Canadá es un país que cuenta con una gran diversidad natural, cultural y gastronómica. Ofrece una amplia variedad de actividades para los turistas: desde un paseo tranquilo por el parque, hasta desafiar las alturas en miradores extremos. Hay un incontable número de ciudades, pero los siguientes destinos son los que no te puedes perder si es la primera vez que visitas a este país.

Ciudad de México, 25 de octubre (SinEmbargo).– Canadá es un país que cuenta con una gran diversidad natural, cultural y gastronómica. Ofrece una amplia variedad de actividades para los turistas: desde un paseo tranquilo por el parque, hasta desafiar las alturas en miradores extremos. Si tienes en mente ir por primera vez debes planear tus vacaciones con anticipación: desde los lugares por visitar, las opciones de alimentación y los medios de transporte.

Primeramente tienes que saber que para viajar a Canadá necesitas contar con tu pasaporte. A pesar que desde 2016 se eliminó la visa canadiense, quienes quieran ingresar al país por vía aérea tendrán que tramitar una Autorización Electrónica de Viaje (eTA, por sus siglas en inglés), la cual tiene un costo de 17 dólares canadienses y todo el procedimiento se realiza en la página oficial del Gobierno de Canadá. Dicho documento tendrá una vigencia de 5 años o hasta que expire tu pasaporte. Si ya cuentas con ambos, entonces estás listo para emprender la aventura.

Hay un incontable número de ciudades, pero los siguientes destinos son los que no te puedes perder si es la primera vez que visitas a este país.

TORONTO: UNA CIUDAD COSMOPOLITA

Toronto visto desde el ferry.
Foto: Hugo González, SinEmbargo.

Situada en la provincia de Ontario, Toronto es la ciudad más grande y poblada de Canadá. Sus rascacielos, parques y recintos deportivos adornan las orillas del Lago Ontario y se miran de frente con las Islas de Toronto. Pero, ¿cómo moverse de un sitio a otro en esta enorme urbe? Afortunadamente puedes adquirir tu tarjeta para poder viajar en metro, en el “street car” (similar al Metrobús) y el tranvía.

Esta tiene un costo de 6 dólares canadienses (CAD) y la recarga mínima es de $10CAD. Cada viaje tiene una tarifa única de $3.25CAD y puedes utilizar los distintos medios de transporte durante 2 horas por ese mismo costo; una vez pasado el tiempo, tendrás que volver a pagar un nuevo viaje.

Para los amantes de los animales, el Toronto Zoo cuenta con una gran exhibición de especies de todo el mundo (incluidas las endémicas como los alces y osos pardo). Por un costo de $23CAD en temporada baja y $29CAD en la alta, darás un paseo por este gran recinto rodeado de árboles de maple, además de que hay una variedad de alimentos y bebidas que podrás tomar en las diversas zonas de picnic y de descanso. En un camino aproximado de 4 horas te esperarán los osos polares, felinos, gorilas, especies de la sabana africana y del bosque, entre otros.

Toronto City Hall, Royal Ontario Museum y Toronto Zoo.
Fotos: Hugo González, SinEmbargo.

Otra opción que ofrece Toronto es el Royal Ontario Museum. Se trata de un museo de historia natural que cuenta con exposiciones sobre la evolución de los pueblos canadienses, de rocas y minerales, de animales del mundo y una amplia colección de fósiles de dinosaurios. El costo es de $23CAD.

El centro la ciudad te atrapará con la imponente CN Tower. Se trata de la quinta torre más alta del mundo y cuenta con un mirador panorámico, así como un restaurante, donde podrás admirar Toronto desde todos los puntos a una altura de 343 metros. Y si eres amante de las emociones fuertes, la experiencia Edge Walk te permitirá caminar a las afueras de la torre, a 347 metros del suelo, sujetado por un arnés y dos cuerdas de seguridad, con la asesoría de un guía experto. ¿Te atreverías?

BMO Field, Toronto visto desde la CN Tower, High Park y Scotiabank Arena.
Fotos: Hugo González, SinEmbargo.

La ciudad cuenta con parques para ir de paseo o de picnic, además de que ofrece el servicio de Share My Bike para que puedas pagar la renta de una bicicleta por lapsos de media hora. Otro de los puntos que vale la pena visitar es cualquiera de las 3 islas que conforman Toronto Islands. Para llegar ahí hay que dirigirse a Jack Layton Ferry Terminal, en el centro; de ahí parten los ferrys que tienen un costo de $8.19CAD (viaje redondo) y tú elegirás a cuál isla prefieres llegar. En ellas hay áreas verdes, restaurantes, museos y una vista inigualable de los rascacielos y edificios de Toronto.

Si tienes la oportunidad, también puedes asistir a sus estadios y arenas para apoyar a los equipos locales: Toronto Maple Leafs (hockey), Toronto FC (soccer), Toronto Blue Jays (béisbol) y Toronto Raptors (básquetbol).

NIAGARA FALLS: LAS CATARATAS Y SU MAGNITUD

Cataratas del Niágara vistas desde la Skylon Tower.
Foto: Hugo González, SinEmbargo.

A 130 kilómetros de Toronto se encuentra Niagara Falls, Ontario, ciudad fronteriza con Búfalo, Nueva York. Este destino no puede faltar en tus vacaciones, pues ahí se encuentran las cataratas del mismo nombre. Tienes varias maneras de observar la caída de agua: desde el mirador principal, en ferry, en lo alto de la Skylone Tower o en helicóptero.

Las Cataratas del Niágara atraen a miles de turistas día a día, así que si no te importa mojarte, puedes observarlas de cerca en un recorrido en ferry, el cual puedes adquirir desde $20CAD dependiendo el tour. Pero no debes preocuparte, antes de abordar te darán un impermeable y así podrás disfrutar del paseo. Sin embargo, si no te gusta la idea, también puedes subir a la torre panorámica en la que encontrarás paquetes de comida y cena bufete o a la carta, y en ambos casos te incluye la visita al mirador.

Ferry en las cataratas
Foto: Hugo González, SinEmbargo.

El bufete ofrece ensaladas, carnes, pastas, mariscos y postres. Tiene un costo de $32CAD y no incluye bebidas.

Skylon Tower, Cataratas por la noche y zona de casinos.
Fotos: Hugo González, SinEmbargo.

Al caer la noche no te puedes quedar sin disfrutar de la vida nocturna que ofrece la ciudad con sus múltiples casinos, bares, antros, museos, centros de juegos de destreza y proyecciones de películas en formato 4D. Además, si ya quedaste maravillado con la belleza de las cataratas por el día, espera a verlas iluminadas con luces de colores cuando el Sol se haya ido.

OTTAWA: LA CAPITAL Y SU IMPONENTE ARQUITECTURA

Parlamento de Canadá.
Foto: Hugo González, SinEmbargo.

La capital de Canadá es parada obligatoria para que puedas admirar la arquitectura de Ottawa. Desde la enorme área que abarca el Parlamento canadiense y los monumentos históricos, hasta el Rideau Canal y sus actividades acuáticas, esta ciudad fronteriza con la provincia de Quebec es uno de los puntos turísticos más visitados en el país.

Jacques Cartier Park, Rideau Canal y Parlamento de Canadá.
Fotos: Hugo González, SinEmbargo.

Una vez ahí, puedes cruzar caminando el puente que te llevará a Gatineau, donde se encuentra el Jacques-Cartier Park, ideal para ir a caminar, correr, admirar el Río Ottawa o tomar un descanso. Entre los museos que los turistas deciden visitar están la Galería de Arte de Canadá, el Museo de Aviación y Espacio, y el Museo de la Guerra Canadiense.

MONTREAL: UN PEDACITO DE FRANCIA EN NORTEAMÉRICA

La Gran Rueda de Montreal.
Foto: Hugo González, SinEmbargo.

Montreal, la segunda ciudad más poblada de Canadá, está situada en la provincia de Quebec. A diferencia de otras ciudades en esta zona predomina más el idioma francés. Caminar por sus calles es una buena idea, aunque también puedes comprar la tarjeta para utilizar el Metro con un costo de $5CAD, y cada viaje tiene una tarifa de $3.50CAD.

Antes de recorrer la ciudad date la oportunidad de contemplarla desde lo alto del Monte Royal, ahí encontrarás un mirador para que tomes las mejores fotografías.

Basílica de Notre Dame, Estadio Olímpico, Viejo Montreal y Monte Royal.
Fotos: Hugo González, SinEmbargo.

En esta ciudad deberás visitar la Basílica de Notre Dame, que acapara las miradas de los turistas. Muy cerca de ahí, a unas cuadras, se encuentra el Puerto de Viejo Montreal, donde observarás los distintos muelles y las embarcaciones en el río mientras caminas por la orilla. Pero no olvides hacer una parada en la Gran Rueda, a la cual podrás subir y tiene un costo de $25CAD.

Si te gustan los deportes y eres un seguidor de las Olimpiadas, entonces el Parque Olímpico de Montreal te estará esperando a unos pasos de la estación del metro Pie-IX. Con tours que van desde los $30CAD tendrás la oportunidad de entrar al Estadio Olímpico, el área de albercas, la Villa Olímpica y un mirador, todo esto mientras un guía te explica la historia del recinto desde su construcción hasta el día de hoy.

¿QUÉ COMIDA NO PUEDES PERDERTE?

Plato de poutine. Foto: Hugo González, SinEmbargo.

Entre los alimentos típicos de Canadá tienes dos opciones: una dulce y una salada. Primero, no te quedes sin la oportunidad de probar el famoso Poutine, que es un platillo de la gastronomía de Quebec que contiene papas fritas, queso fresco, carne y salsa de carne. En algunos lugares también lo acompañan de camarones y patatas.

Beaver Tail, postre típico de Canadá.
Foto: Hugo González, SinEmbargo.

Para la hora del postre también te podrás deleitar con las Beaver Tails (Colas de Castor), una masa de trigo dulce y frita, que puede ir acompañada de miel de maple, chocolate y… ¡lo que tú quieras! Hay desde recetas sencillas hasta las más “gourmet”, todas igual de deliciosas.

Ahora que tienes una idea de algunos de los destinos más importantes de Canadá, ¿estás listo para tu próximo viaje?