La Cofepris recordó que actualmente no existe un medicamento eficaz y seguro para la cura del paciente con COVID-19 y tampoco una vacuna para prevenirlo.

Ciudad de México, 25 de agosto (SinEmbargo).- La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) determinó que los medicamentos que son empleados para tratar síntomas de coronavirus deberán ser recetados por profesionales de salud.

Esto surge ante la preocupación de posibles efectos adversos a su salud de la población por el suministro indiscriminado de medicamentos con una indicación terapéutica específica, y que son utilizados para tratar los síntomas del virus.

Los medicamentos de los que se hablan son antimicrobianos, anticoagulantes, inmunomoduladores, corticosteroides y colchicina, los cuales se han usado para el manejo del paciente ambulatorio con COVID-19.

De acuerdo con la Cofepris, la venta de algunos fármacos que supuestamente curan la COVID-19, ha provocado la automedicación, que implica riesgos por posibles reacciones adversas y resistencia antimicrobiana por eso, esta medida se empleará para proteger la seguridad de los pacientes con esta enfermedad.

“Lo anterior de conformidad con lo establecido en los artículos 181, 226 y 227 de la Ley General de Salud, en relación con el artículo 35 del Reglamento de Insumos para la Salud, los cuales señalan que en casos de emergencia la Secretaría de Salud dictará inmediatamente las medidas indispensables para prevenir y combatir los daños a la salud”, indicó el organismo.

Asimismo, la Cofepris notificó a los responsables sanitarios de las farmacias que los siguientes medicamentos requieren de la exhibición de receta médica:
-Hidroxicloroquina /Cloroquina
-Azitromicina
-Invermectina
-Tocilizumab
-Dexametasona
-Colchicina
-Antivirales
-Inmunomoduladores
-Anticoagulantes

“Tratándose de pacientes hospitalizados, los medicamentos a utilizar deberán expenderse únicamente con receta médica, la cual deberá ser expedida por el médico tratante y retenida por el establecimiento que surta la misma, sea este público, social o privado y deberá registrarse debidamente dentro del expediente clínico”, informó la Cofepris a través de un comunicado.

La Cofepris recordó que actualmente no existe un medicamento eficaz y seguro para la cura del paciente con COVID-19 y tampoco una vacuna para prevenirlo.

Por último, la comisión federal indicó que continuará en las acciones de vigilancia para evitar la venta de medicamentos que puedan representar un riesgo para la salud de la población.