México

Edomex suma todos los males del país: violencia, pobreza, desigualdad y deuda

25/08/2016 - 12:04 am

El Estado de México, la entidad más poblada del país, es líder en asesinatos, asaltos en el transporte público, feminicidios, desigualdad, pobreza y tiene además la Ley que Regula el Uso de la Fuerza Pública (que permite el uso de armas durante manifestaciones públicas en casos necesarios)… En lo que va del 2016, el estado gobernado históricamente por el PRI tiene la tasa per cápita de robo de vehículo con violencia más alta de todo el país y, a pesar de que en 11 municipios se declaró la Alerta de Género, en julio al menos 14 mujeres fueron asesinadas. Además, hasta el cierre de 2014, fue la entidad del país que generó más pobres.

Ciudad de México, 25 de agosto (SinEmbargo).– El Estado de México, gobernado por el priista Eruviel Ávila Villegas, se ha convertido en una de las entidades más peligrosas del país al colocarse el año pasado incluso por arriba de Guerrero, entidad que actualmente atraviesa una grave crisis de seguridad. En lo que va de este 2016 ha mantenido su cifra roja y es el segundo estado con más asesinatos.

Durante los últimos meses, otros delitos como los asaltos en el transporte público también se han recrudecido y ya han cobrado la vida de varios civiles; mientras los feminicidios en la entidad, pese a que en al menos 11 municipios desde hace un año se declaró la Alerta de Género, no han disminuido.

Además, la desigualdad, la pobreza y deuda también crecen año con año en la entidad y el desarrollo humano está por los suelos.

De acuerdo con el Reporte de la Deuda Subnacional 2016, elaborado por el Instituto Mexicano por al Competitividad (IMCO), el saldo del Estado de México al 30 de junio pasado era de 41 mil 660.3 millones de pesos. Lo que representó un incremento de 3.17 por ciento con respecto al mismo periodo de 2015, cuando sumaba 32 mil 755.9 millones de pesos. Lo que significa que cada mexiquense debe 2 mil 099.2 pesos.

El año pasado el Edomex cerró como el más violento de todo el país con 2 mil 070 asesinatos, por arriba de Guerrero que registró 2 mil 016. Foto: Cuartoscuro
El año pasado el Edomex cerró como el más violento de todo el país con 2 mil 070 asesinatos, por arriba de Guerrero que registró 2 mil 016. Foto: Cuartoscuro

EL SEGUNDO EN ASESINATOS EN 2016, EL PRIMERO EN 2015

El Estado de México es la segunda entidad a nivel nacional con el índice más alto de asesinatos en lo que va de este 2016. De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), durante el primer semestre del año ya contabilizaba al menos 1 mil 032 homicidios; sólo por debajo de Guerrero, que ya suma 1 mil 052.

Además, el año pasado el Edomex cerró como el más violento de todo el país con 2 mil 070 asesinatos, por arriba de Guerrero que registró 2 mil 016.

En lo que va del año, en esa entidad por lo menos 654 personas fueron asesinadas con un arma de fuego y otras 145 con un arma blanca. El resto de las víctimas, 233, no fue especificado.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2015 la entidad con el mayor número de homicidios fue el Estado de México, con 2 mil 671, seguido de Guerrero con 2 mil 402, Chihuahua con mil 541, Jalisco mil 229, Sinaloa con mil 89 y la Ciudad de México con mil 79.

PESE A LA ALERTA DE GÉNERO, LOS FEMINICIDIOS AL ALZA

Hace casi un año, en 11 municipios del Edomex se declaró la Alerta de Género, sin embargo tan sólo durante el mes de julio al menos 14 mujeres fueron asesinadas, según un recuento de la organización Mujeres en Cadena.

De acuerdo con un monitoreo de la organización Mexicanas Encadenadas, en lo que va del 2016 se han registrado al menos 146 feminicidios en el Edomex. Por su parte, el Observatorio Ciudadano Contra la Violencia, Desaparición y Feminicidio (OCVDF) documentó 63 asesinatos de mujeres, de agosto de 2015 a enero de 2016.

Pese a que Alerta de Género fue declarada en Ecatepec, Nezahualcóyotl, Valle de Chalco, Toluca, Tlalnepantla, Naucalpan, Chimalhuacán, Tultitlán, Ixtapaluca, Cuautitlán Izcalli y Chalco, y en su momento el Gobernador Eruviel Ávila hace ya un año, de acuerdo con activistas del Edomex, la medida sólo se quedó en discurso.

EDOMEX, REY EN ASALTOS CON VIOLENCIA

La entidad gobernada por Eruviel Ávila suma otro récord rojo: en lo que va del año tiene la tasa per cápita de robo de vehículo con violencia más alta de todo el país, con 65.86 por ciento. En ese periodo se han presentado al menos 11 mil 274 denuncias por este delito. En 2015, se presentaron 22 mil 960.

De acuerdo con cifras del SESNSP, durante el primer semestre de este año se han registrado también al menos 32 mil 419 denuncias por robo común, que incluyen robos con y sin violencia de vehículos, a casas, a negocios, transportistas, transeúntes y otros no especificados.

Los peatones de la entidad han denunciado 3 mil 328 robos de los cuales 2 mil 976 fueron con violencia.

En el Estado de México los asaltos a autobuses han derivado incluso en la muerte de decenas de personas que se dirigen a su hogar o trabajo.

El año pasado, mil 307 averiguaciones previas fueron iniciadas por asaltos con violencia a buses de pasajeros o de carga. Este año, hasta el cierre de junio, se han reportado oficialmente 608 asaltos.

Los pequeños negocios también han sido afectados por la delincuencia: se denunciaron un total de mil 700 robos, la mayoría cometidos con violencia, según las cifras oficiales.

Mientras, en lo que va del año, se han registrado al menos 1 mil 469 robos a casa habitación sin violencia; con violencia, 471.

POBREZA Y DESIGUALDAD CRECEN Y CRECEN…

Pese a la riqueza que el Estado de México tiene, al ser una región en la que comulgan grandes zonas industriales, múltiples actividades económicas y el mayor número de habitantes del país, las personas en condiciones de pobreza aumentan año con año, de acuerdo con las cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Los últimos resultados presentados por este organismo, hasta el cierre de 2014, revelan que el Estado de México fue la entidad del país que generó más pobres. Hoy está dentro de las 10 entidades con el mayor número de habitantes en pobreza y pobreza extrema a nivel nacional.

Actualmente hay un total de 8 millones 269 mil 852 pobres, y de las ocho carencias medibles por el Coneval la población mexiquense presenta seis: rezago educativo, seguridad social, servicios de salud, calidad y espacios de vivienda, servicios básicos en la vivienda y la alimentación. En lo que respecta a los ingresos, más de un millón de personas pasaron a estar por debajo de la línea de bienestar mínimo.

Sólo el 17.4 por ciento de la población no es pobre y no es vulnerable a serlo. Tanto la población con ingreso inferior a la línea de bienestar como la población con ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo han aumentado 22.96 por ciento y 79.46 por ciento, respectivamente, en seis años; es decir, el incremento de las personas en situación de pobreza extrema es la que se ha recrudecido en ese periodo.

De acuerdo con cifras del Coneval, el 41.5 por ciento de la población mexiquense tiene en sus viviendas algún nivel de hacinamiento. Foto: Cuartoscuro
De acuerdo con cifras del Coneval, el 41.5 por ciento de la población mexiquense tiene en sus viviendas algún nivel de hacinamiento. Foto: Cuartoscuro

DESARROLLO HUMANO, POR LOS SUELOS

El Estado de México, además, es el que más aporta al Producto Interno Bruto (PIB) Nacional, después de la Ciudad de México, con 9.3 por ciento del total.

También es la entidad más poblada del país: en 2016 se contabilizaron 17 millones 026 mil 314 habitantes. En él, habitan 724 personas por kilómetro cuadrado, cuando a nivel nacional el número es de 61 personas por kilómetro cuadrado. Es una entidad formada en gran parte por migrantes, el 38.8 por ciento de sus pobladores nació en otro estado.

De acuerdo con cifras del Coneval, el 41.5 por ciento de la población mexiquense tenía en sus viviendas algún nivel de hacinamiento; el 41.2 por ciento de la población ocupada percibía un ingreso de hasta 2 salarios mínimos y el 16.2 por ciento de la población mayor de 15 años no tenía la primaria completa.

En 2005, en el último año del Gobierno de Enrique Peña Nieto en esa entidad, sólo dos de cada 10 jóvenes recién egresados de la educación superior lograban emplearse.

El Índice de Desarrollo Humano Municipal en México (PNUD) concluyó que “el nivel de desarrollo humano del Estado de México se calcula mediante los logros de la entidad en salud (0.826), educación (0.696) e ingreso (0.710), alcanzados en relación con los parámetros observados a nivel internacional. El resultado global para el desarrollo es un IDH de 0.742 en 2010, que es comparable con el nivel de desarrollo de países como la República Islámica de Irán y la isla Dominica.

“Si se compara el desempeño de los municipios con mayor y menor desarrollo, es posible reconocer que en el Estado de México coexisten condiciones de desarrollo similares a las de Qatar y Ghana”, dice el indicador.

Del total de la población mexiquense, 12 millones 495 mil 225 están en edad de trabajar, pero sólo 7 millones 008 mil 772 tienen un trabajo, según cifras de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). La principal actividad de ocupación es el comercio y en la industria manufacturera.

El grueso de la Población Económicamente Activa gana de uno a cinco salarios mínimos y la tasa de informalidad se mantiene en el rango de 55 a 60 por ciento desde 2005.

El ingreso promedio de la población ocupada es de 6 mil 008 pesos para los hombres y de 4 mil 633 pesos para mujeres.

En marzo de 2016 fue aprobada en la Cámara de diputados del Estado de México la Ley Eruviel, que de acuerdo con sus detractores, busca criminalizar la protesta social en la entidad. Foto: Cuartoscuro
En marzo de 2016 fue aprobada en la Cámara de diputados del Estado de México la Ley Eruviel, que de acuerdo con sus detractores, busca criminalizar la protesta social en la entidad. Foto: Cuartoscuro

REPRESIÓN A LIBERTADES CIVILES

En marzo de 2016 fue aprobada en la Cámara de diputados del Estado de México la Ley que Regula el Uso de la Fuerza Pública en el Estado de México. Conocida entre sus detractores como “Ley Atenco” o “Ley Eruviel”, permite el uso de la fuerza pública y el empleo de armas “cuando sea estrictamente inevitable” y fue aprobada en un clima de tensión social por el fortalecimiento de movimientos que se oponen a megaobras como el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) o la carretera del Grupo Higa en San Francisco Xochicuautla.

El pasado 27 de abril, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admitió la petición de declarar inconstitucional dicha Ley, que fue promovida por los mismos congresistas que la habían aprobado días antes.

Aun así, los grupos opositores denuncian que es una medida latente y que se ha usado como una herramienta para liberar los territorios en donde existen proyectos o intereses empresariales.

“Lo que quieren hacer es justificar la fuerza en actos de resistencia, reprimir los actos de denuncia”, dijo Ignacio Del Valle Medina, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, en el marco de la aprobación de la Ley.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por su parte, promovió ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una acción de inconstitucionalidad en contra de algunos artículos de esta ley un mes después de su aprobación.

El uso de la fuerza, dijo este organismo, puede ser utilizado para garantizar la sana convivencia, pero también “debe garantizar la protección más amplia del ejercicio de los derechos humanos”.

En el Estado de México existe una tradición de represión, que ha sido puesta en práctica en diferentes fechas y lugares. Nombres como Atenco, Tecámac, Xochicuautla, San Francisco Magú, Tocuila, Zinacantepec, Acuexcomaco y Coyotepec son referentes del uso desmedido de la fuerza pública para acallar la protesta, misma que en más de una ocasión han tenido consecuencias fatales. Sin embargo, la resistencia de los pueblos ha evitado aún más abusos y esa batalla ha crecido justo en el sexenio del priista Eruviel Ávila.

Un realizado por el Centro de Investigación para el Desarrollo AC (CIDAC) alertó que uno de cada dos mexiquenses es pobre, mientras que tres de cada 10 sufren algún tipo de vulnerabilidad, ya sea por ingreso o por carencia social. A nivel nacional, cuatro de cada 10 mexicanos son pobres y tres de cada 10 son vulnerables.

“Nos llama mucho la atención que dado esto tendría que estar reportando unos niveles más altos en calidad de vida, debería ser uno de los más grandes en crecimiento del país”, dijo Lorena Becerra Mizuno, investigadora del CIDAC y una de las autoras del análisis, en una entrevista con SinEmbargo.

Hasta junio del 2015, el Estado de México era la entidad a la que más se le transfirieron recursos federales con alrededor de 88 mil millones de pesos. En segundo lugar, estaba el Distrito Federal con 81 mil millones.
Además, el Indicador Trimestral de Actividad Económica Estatal (ITAEE) arroja que en el último año la entidad tuvo un crecimiento de 1.7 por ciento mientras que el promedio de los estados fue de 2.8 por ciento.

“La publicación de distintos datos oficiales, incluyendo el elevado número de feminicidios y el aumento en los porcentajes de población que viven en condición de pobreza, ponen de manifiesto el desempeño de esta entidad en diversos ámbitos”, destaca el análisis del CIDAC.

“La pobreza en el estado ha evolucionado de manera preocupante. Aun cuando el Estado de México es una de las entidades más ricas del país, las prospectivas de salir de la pobreza lucen complicadas, pues aun cuando en los últimos cuatro años (2010-2014), la vulnerabilidad por ingresos y carencias sociales ha disminuido, las personas en condición de pobreza aun aumentado en casi 7 por ciento”, detalla.

“Parecería ser que las administraciones mexiquenses han dejado de lado el resolver la problemática histórica de la pobreza y vulnerabilidad en el estado”, considera. “La agenda de combate a la pobreza de la administración estatal ha demostrado a lo largo de los años ser ineficaz ante esta problemática local. En tan sólo dos años, el Estado de México pasó del lugar número 16 a la posición número 11 en la clasificación nacional en términos de entidades con mayor porcentaje de pobres”.

El CIDAC alerta que uno de cada dos mexiquenses es pobre, mientras que tres de cada 10 sufren algún tipo de vulnerabilidad, ya sea por ingreso o por carencia social. A nivel nacional, cuatro de cada 10 mexicanos son pobres y tres de cada 10 son vulnerables.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas