El 26 de septiembre se habrán de cumplir 72 meses de los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, y familiares de los estudiantes se concentraron frente al edificio para exigir la detención de Tomás Zerón, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal de la extinta PGR.

Ciudad de México, 25 de septiembre (SinEmbargo).- A casi seis años de la desaparición forzada de Ayotzinapa, padres de los 43 normalistas se manifiestan a las afueras de la sede de la Fiscalía General de la República (FGR).

El día de mañana, 26 de septiembre, se habrán de cumplir 72 meses de los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, y familiares de los estudiantes se concentraron frente al edificio para exigir la detención de Tomás Zerón, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal de la extinta PGR.

Vidulfo Rosales Sierra, abogado del movimiento, encabezó la manifestación a la que se sumaron el vocero de los padres, Felipe de la Cruz, y más de un centenar de jóvenes, además de los papás de los normalistas.

“Todavía no podemos coronar los esfuerzos con detenciones de personas claves que participaron en la construcción de la verdad histórica y funcionarios de la pasada administración, que constituyen un obstáculo”, señaló Rosales en entrevista para medios.

“se llevará muchos años”, agregó.

Los manifestantes también exigieron el ingreso de una comisión de padres de familia para entrevistarse con el Fiscal especial asignado a ese caso, Omar Gómez Trejo.

Ayer, padres y familiares de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa denunciaron actos de corrupción por parte de los jueces implicados en el caso durante un mitin en el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), en la Ciudad de México.

Vidulfo Rosales puntualizó que pese a que hay voluntad política por parte del Gobierno federal para resolver el caso, el Poder Judicial no ha mostrado la misma disposición.

“Pese a un nuevo Fiscal y a un fiscal especial de nuestro caso, las investigaciones no caminan al ritmo y al ritmo que demanda el caso de tal manera que podamos esclarecer qué sucedió el 26 de septiembre de 2014. Nuestro caso sigue estando en la impunidad“, comentó.

“El Poder Judicial en las últimas fechas, más que una institución del Estado mexicano que ayude al esclarecimiento, se ha convertido en un verdadero obstáculo para lograr los avances requeridos en la investigación”, declaró Rosales.

El miércoles, acudieron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para protestar por la desaparición de los estudiantes, ya que el próximo 26 de septiembre se cumplen seis años del suceso.

Alrededor de 700 personas entre familiares, amigos y colectivos estudiantiles llegaron esta mañana a las inmediaciones de la Corte a bordo de ocho autobuses y varias camionetas, procedentes de Guerrero, donde se manifestaron el día desde el martes.

Desde ese día, Felipe de la Cruz, vocero de los padres de familia, señaló que estas protestas serán totalmente pacíficas y aseguró que no se generarán disturbios, como ocurrió en el Congreso local de Chilpancingo, Guerrero.

El pasado 3 de septiembre, Tomás Zerón de Lucio, extitular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) fue notificado sobre la orden de aprehensión que hay en su contra por los delitos de desaparición forzada y tortura.

El exfuncionario fue informado de la orden emitida por el Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Oriente, en la Ciudad de México, esto a través de una lista de acuerdo.

Los delitos por los que se le investiga estarían relacionados con las detenciones por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en 2014.

Un Juez Federal admitió a trámite a finales de junio el amparo interpuesto por Zerón de Lucio con el que busca detener la orden de aprehensión girada en su contra por su presunta responsabilidad en los delitos de alteración y ocultamiento de pruebas en la investigación del caso Ayotzinapa.