El Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) y el subgobernador del Banco de México, Gerardo Esquivel, salieron en defensa del Coneval luego de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador insinuara la posibilidad de desaparecerlo.

Ciudad de México, 25 de julio (SinEmbargo).– Luego de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no descartaba la posibilidad de desaparecer el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) y el subgobernador del Banco de México (Banxico), Gerardo Esquivel, salieron en defensa del organismo encargado de medir la pobreza en el país.

Gerardo Esquivel Hernández, quien desde enero forma parte del Banxico luego de ser propuesto por el Presidente, aseguró que el Coneval es “mucho más que la simple medición de la pobreza”, ya que evalúa el diseño, operación e impacto de la política social. “Su independencia y objetividad es crucial”, advirtió a través de su cuenta de Twitter.

También destacó la independencia del organismo que recientemente cambió a su titular. Gonzalo Hernández Licona, quien llevaba casi 13 años al frente del Coneval, fue destituido por la Secretaría de Bienestar, la cual designó a José Nabor Cruz Marcelo, un académico de la UNAM.

Gerardo Esquivel, sub gobernador de la Junta del Banco de México, planteó que el Coneval fue la primera instancia que reaccionó ante un cambio en la metodología del INEGI para medir el ingreso. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro.

Gerardo Esquivel destacó que en la administración anterior (Peña Nieto) hubo dos casos en los que la independencia del Coneval jugó un papel crucial:

1. En la evaluación de la Cruzada contra el Hambre. En ese caso alertó desde un principio sobre los múltiples problemas de diseño de dicha estrategia.

2. Fue la primera instancia que reaccionó ante un cambio en la metodología del Inegi para medir el ingreso. Este cambio hubiera roto con la continuidad y comparabilidad de las cifras de pobreza y habría generado una falsa y equivocada idea de reducción de la pobreza.

Esquivel indicó que por este último punto, el Inegi no debe hacerse cargo por si sólo de la medición de la pobreza como sugirió esta mañana el Presidente en su conferencia.

“Si se tiene el Inegi, ¿por qué el Inegi no hace esa función? Más de 200 trabajadores y los de arriba bien servidos. Sueldos de 200 o hasta 300 mil pesos mensuales. ¿Para qué se optó por eso? Para simular”, afirmó el Jefe del Ejecutivo federal al ser cuestionado sobre el Coneval.

López Obrador insistió en que el Coneval no funcionó en el periodo de mayor pobreza en México.

Sin embargo, el subgobernador del Banxico insistió en que el Coneval debe permanecer y no traspasarle sus funciones al Inegi:

CEEY: CONEVAL DEBE MANTENERSE

El Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) se pronunció por la continuidad del Coneval como un organismo autónomo, con personalidad jurídica y patrimonios propios.

“Para el CEEY, el ejercicio de medición de la pobreza es una de las señales de identidad que ha construido una gran confianza alrededor de la labor del Coneval”, destacó.

También confió en la validez de los resultados del próximo ejercicio de medición de la pobreza que dará a conocer el Coneval el 5 de agosto, dado que se trata de un ejercicio sistemático que ha construido una gran confianza alrededor de la labor del Consejo durante más de una década.

El CEEY reconoció que en la reciente coyuntura existe inquietud en torno a la confiabilidad del próximo ejercicio de medición, sin embargo enfatizó que confía en su validez, ya que una de las señales de identidad que distinguen al Coneval es la posibilidad para que cualquier persona u organización interesada replique dicha medición.

Destacó que en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su artículo 26 inciso C, se establece que:

“El Estado contará con un Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, que será un órgano autónomo, con personalidad jurídica y patrimonio propios, a cargo de la medición de la pobreza y de la evaluación de los programas, objetivos, metas y acciones de la política de desarrollo social, así como de emitir recomendaciones en los términos que disponga la ley”.

Esquivel recordó que en la administración anterior hubo dos casos en los que la independencia del
Coneval jugó un papel crucial. Foto: Tercero Díaz, Cuartoscuro.

El CEEY agregó que el Estado mexicano está obligado a garantizar el debido funcionamiento del Coneval y puntualizó que derivado de la reforma constitucional que le otorgó autonomía, quedó pendiente por parte del poder legislativo la reglamentación correspondiente de dicho artículo.

Lo anterior, añadió, dificulta a Coneval el cumplimiento de su mandato por lo que urgió al poder legislativo a reabrir la discusión pública de la legislación aplicable.