Al interior del avance mensual del IGAE, las actividades primarias registraron ganancias en el mismo periodo de 13.85 por ciento; las secundarias de 6.92; y las terciarias de 4.50 puntos porcentuales. A tasa anual, la industria y los servicios registraron retrocesos anuales de 11.58 y 10 por ciento.

Ciudad de México, 25 de septiembre (SinEmbargo).- La semana que terminó los mercados vivieron periodos de aversión al riesgo, debido al nerviosismo persistente en los mercados internacionales ante el aumento de casos de la COVID-19 en Europa y Estados Unidos, que podría traducirse en nuevas restricciones que obstaculizarían la recuperación económica.

El peso cerró la semana con una depreciación de 6.04 por ciento, equivalente a 1.27 pesos menos frente al dólar. A lo largo de estos días la divisa mexicana anotó un máximo de 22.5880 y un mínimo de 21.4120 pesos por dólar.

Estos días el tipo de cambio observó su peor semana desde la tercera de mayo, cuando descendió un 5.19 por ciento.

El dólar spot se vende en 22.3430 pesos, en tanto que en ventanillas de BBVA se coloca en los 22.61 pesos por cada billete verde. El tipo de cambio cayó en la última jornada un 1.32 por ciento, equivalente a 29 centavos, y tocó un máximo de 22.5630 y un mínimo de 22.3430 pesos por dólar.

El IPC (S&P/BMV IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó este viernes con leves ganancias, con lo que mantuvo el piso alcanzado la jornada anterior, en las 36 mil unidades. A lo largo de la semana el principal indicador anotó una ganancia de 1.48 por ciento, con lo que rompió la tendencia bajista observada as últimas cinco semanas.

Este viernes el IPC (S&P/BMV IPC) cerró con ganancias encabezadas por el alza de los títulos de la empresa de piezas automotrices Nemak, que se vendían en 6.91 pesos, un avance porcentual de 7.58 puntos.

El IPC se coloca en las 36 mil 550.55 unidades, un alza de 1.94 por ciento, equivalentes a 696.97 puntos.

Las restricciones de movilidad y cierres parciales de áreas de comercio en Francia, Alemania y Reino Unido impactan negativamente las expectativas de recuperación.

En Estados Unidos, la falta de aprobación de un nuevo paquete de estímulos fiscales genera incertidumbre en el mercado de capitales.

A esto se sumó que en el mercado de materias primas los precios de energéticos se reducen menos de 1 por ciento.

En México, el Inegi dio a conocer el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) del mes de julio. El dato aumentó un 5.69 por ciento a tasa mensual, después del avance del mes anterior que fue de 8.79 por ciento. A tasa anual el IGAE mantiene una contracción de 9.80 por ciento, en niveles similares a los de marzo de 2014.

Las actividades primarias registraron un avance mensual de 13.85 por ciento; las secundarias de 6.92; y las terciarias de 4.50 puntos porcentuales. A tasa anual, la industria y los servicios registraron retrocesos anuales de 11.58 y 10 por ciento, respectivamente; en el caso del agro, reportó un avance anual del 10.65 por ciento, siento su mejor dato desde  junio de 2016.

Las actividades manufactureras tuvieron una mejora mensual de 10.99 por ciento, al interior del sector secuandario.