Zhenli Ye Gon, el empresario chino detenido por presunto tráfico de drogas y que trascendió porque hallaron 205 millones de dólares en una de sus casas en México podría ser extraditado en los próximo días, informa la agencia de noticias Reuters.

Las imágenes de las columnas de billetes de dólares que llenaron una habitación de la PGR, le dieron la vuelta al mundo. Foto: Archivo

Las imágenes de las columnas de billetes de dólares que llenaron una habitación de la PGR, le dieron la vuelta al mundo. Foto: Archivo

Ciudad de México, 25 de agosto (SinEmbargo).- Zhenli Ye Gon, el empresario chino detenido por presunto tráfico de drogas, podría ser entregado a las autoridades mexicanas en próximos días, incluso en esta semana, ya que sus posibilidades de seguir alargando su extradición se agotan, informó su abogado a la agencia Reuters.

El litigante del empresario indicó que las autoridades de Estados Unidos podrían entregar pronto al empresario que fue detenido en julio del 2007 en los Estados Unidos y fue acusado por la fiscalía estadounidense de importar químicos para que los carteles de droga pudieran producir metanfetamina,

Zhenli Ye Gon, dueño de la farmacia mayorista Unimed Pharm Chem, tenía en una casa de México 205 millones de dólares en efectivo, mismos que fueron confiscados por el gobierno de Estados Unidos.

El 15 de marzo de 2007 la Procuraduría General de la República encontró en una de sus casas del empresario, en las Lomas de Chapultepec, en la Ciudad de México, fajos de billetes que sumaban 205 millones de dólares estadounidenses, 18 millones de pesos mexicanos, 200 mil euros, 113 mil dólares de Hong Kong, 11 centenarios y un lote de joyas, sin cuantificar su valor.

Tras el hallazgo fue acusado en México de lavado de dinero. Actualmente está detenido en Estados Unidos donde se le sigue un proceso por los delitos de conspiración para ayudar e instigar a la fabricación de 500 gramos o más de metanfetaminas. El Gobierno Mexicano solicitó su extradición, misma que ya fue avalada por el Juez John Facciola el 9 de febrero de 2011, quedando a la espera de la última decisión de la Secretaría de Estado para su entrega a autoridades mexicanas.