En tres días, el Papa expulsa a dos integrantes de la Iglesia por escándalos de pedofilia

25/09/2014 - 4:12 pm

Ciudad de México, 25 de septiembre (SinEmbargo).– En tres días, el Papa Francisco decidió separar de sus cargos a dos integrantes de la Iglesia católica envueltos en polémicas por abusos sexuales y pedofilia.

Este jueves, se dio a conocer que el Obispo de Ciudad del Este, Paraguay, Rogelio Livieres Plano, fue expulsado por defender a un cura pederasta.

Plano protagonizó un enfrentamiento verbal con el Arzobispo de Asunción, Pastor Cuquejo, luego que el segundo solicitara la reapertura del caso del sacerdote argentino Carlos Urrugoity, acusado de abusar de un adolescente en Ciudad del Este.

Tras ese hecho, el Papa Francisco decidió apartar de sus funciones a Livieres y en su reemplazo se designó a Ricardo Valenzuela como nuevo Obispo de Ciudad del Este.

“Por serios motivos pastorales, el Papa Francisco se vio obligado a sustituir al monseñor Livieres Plano”, indicó el nuncio apostólico en Asunción, Paraguay, Eliseo Antonio Ariott; aunque aclaró que el religioso seguirá siendo obispo, pero sin votos

El alejamiento de Livieres Plano se produce a dos meses de la visita apostólica que realizó a Paraguay el cardenal español Santos Abril y Castelló, con el fin de indagar denuncias sobre irregularidades y casos de pedofilia en la fronteriza Ciudad del Este.

A este caso se suma el del ex Embajador vaticano Josef Wesolowski, de 66 años, quien está acusado de abusar de menores de edad durante su estancia en República Dominicana, donde fue nuncio apostólico entre enero de 2008 y agosto de 2013.

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, informó el pasado martes por medio de un comunicado, en el cual subraya que la medida se produce después de notificar al acusado la lista de delitos que se le imputan en el proceso penal por sus presuntos “graves hechos de abuso a menores en la República Dominicana”.

Las autoridades del Vaticano sometieron a Wesolowski a arresto domiciliario por voluntad del Papa Francisco, quien quiere que este caso “tan grave y delicado” sea abordado sin demora.

Por esta razón fue destituido de su cargo a finales de agosto de 2013 y el pasado junio expulsado del sacerdocio tras un proceso canónico instruido por la Congregación de la Doctrina de la Fe, el antiguo Santo Oficio.

El Vaticano informó que “juzga los delitos contra la fe y los delitos más graves cometidos contra la moral o en la celebración de los sacramentos y, en caso necesario, procede a declarar o imponer sanciones canónicas”.

Tanto la Justicia polaca como la de la República Dominicana han presentado cargos contra el ex Embajador por los casos de pederastia.

El Papa mantuvo el pasado 7 de julio un encuentro histórico con seis víctimas de abusos sexuales cometidos por miembros del clero y les pidió “perdón” por estos “pecados de omisión”, que calificó de “crímenes graves”.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas