“Idealmente (una política contracíclica) financiada con una reforma fiscal que se pueda ir aprobando ahora y que pueda entrar en vigor una vez superada la contingencia”, sería la mejor opción para el país, destacó el economista jefe de BBVA México.

Será una “contracción económica sin precedentes” que ha golpeado a todos, pese a que “los sectores más eficientes y digitales” encontrarán oportunidades, previó.

México, 25 de septiembre (EFE).- El banco BBVA auguró este jueves que la economía mexicana no se restablecerá por completo de los efectos de la pandemia de COVID-19 y de la recesión del 0.3 por ciento sufrida en 2019 hasta el año 2023 o 2024, ya que la recuperación que está iniciando es “muy lenta”.

“Lo fundamental es ver cuándo la economía del país alcanza los niveles que tenía antes de que llegara la pandemia y previos a 2019, no olvidemos que ya hubo una recesión. Creemos que para que la economía recupere el nivel de 2018 podría darse lamentablemente hasta el año 2023 o 2024″, indicó en conferencia de prensa virtual el economista jefe de BBVA México, Carlos Serrano.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México sufrió una contracción del 0.3 por ciento en 2019 y el Gobierno proyecta que en 2020 la caída sea del 8 por ciento por los efectos de la pandemia, mientras que en el segundo trimestre de este año el golpe fue del -18.7 por ciento.

Serrano destacó que se trata de una “contracción económica sin precedentes” y que ha golpeado a todos, pese a que “los sectores más eficientes y digitales” encontrarán oportunidades para “salir fortalecidos una vez superada la contingencia sanitaria”.

El Ejecutivo, en su plan económico 2021, prevé un crecimiento del 4.6 por ciento en 2021, una cifra optimista según los analistas y que BBVA sitúa en el 3.7 por ciento.

Con vistas a acelerar la recuperación, el economista aseguró que “todavía hay tiempo y espacio” para que el Gobierno implemente “una política fiscal contracíclica que aminore el impacto que esta terrible crisis ha tenido sobre la economía del país”.

Serrano recomendó “idealmente (una política contracíclica) financiada con una reforma fiscal que se pueda ir aprobando ahora y que pueda entrar en vigor una vez superada la contingencia”.

Además, el economista jefe de BBVA pidió un programa de ayudas a las pymes vertebrado por la Banca de Desarrollo del Gobierno, ya que “la mortandad en pymes va a subir” porque algunas “van a tener menor demanda y porque también van a tener dificultades para acceder a financiación”.

En ese sentido, Serrano aseguró que la tasa de morosidad todavía no ha subido por las facilidades de pago dadas hasta ahora, pero previó un aumento de la morosidad en los próximos meses que la banca podrá superar “de manera adecuada” por “su muy fuerte situación de solvencia, su buen nivel de provisiones y educado nivel de liquidez”.

Los sectores más afectados por la pandemia de la COVID-19, que hasta ahora ha dejado 710 mil 049 contagios y 74 mil 949 fallecimientos en el país, han sido los que “requieren más contacto social” y especialmente el turismo, con caídas superiores al 90 por ciento.

El economista, dado el distinto impacto de la crisis a cada sector, pidió “reflexionar y revisar el marco legal” para “tener un mercado laboral flexible que permita que los trabajadores puedan emigrar de los sectores menos eficientes a los más eficientes”.