La humedad y ciertas precipitaciones mejoraron la situación en el norte del estado, donde los graves incendios registrados desde agosto llegaron a provocar una niebla naranja en zonas urbanas como San Francisco.

Los Ángeles, California, EU, 25 de septiembre (EFE).- Una nueva ola de calor que elevará las temperaturas por encima de los 30 grados centígrados podría empeorar la lucha contra los incendios en la costa oeste de Estados Unidos, donde 26 focos permanecen activos y la contención apenas supera el 30 por ciento en la mayoría de los casos.

El Servicio Nacional de Meteorología estadounidense envió este jueves una alerta por la subida de los termómetros prevista a partir del sábado, algo que se alargará hasta comienzos de octubre y que irá acompañado de escasa humedad y vientos en California.

“Se espera que una tendencia de calentamiento significativa comience este fin de semana y la próxima semana en todo el estado”, indicó el Departamento de Protección contra Incendios de California, conocido como Cal-Fire.

En las últimas semanas, la humedad y ciertas precipitaciones mejoraron la situación en el norte del estado, donde los graves incendios registrados desde agosto llegaron a provocar una niebla naranja en zonas urbanas como San Francisco.

Sin embargo, es justo allí donde los meteorólogos han reforzado la alerta por condiciones “secas, calientes y ventosas”, de acuerdo con las autoridades del condado de Contra Costa, al noreste de la bahía de San Francisco.

A 200 kilómetros de ese lugar se mantiene activo el incendio conocido como August Complex, de lejos el más grande de la historia de California con 350 mil hectáreas (más de 860 mil acres) arrasadas por las llamas.

La última actualización de Cal-Fire indica que la zona sur del incendio está contenida en un 50 por ciento mientras que la norte apenas alcanza el 35 por ciento, algo que podría empeorar por las condiciones.

Unos 19 mil bomberos se encuentran trabajando a lo largo y ancho de California para evitar que los vientos previstos descontrolen todavía más los fuegos, que han devastado una superficie equivalente a casi todo el territorio de Puerto Rico y dejado al menos 26 víctimas mortales, incluidos tres bomberos.

BOMBEROS MEXICANOS ATERRIZAN EN CALIFORNIA PARA SOFOCAR LOS INCENDIOS

Un centenar de bomberos de México aterrizó el miércoles en California para colaborar con las autoridades del estado vecino durante, al menos, catorce días.

En su primera asignación, el equipo se sumará a la unidad encargada de proteger el Parque Nacional de las Secuoyas (Sequoia National Park), que desde hace días está amenazado por la cercanía de las llamas del incendio conocido como “SQF Complex Fire”.

Este fuego ha ardido a lo largo de 58 mil hectáreas, del que solo se ha podido contener el 33 por ciento, según la última actualización.

Además, las llamas han devorado unas 200 edificaciones, muchas de las cuales corresponden a viviendas.

LOS INCENDIOS MEJORAN AL SUR DE LOS ÁNGELES

En el sur del estado también se esperan elevadas temperaturas que podrían empeorar la situación en Los Ángeles, donde la cercanía de las llamas a una zona residencial que concentra unas mil viviendas hace que el incendio bautizado como “Bobcat Fire” sea uno de los más preocupantes.

El “Bobcat Fire” es ya uno de los mayores fuegos en la historia de Los Ángeles tras superar las 44 mil hectáreas de extensión, de las que los bomberos han logrado contener el 50 por ciento gracias a la mejoría de las condiciones climáticas.

Se preveía una extinción total de ese fuego a finales de septiembre que ahora la nueva ola de calor pone en duda.