Un médico mexicano asegura haber descubierto una posible cura para la diabetes a través de una vacuna que promete detener las complicaciones de la enfermedad. Sin embargo, la Cofepris alertó en 2015, que el tratamiento alternativo era un fraude, y que la vacuna no tenía registro sanitario.

Un sanitario analiza los niveles de glucosa en la sangre de un enfermo de diabetes. Foto:EFE/Archivo

En México, según cifras de la Alianza por la Salud Alimentaria actualmente más de 10 millones de adultos viven con diabetes. Foto:EFE/Archivo

Ciudad de México, 25 de julio (SinEmbargo).- El médico mexicano Jorge González Ramírez afirmó haber desarrollado una vacuna para curar la diabetes a base de autohemoterapia. Sin embargo, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) advirtió, en 2015, que esta terapia alternativa no había sido registrada en México por lo que su venta en el país es ilegal.

Jorge González Ramírez es el fundador de la Asociación Mexicana para el Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Autoinmunes y creador de la autohemoterapia, un tratamiento alternativo para la diabetes.

Ramírez a segura que la utilización de la autohemoterapia en pacientes reduciría los costos en la compra de los dispositivos de control de glucosa, de medicamentos y de consultas médicas, publica este día el medio International Business Times (IBT).

En México, según cifras de la Alianza por la Salud Alimentaria actualmente más de 10 millones de adultos viven con diabetes, mientras estimaciones hablan de que uno de cada tres desarrollará este problema a lo largo de su vida.

De acuerdo con las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 1980 y 2014 el número de personas con diabetes se multiplicó por cuatro, en ese último año se registraron 422 millones de casos en el mundo.

Ramírez dice que la vacuna de autohemoterapia parece ser un solución prometedora para el tratamiento de la diabetes y que incluso podría revertir sus efectos.

El tratamiento consiste en crear una solución inyectable que resulta al mezclar cinco centímetros cúbicos de sangre del paciente con 55 mililitros de solución salina, esta combinación debe estar a una temperatura de cinco grados; dado que la temperatura media de la sangre es de 37 grados, cuando se enfría a cinco grados ocurre un choque térmico que corrige errores genéticos y metabólicos, detalla el médico mexicano.

Este procedimiento, según su creador, corrige de forma gradual los problemas relacionados con la diabetes. Sin embargo, la vacuna sólo dura 60 días, y el tratamiento es por un año

Ramírez dijo a IBT que esta vacuna, más que una droga, es una práctica médica. Una posible solución para detener las complicaciones crónicas degenerativas de esta enfermedad como el derrame cerebral, pérdida de la audición, amputación de extremidades, insuficiencia renal y ceguera.

El medio indica que los investigadores de la Asociación Mexicana para el Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Autoinmunes también afirman que este tratamiento alternativo podría ser utilizado en adultos y niños diabéticos sin efectos secundarios.

El 26 de noviembre de 2015 la asociación creada por el médico Jorge González y la Fundación Vive tu Diabetes presentaron la vacuna de autohemoterapia en el país. Sin embargo, un día después, Mikel Arriola Peñalosa, entonces director de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), advirtió que la Fundación Vive tu Diabetes y la Asociación para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades no tienen una base real y que fueron creadas para engañar al público.

Arriola añadió que no existía un registro sanitario de la vacuna por lo que el Gobierno federal podría presentar cargos en contra de los dos grupos. La vacuna no se ha registrado oficialmente y su venta en el país es ilegal.