistas consultados por SinEmbargo aseguran que sí existe la posibilidad de que la viruela del mono llegue a México debido a que el país no tiene ningún tipo de restricción para permitir el acceso de turistas extranjeros.

“La posibilidad sí existe, no nada más de ahora, sino de antes, sobre todo porque en México no hay ninguna barrera para que alguien entre al país, pero no sabemos ni cómo ni cuándo. Yo creo que una persona que desarrolla la enfermedad de entrada va a limitarse, pero no se puede evitar que suceda en algún momento sobre todo si viaja alguien que no se le notan las lesiones”, aseguró el doctor Malaquías López Cervantes, profesor del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

A diferencia de los aerosoles por los que se dispersan los coronavirus, los virus de la viruela requieren un contacto más directo con los contagiados y con sus efluvios. Foto: CDC

En tanto, Alfredo Morayta, infectólogo y expresidente de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica, afirmó que otro factor que debe de tenerse en cuenta es que la viruela símica tiene un tiempo de incubación que puede alcanzar hasta los 15 días antes de que la persona infectada presente algún tipo de síntomas.

“Existe todo el riesgo de que pueda presentarse en cualquier parte del mundo porque el periodo de incubación es de hasta de 15 días, por los viajes trasatlánticos se puede presentar el cualquier lugar del mundo y si tienes hacinamiento, hay roedores alrededor pues se incrementa la posibilidad”.

Por su parte, el doctor Antonio Aguilar Rojas, jefe de la Unidad de Inteligencia Epidemiológica, Sanitaria y Hospitalaria del Hospital Juárez de México, indicó que la globalización que se vive actualmente influye de manera directa a que se registren contagios en lugares inusuales.

“Algo muy remoto no, —la posibilidad de que el virus llegue a México— porque estamos en un mundo que está conectado, esta globalización puede hacer que tengamos varios números de zoonosis, que son enfermedades que se presentan en los animales y pueden saltar a los humanos”.

Esta imagen de un microscopio electrónico, proporcionada el miércoles 18 de mayo de 2022 por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, muestra viriones maduros de viruela símica, de forma ovalada (izquierda) y viriones inmaduros esféricos (derecha), obtenidos de una muestra de piel humana vinculada con un brote de 2003. (Cynthia S. Goldsmith, Russell Regner/CDC vía AP)

La viruela del mono es una enfermedad zoonótica viral, lo que significa que puede transmitirse de animales a humanos, aunque también puede propagarse entre personas.

Su transmisión tiene lugar a través del contacto con heridas, fluidos corporales, gotículas y material contaminado (como ropa de cama). Su período de incubación suele ser de seis a trece días, aunque puede prolongarse hasta los 21 días.

Los síntomas son similares a los de la erradicada viruela, pero algo más leves: Incluyen fiebre, dolor de cabeza, muscular y de espalda, escalofríos y agotamiento, y con frecuencia hay inflamación de los ganglios y una erupción cutánea.

Los expertos explicaron que no se trata propiamente de una enfermedad de transmisión sexual, aunque puede transmitirse durante el sexo por el intenso roce entre cuerpos y al compartir una misma cama y sábanas.

En varios casos las primeras partes del cuerpo en presentar erupción cutánea son las zonas genitales y el ano.

Las mayores tasas de mortalidad se presentan en niños, jóvenes e inmunodeprimidos. Se ha observado un curso más severo de la infección en personas no vacunadas frente a la viruela. Foto: Brian W.J. Mahy/CDC

PIDEN NO CAER EN PÁNICO

Los especialistas consultados por SinEmbargo aseguraron que se tiene que poner especial atención en este brote de viruela símica, empero, coinciden en que la población no debe de caer en pánico, sino mantenerse informada a través de instituciones de salud y fuentes gubernamentales para evitar caer en las llamadas fake news, además de fortalecer las medidas de prevención.

“Primero hay que mantener la calma, no caer en pánico, creo que no crear alertas de más. A lo mejor la COVID en su momento sacó lo mejor y lo peor de cada uno, pero ayudó a estar más atento a todo este tipo de enfermedades, voltear a ver las enfermedad emergentes y reemergentes, no decir que viene otra pandemia, no generar una desinformación creo que sería lo más importante. Además, hay que acudir a fuentes confiables, a instituciones de salud y a dependencias gubernamentales”, dijo el doctor Antonio Aguilar Rojas.

Esta imagen de microscopio de 2003, proporcionada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), muestra un virión del virus de la viruela símica obtenido de una muestra relacionada con un brote en perros. (Cynthia S. Goldsmith, Russell Regner/CDC vía AP)

El especialista aseguró que el actual brote de viruela símica podría compararse con la aparición de enfermedades como el chikungunya y el zika que en 2014 activaron las alertas de las autoridades sanitarias de todo el mundo.

“Cada enfermedad tiene sus maneras de transmisión, lo que sí es cierto es que estamos en un periodo donde las enfermedades que llamamos emergentes (las que no conocíamos) por ejemplo el chikungunya, el Zika, que eran enfermedades no conocidas, que sí existían en el mundo pero estaban inmunolocalizadas, estas enfermedades se les llaman remergentes. El SARS-COV-2, por ejemplo, fue una enfermedad emergente, una enfermedad nueva”.

Por su parte, el doctor Alfredo Morayta indicó que a pesar del aumento de casos en países como España, Portugal y Gran Bretaña, la viruela símica tiene una tasa de mortalidad muy baja.

“La tasa de mortalidad es muy baja, debe de tener otras enfermedades coadyuvantes. La tasa de mortalidad va del 1 al 2 por ciento, es muy baja”.

Fotografía de archivo del Centro Estadounidense de Control de las Enfermedades (CDC) en la que se aprecia el dedo de un niño infectado por la llamada “viruela de mono”. Foto: EFE/Cortesía CDC

DESCARTAN PROPORCIONES GLOBALES

Finalmente, los tres especialistas coincidieron en que es complicado que la viruela del mono alcance proporciones globales tal y como sucedió con el virus del SARS-CoV-2, a pesar del incremento de casos en varios países.

“No se trata de un motivo de alarma para la población con todo y que se hayan reportado ya algunos casos y es muy poco probable que haya una diseminación importante de esta enfermedad. Lo poco que sabemos, nos indica que es muy poco contagiosa que es difícil diseminar”, dijo el doctor Malaquías López Cervantes.

Por su parte, el doctor Alfredo Morayta indicó que a diferencia de la COVID-19, la viruela símica no se transmite a través del aire y se requiere de un contacto directo con la lesión, fluidos de un animal o persona infectada para contagiarse.

“Aunque es una enfermedad de transmisión por simios y roedores no tiene la misma magnitud que la COVID y las implicaciones para que se pueda incitar son diferentes, no tiene la misma capacidad”.

Foto: EFE

Los especialistas recordaron que la mejor manera de prevención es el constante lavado de manos y evitar viajar por el momento a países que han registrado casos.

En tanto, indicaron que las autoridades sanitarias deberán enfocarse en detectar las cadenas de contagios para poder implementar medidas que ayuden a cortar la transmisión del virus.

“Qué tan rápido pueda detectarse a una persona contagiada, eso juega como un factor muy importante en lo que es la transmisión, si nosotros detectamos rápido a las personas, vamos a evitar que se transmita”, dijo el doctor Antonio Aguilar Rojas.

Alfonso López Dávila
Escribo sobre temas de interés social, salud, política y deportes. Apasionado del futbol, el cine de superhéroes, la ciencia ficción y las películas de Rocky.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video