Enrique Peña Nieto dejará la presidencia en diciembre de 2018, luego de seis años que estarán marcados por distintos factores. Para Emilio Álvarez, coordinador de la iniciativa ciudadana Ahora, la administración peñanietista ha tenido varios apuros de derechos humanos, de legitimidad, seguridad y corrupción.

En cuanto al problema de la desigualdad y pobreza, concluye que “México se está convirtiendo en un modelo paradigmático de crecimiento con desigualdad, hay crecimiento económico pero simultáneamente hay pobreza”.

El año 2017 “será el año más violento en dos décadas”, afirma. De acuerdo con el Semáforo Delictivo Nacional, de enero a septiembre se han registrado 18 mil 505 homicidios dolosos, lo que representa un aumento del 23 por ciento respecto al mismo periodo del 2016, y de mantener la tendencia se convertirá en el peor año en materia de seguridad. “Si eso no es el fracaso de este gobierno, no sé qué es”, afirma.

Por Gibrán Zafra

Ciudad de México, 25 de octubre (SinEmbargo).– Emilio Álvarez Icaza es un personaje incómodo para la clase política en México. En el sexenio encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto se ha convertido en una de las voces más críticas, principalmente en la denuncia de las violaciones a los derechos humanos. Desde distintas instancias ha promovido una lucha ciudadana que busca recuperar el poder de la sociedad civil sobre el mando de los partidos políticos.

El activista ha advertido de una regresión autoritaria en la actual administración federal priista, a la cual ha calificado de actuar como un gobierno del África de la década de los 70 o como una auténtica república bananera.

En 2008, desde la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, el sociólogo entregó al entonces jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, un informe donde responsabilizaba a mandos policiacos de la muerte de 12 jóvenes en el bar News Divine.

Seis años después calificó como “crimen de Estado” lo ocurrido con los 43 normalistas de Ayotzinapa en 2014, caso en torno al cual impulsó una investigación alterna desde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y con la que denunció negligencias en la versión oficial.

Hoy, a casi 9 meses de la próxima elección presidencial en México, Álvarez Icaza en entrevista con EconomíaHoy advierte del riesgo de que se lleve a cabo una “elección de Estado” en el país, habla del error que sería permitir que los partidos políticos sean financiados por particulares, de la estrategia para desgastar la figura de los candidatos independientes, del por qué decidió retirar su campaña para los comicios del 2018, del México que dejará Peña Nieto al fin de su sexenio y el resurgimiento de la sociedad civil ante el sismo pasado del 19 de septiembre, entre otros temas.

FINANCIAMIENTO PRIVADO A PARTIDOS, UN SUICIDIO

Álvarez Icaza no duda al ser cuestionado sobre la posibilidad de que los partidos políticos en México sean financiados sólo por recursos privados: “Es un suicidio […] es la privatización de la urna”.

El sociólogo que presentó su candidatura presidencial en febrero pasado impulsado por el proyecto Ahora pero que decidió retirarla tras concluir que se podría prestar a una estrategia de fragmentación del voto, que beneficiaría principalmente al PRI, asegura que se opone “radicalmente” a la llegada del dinero privado a los organismos políticos.

“La fórmula (dinero privado en partidos políticos) es la que pasó en Estados Unidos con Trump, entonces hay que preguntarnos si queremos tener en México un Trump región 4”, indica el ex directivo de la CIDH, quien agrega que los temas en los que se debe poner especial atención es en reforzar la fiscalización para detectar, -realmente-, cómo se ejerce el gasto público.

“El escándalo no es cuánto gastan los partidos solamente, es cuánto gasta el gobierno federal en publicidad” y añade que la empresa Televisa ha sido una de las más beneficiadas, “recibe mucho más dinero que todos los partidos juntos”.

Según el estudio “Contar ‘lo bueno’ cuesta mucho” de Fundar, de 2013 al 2016 la administración de Peña Nieto pagó en publicidad oficial a Televisa, empresa de Emilio Azcárraga Jean, y a TV Azteca, de Ricardo Salinas Pliego, 9 mil 769 millones de pesos, lo que representa el 26.94 por ciento del total emitido (36 mil 261.33 mdp) en esos cuatro años.

INDEPENDIENTES, SECUESTRADOS POR PARTIDOS 

El diagnóstico de Álvarez Icaza en torno a las candidaturas independientes es claro: se están tratando de diluir y desgastar por parte de la clase política. Personajes como la ex primera dama Margarita Zavala, el Senador Armando Ríos Piter y el Gobernador de Nuevo León Jaime Rodríguez “El Bronco” se registraron por la vía independiente para buscar la presidencia.

A ellos, el defensor de derechos humanos los califica como candidatos sin partido, no independientes. “Es gente que perdió espacios en su partido o que tiene intereses personalísimos que tienen más que ver con su carrera política que con un proyecto”.

Emilio Álvarez no duda en hablar de Zavala, quien desde hace mucho comenzó a promocionarse en la Ciudad de México con espectaculares de color morado, el color de los independientes y no el blanco y el azul, los colores del partido al que perteneció 33 años y al que renunció el pasado octubre, al tiempo que sostiene una fuerte campaña de promoción en medios oficialistas.

De “El Bronco” habla como el ejemplo más claro de lo que no debe ser un independiente. De Ríos Piter, el ex director de la CDHDF cuestiona cómo se puede autodenominar independiente un ex priista que luego trabajó con Vicente Fox en una administración federal panista y que después brincó al perredismo. Una de las excepciones que observa es el proyecto de María de Jesús Patricio Martinez “Marichuy”, la candidata respaldada por organizaciones indígenas.

SOCIEDAD SE REDESCUBRIÓ CON EL SISMO

El 19 de septiembre pasado la Ciudad de México y entidades aledañas fueron sacudidas por un intenso sismo de 7.1 grados. El daño fue brutal: cientos de muertos, miles de casas derrumbadas, un caos generalizado. Álvarez Icaza considera que después de ese episodio el país y la capital son otros.

Ante la pasividad de las autoridades, la sociedad civil se encontró a sí misma, se descubrió capaz, activa y poderosa. “No sólo rebasamos a los gobiernos sino que hasta se les reclamó, se les insultó. Los funcionarios salieron corriendo”, afirma.

“NEGLIGENCIA CRIMINAL” EN CASO AYOTZINAPA

Han pasado ya más de 36 meses de la desaparición y ataque a los 43 normalistas de Ayotzinapa. Tres años de esa noche trágica en Guerrero, un hecho que se ha convertido en el símbolo de una lucha en contra de la violencia que se ha ejercido por parte del Estado.

Álvarez Icaza promovió desde la CIDH una investigación alterna. Hoy califica lo ocurrido en Iguala como una “negligencia criminal” de las autoridades, quienes han actuado con prácticas de una “república bananera”.

El activista critica la actitud de la administración de Peña Nieto ante lo ocurrido y agrega: “hoy sabemos que el gobierno mexicano en lugar de investigar donde están los estudiantes, ocupó recursos públicos para espiar a los abogados, al organismo internacional GIEI, a periodistas, a activistas […] una práctica de los países más autoritarios del mundo o de un gobierno de África en la década de los 70”.

Álvarez Icaza confiesa que él también recibió mensajes del caso Pegasus, un software para espiar, según investigaciones periodísticas utilizado, por el Gobierno Federal.

ASFIXIANDO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

En el área de la libertad de expresión, Álvarez Icaza no titubea: “se está tratando de asfixiar”. El activista considera como preocupante el hecho de que se están cerrando los espacios en los medios. “De cuando comenzó este sexenio, ¿qué espacios radiofónicos quedan? Los de grandes audiencias han sido cerrados”.

El 15 de marzo del 2015, Carmen Aristegui salió de MVS tras presentar la investigación sobre la denominada “Casa Blanca”, una millonaria propiedad de la primera dama, Angélica Rivera. El pasado 4 de octubre, Leonardo Curzio renunció a Enfoque Noticias luego de que se le exigiera el despido de dos de sus colaboradores: María Amparo Casar y Ricardo Raphael.

Álvarez Icaza asegura que lo que se está viviendo en estos días es similar a lo que ocurrió en el México de los 70 u 80. “Cuando hablamos de regresión es que estamos viendo todas esas cosas que ya las vivimos, pero ya las habíamos superado”.

COMBATE A LA CORRUPCIÓN

Hace una semana, Álvarez Icaza anunció el retiro de su candidatura independiente rumbo al 2018. El sociólogo explica que la decisión no fue personal, sino tomada tras un análisis, en el que el proyecto Ahora llegó al diagnóstico de que la actual administración federal promueve tres estrategias que los integrantes del equipo de Icaza tratarán de combatir con otros métodos:

– Quiebre del pacto democrático: Los comicios ocurridos recientemente en el Estado de México y Coahuila son la muestra, según Álvarez Icaza, de elecciones de Estado, algo que se planea hacer para el 2018. “Están dispuestos a cualquier cosas para tener el poder”, afirma quien agrega que las autoridades electorales son comparsas de las violaciones de las leyes.

– Fortalecimiento del pacto de corrupción e impunidad: “En todos los casos de corrupción de funcionarios, no pasa nada”, afirma Álvarez. Para él lo más preocupante es que en casos tan relevantes como el del ex director de Pemex, Emilio Lozoya; el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza; el secretario de Desarrollo Social, Luis Miranda o el ex Procurador General de la República, Raúl Cervantes, se trata de personajes que forman parte del primer círculo del presidente Peña Nieto.

Y agrega las investigaciones contra ex gobernadores priistas como los Duarte, Roberto Borge y Yarrington, a quienes se refiere como “la lista VIP de la Interpol”, tienen un “amparo de protección” a el nivel federal.

– Fragmentación y división del voto: Por medio del uso de las candidaturas independientes, Álvarez Icaza advierte que hay una serie de intereses para dividir a la oposición y fragmentar el voto, todos esos factores desencadenan en ser funcionales a los intereses del PRI.

EL MÉXICO QUE DEJA EPN

Peña Nieto dejará la presidencia en diciembre de 2018, luego de seis años que estarán marcados por distintos factores pero en mucho de los cuales se hablaba de crisis. Para Emilio Álvarez, la administración peñanietista ha tenido varios apuros de derechos humanos, de legitimidad, seguridad y corrupción. En cuanto al problema de la desigualdad y pobreza, concluye que “México se está convirtiendo en un modelo paradigmático de crecimiento con desigualdad, hay crecimiento económico pero simultáneamente hay pobreza”.

El año 2017 “será el año más violento en dos décadas”, afirma. De acuerdo con el Semáforo Delictivo Nacional, de enero a septiembre se han registrado 18 mil 505 homicidios dolosos, lo que representa un aumento del 23 por ciento respecto al mismo periodo del 2016, y de mantener la tendencia se convertirá en el peor año en materia de seguridad. “Si eso no es el fracaso de este gobierno, no sé qué es”, afirma.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE EconomíaHoy. Ver ORIGINAL AQUÍ. Prohibida su reproducción