Este proyecto permitirá a seis bailarines de la compañía ensayar de lunes a viernes como si estuvieran en una vidriera o escaparate.

Miami, 25 de julio (EFE).- Para “ponerse en forma” y compartir el momento de distanciamiento social con su comunidad, la compañía de danza Miami City Ballet (MCB) está ensayando a través de un cristal en Lincoln Road, la calle más céntrica de Miami Beach, una manera de ofrecer “el poder curativo de las artes”.

Se trata de un proyecto conjunto entre la ciudad balneario y los comerciantes de esa arteria popular, que permitirá a seis bailarines de la compañía ensayar de lunes a viernes como si estuvieran en una vidriera o escaparate, según un comunicado difundido este viernes.

El proyecto se ofrece en una “ubicación emergente” del MCB en Lincoln Road, que a la vez de propiciar el regreso de la compañía a ese espacio, transforma “con la magia y vitalidad del MBC un antiguo inmueble de estilo art déco”, indica el comunicado.

“Esperamos dar a las personas un momento de alegría y una oportunidad para abrazar el poder curativo de las artes”, precisó en el comunicado Lourdes López, directora artística de la compañía.

Siguiendo las pautas de distanciamiento social, no más de seis los bailarines ocuparán el espacio en cualquier momento. Además, se colocarán círculos en el suelo para que los espectadores puedan disfrutar de la experiencia de manera segura, indica el MCB.

Amber Dorsky, directora de relaciones públicas y comunicación de la compañía, detalló a Efe que los bailarines están allí para entrenar y ponerse en forma después de permanecer encerrados en casa desde marzo.

“Nuestras oficinas centrales de 2200 Liberty Avenue están ocupadas actualmente por estudiantes de cursos intensivos de verano, por lo que hemos limitado nuestra capacidad. Estamos encantados de estar allí y muy agradecidos con Lincoln Road BID, Comras Company y la Ciudad de Miami Beach, que hicieron que este espacio estuviera disponible para nosotros”, añadió Dorsky.

De esta manera, MCB, que está celebrando el 35 aniversario de su fundación, regresa al mismo lugar que anteriormente fuera su sede, la de 744 Lincoln Road, en Meridian Avenue, honrando dónde comenzó todo: la primera ubicación de estudio de la compañía,

Hasta el próximo 10 de septiembre, los viandantes podrán observar a los bailarines mientras practican, además del vestuario utilizado en algunos espectáculos de la compañía.

Para mejorar la experiencia visual, se transmitirá música inspirada en la danza al aire libre durante cada práctica.

El MCB, una de las compañías de ballet más reconocidas del país, agrupa a 53 bailarines y posee un repertorio de más de 130 espectáculos.

Durante sus temporadas locales, se presenta anualmente ante más de 120 mil espectadores de Miami, Fort Lauderdale y West Palm Beach, entre otras ciudades del sur de Florida.

Recientemente, la compañía visitó las ciudades estadounidenses de Nueva York, Washington, Chicago y Los Ángeles, además de la capital francesa.

En febrero, poco antes de darse a conocer el primer caso de COVID-19 en Florida, el MCB estrenó en Miami una nueva puesta en escena del conocido ballet “Firebird”, del ruso Michel Fokine, según la versión hecha hace 71 años en Estados Unidos por los coreógrafos George Balanchine y Jerome Robbi.

Esta puesta contó con diseños de vestuario y escenográficos creados para la ocasión.